95 gramos de CO2; así afectará a las marcas y a tu bolsillo

Emisiones de CO2 en 2020

En cuestión de pocos días, la industria de la automoción vivirá en Europa uno de los capítulos más duros que se recuerda de los últimos años. Desde el próximo 1 de enero de 2020 y hasta el 31 de diciembre del próximo año, las marcas tendrán que pasar un duro examen, conocido como la normativa de los 95 gramos de emisiones de CO2.

Se trata de una nueva ley que entra en vigor en 2020 y que lo que hace es obligar a todas las marcas de automóviles a tener una media de emisiones en sus ventas de 95 gramos de CO2 por kilómetro recorrido. Hablamos, por tanto que los coches que matriculen las marcas a partir del próximo año deberán tener esa cifra mencionada de los 95 gramos de emisiones de CO2 por kilómetro recorrido.

¿Y qué ocurre si no cumplen esta normativa? Pues que los fabricantes lo pasarán mal. Entre otras razones porque Europa impondrá una multa de 95 euros por cada gramo de más que emita cada coche matriculado y vendido en el Viejo Continente.

Aunque esto, a simple vista, pueda parecer sencillo, en realidad las marcas han sacado la calculadora ya que podrían enfrentarse a multas millonarias que incluso algunas de ellas podrían plantear la viabilidad de muchas empresas automovilísticas.

¿Qué excepciones tiene esta regla?

Esta normativa que fue aprobada por la Unión Europea en 2014 tiene algunos aspectos a tener en cuenta. El primero de ellos es que esta normativa no afecta a aquellos fabricantes que produzcan menos de 1.000 unidades al año. De esta manera, estas marcas de nicho, que suelen fabricar coches muy potentes quedarían completamente exentos de cumplir con esta regulación.

Otro aspecto a tener en cuenta son aquellos fabricantes que son más minoritarios. Hablamos de marcas con menos ventas en Europa y que no lleguen a las 300.000 unidades al año. Estas firmas no tendrán unas restricciones tan estrictas como el resto de fabricantes.

Y, por último, hay otra excepción que es una fórmula que se aplica para calcular las emisiones. En concreto, no solo se miden las emisiones de media sino que también se tienen que multiplicar por una serie de valores entre los que se incluye el peso del vehículo. De esta manera, aquellos vehículos más pesados, como los SUV, podrían tener algunos gramos más extra antes de que se les impusieran multas.

A ello hay que añadir que aquellos fabricantes que vendan coches por debajo de los 50 gramos de CO2 una cifra que se consigue por medio de incluir versiones híbridas enchufables, también tendrán cierto beneficio. En concreto, entre el año 2020 y el año 2022, aquellos coches por debajo de los 50 gramos tendrán una mayor ponderación en la media respecto al resto de vehículos.

Menos gasolina, más diésel y más modelos electrificados

Es la tendencia que veremos en este 2020. Para empezar, a las marcas lo que les tiene que interesar a partir de ahora es aumentar la cuota de ventas de diésel, según aseguran desde Faconauto.

En concreto, si a día de hoy la cuota de diésel ronda el 27% se tiene que prácticamente doblar hasta casi el 50%. La principal razón que señalan desde esta organización de consumidores es que los coches diésel expulsan menos emisiones de CO2 y de ahí que sea más fácil bajar la media de emisiones.

En cuanto al porcentaje restante el otro casi 50% debe incorporar coches de gasolina, híbridos e híbridos enchufables, a los que Faconauto considera como una parte importante de la solución.

Aumento de la oferta de coches electrificados

La llegada de esta normativa, además, producirá un aumento considerable de la oferta de coches electrificados. Según la organización europea Transport & Environment señala que en en los próximos años, el número de coches electrificados se multiplicará por tres o incluso por cuatro llegan a alcanzar la cifra de más de 200 modelos a elegir.

En concreto, este estudio señala que de aquí a 2021 la oferta de eléctricos crecerá en 90 modelos mientras que la de enchufables aumentará hasta los 118 modelos. Según esta ONG la proliferación de este tipo de modelos es clave para cumplir con la normativa de los 95 gramos de CO2.

¿Qué marcas son las que están mejor posicionadas?

En cuanto a las multas, según un informe de Moody’s, esta agencia de calificación señala que los fabricantes podrían enfrentarse a unas multas de entre 2.000 y 11.000 millones de euros a partir de 2021 en el caso de no cumplan con la normativa de los 95 gramos de emisiones.

Eso sí dentro de estas sanciones, hay marcas que están más expuestas a recibir las multas. Entre las más que tienen más posibilidades, este informe señala que podrían ser marcas como “Volkswagen, Fiat Chrysler, Ford, Hyundai y Kia”, entre otras.

En este sentido, este informe estima que Volkswagen podría recibir unas multas de casi 4.000 millones de euros, Fiat Chrysler rondarían los 1.300 millones de euros de multas y Hyundai se situaría en 1.200 millones de euros. Otras marcas que también podrían recibir multas millonarias son Daimler con 1.100 millones y de euros y Ford, con una cantidad similar.

Precisamente todas estas firmas ya han presentado o lo harán próximamente vehículos eléctricos o electrificados para tratar de reducir sus emisiones.

Por el contrario, la firma mejor posicionada para lograr esta cifra de los 95 gramos es Toyota, una firma que estima lograr para 2021 unas emisiones de 88,5 gramos de CO2 de media. Entre las marcas que no tendrán problemas encontramos a Tesla y Smart que en 2020 solo venderán eléctricos.

¿Los coches serán más caros?

Sí podría ser. Es otra de opciones que barajan muchos fabricantes. En este sentido, desde Nissan han señalado que aquellos fabricantes que reciban sanciones podrían aumentar el precio de sus coches entre 1.000 y 2.500 euros por vehículo, según ha señalado Marco Toro, consejero de Nissan Iberia.

Según este fabricante, se estiman unas sanciones de 14.000 millones de euros, unas multas que, según Nissan, no solo serán para los fabricantes sino que también serán para los países. En este sentido, España podría recibir una sanción de más de 50 millones de euros en 2020.

Para cumplir con este objetivo en 2020, España, señalan desde Nissan, deberá pasar de una cuota de mercado de eléctricos del 1% al 4%.

¿Será una realidad un porcentaje similar de eléctricos? Pues habrá que esperar los próximos meses para saberlo. Pero de lo que sí estamos seguros es que la oferta de eléctricos y electrificados crecerá notablemente a corto plazo.

Renault ZOE

El coche eléctrico perfecto para la ciudad
8/10
25.800 € - 35.700 €
PVP
Leer opinión Comparar ofertas

Nissan Leaf

Una apuesta eléctrica ideal para la familia
9/10
35.620 € - 46.120 €
PVP
Leer opinión Comparar ofertas