SEAT Arona, Volkswagen T-Cross o Skoda Kamiq. ¿En qué se diferencian?

Grandes SUV compactos

Primero fueron los SUV compactos o SUV-C, que es como se les conoce dentro del sector. Era el paso lógico de los trasladas el éxito de los modelos compactos (Volkswagen Golf, Renault Mégane…) a la categoría SUV. Tras instaurarse esa categoría, llegaron los SUV urbanos, que tienen el sobrenombre de SUV-B… Y aquí el movimiento ha sido similar, ya que se trataba de hacer variantes SUV de modelos como el SEAT Ibiza, el Volkswagen Polo, etc.

Pues bien esta estrategia, ya podemos decir que, a día de hoy, es todo un éxito. Entre otras cosas porque los SUV-B o SUV urbanos es el segmento que más crece en España. Y lo está haciendo a un ritmo del 16% en 2019, un porcentaje elevadísimo si tenemos en cuenta que el mercado actual está en descenso.

Es tal el auge que está cogiendo este tipo de vehículos que fabricantes como SEAT podemos decir que ya venden más Arona, el modelo que compite en esta categoría de SUV-B, que Ibiza, el coche tradicional y con una enorme tradición en SEAT.

Pues bien, hoy vamos a analizar aquí una comparativa entre los tres todocaminos urbanos o SUV-B que ofrece el Grupo Volkswagen. Hablamos del SEAT Arona, del Volkswagen T-Cross y del Skoda Kamiq.

Y para empezar el análisis comenzaremos primero con su fecha de lanzamiento. Y aquí tenemos que decir que el SEAT Arona fue el primero en llegar. En concreto, SEAT inició la comercialización del Arona en la primavera de 2017. Desde entonces, el crecimiento de este modelo ha sido espectacular: 2.500 unidades vendidas en 2017; 19.500 unidades en 2018 y 18.000 unidades en 2019, hasta el mes de agosto (se estima que cierre el año con más de 25.000 coches vendidos del Arona).

El segundo modelo del grupo en llegar el mercado ha sido el Volkswagen T-Cross, que ha comenzado a comercializarse algo después, en marzo de 2019. Y el último en llegar ha sido el Skoda Kamiq, que está desembarcando estos días en los concesionarios de la marca.

¿Son todos iguales?

La respuesta es no. No son todos iguales. Es cierto que tienen elementos en común, pero también difieran en muchas cosas. Y comenzando por lo que no se ve, podemos señalar que los tres comparten un mismo componente: la plataforma. Es lo que también se conoce como estructura. Los tres modelos, al ser del Grupo Volkswagen, tienen una plataforma común, que es la que la compañía denomina MQB-A0. 

Se trata de una estructura introducida por primera vez en el Seat Ibiza y poco después en el Volkswagen Polo. Una plataforma que, por tanto, ahora se utiliza en el SEAT Arona, Volkswagen T-Cross y Skoda Kamiq. Eso sí, con alguna diferencia. Entre otras cosas porque mientras que la estructura del Arona y T-Cross es prácticamente la misma (la prueba de ello es que ambos tienen la misma distancia entre ejes) en el Kamiq ofrece una versión más alargada.

De ahí que tanto SEAT con el Arona como Volkswagen con el T-Cross cuenten con una longitud muy similar, que ronda los 4,10 metros; mientras que el Kamiq, al disponer de una estructura alargada, ofrezca una mayor longitud (4,24 metros).

Aquí, por tanto, viene la primera gran diferencia. Y no es otra que el Kamiq será el modelo que ofrece más espacio para las piernas de los ocupantes traseros. Cabe señalar, eso sí, que el Volkswagen T-Cross ofrece que los asientos de la segunda fila puedan desplazarse longitudinalmente hasta 14 centímetros. Se trata de una particularidad muy interesante que, por ejemplo, el SEAT Arona y el Skoda Kamiq no pueden contar con ella, ya que la banqueta trasera en estos dos modelos es fija.

Continuando con la habitabilidad y dejando de lado el espacio para las piernas, donde ya hemos dicho que el Kamiq supera a todos, el resto de cotas son muy parecidas en todos ellos. La anchura, por tanto, ronda en los tres modelos los 138-140 centímetros delante y los 132 centímetros detrás. Y la altura libre al techo se sitúa en torno a los 103 centímetros delante y unos 95-98 centímetros detrás.

Maletero.

En cuanto al maletero, los tres modelos ofrecen también una capacidad de carga similar. Por ejemplo el SEAT Arona cuenta con 400 litros y el Skoda Kamiq también dispone de la misma capacidad de maletero.

Por su parte el Volkswagen T-Cross, tiene una capacidad mínima de 385 litros, cuando los ocupantes traseros tienen deslizada hacia detrás la banqueta trasera. Por el contrario, si optan por correr la banqueta hacia delante, la capacidad del maletero asciende hasta los 455 litros, la mayor capacidad de la categoría.

Motores.

En cuanto al apartado de motores, también hay algunas diferencias. Sobre todo en lo que a la mecánica de Gas Natural Comprimido (GNC) se refiere. Entre otras cosas porque, a día de hoy, el SEAT Arona es el único modelo que incorpora una versión GNC, que le dota de la etiqueta ECO, aunque le resta capacidad de maletero.

Skoda, con el Kamiq, también ha anunciado esta versión de GNC, sin embargo, llegará un poco más tarde. Y Volkswagen, con el T-Cross, por el momento no la oferta.

Sí son comunes mecánicas como el 1.0 TSI de 95 y 115 CV y el 1.6 TDI de 95 CV. Estos tres motores los ofrecen los tres modelos: Arona, T-Cross y Kamiq.

Pero también cabe señalar que tanto la gama mecánica del Arona como la del T-Cross es algo más amplia ya que ambos también cuentan con versiones más potentes: 1.6 TDI de 115 CV y 1.5 TSI de 150 CV.

Seguridad.

En relación a la seguridad, los tres modelos obtienen la máxima puntuación de EuroNCAP, las cinco estrellas. Por lo tanto, en este sentido, no hay diferencias. Donde sí hay alguna distinción es en la puntuación total conseguida por los tres modelos. Si tomamos como referencia ese valor, donde la máxima nota es 400, entonces vemos que el T-Cross ocupa la primera posición (344 puntos), seguido del Kamiq (337 puntos) y del Arona (312 puntos).

Equipamiento y precio.

En cuanto a los precios, podemos señalar que tanto el SEAT Arona como el Skoda Kamiq cuentan con unos precios similares. De hecho, apenas hay unos 200 euros de diferencia entre uno y otro, ya que se sitúan en torno a los 18.500 euros ambos coches.

Sí es más caro el T-Cross, que parte de unos precios que casi llegan hasta los 19.000 euros. Por tanto, el T-Cross es unos 1.500 euros más caro que estos dos rivales.

Y en relación al equipamiento, de todos ellos el que mejor equipado viene es el Kamiq. De serie cuenta con arranque en pendiente, mantenimiento de carril, cambio automático de luces, front assist, luces de led y pantalla táctil de ocho pulgadas.

El Arona, por su parte, no ofrece el mantenimiento de carril ni el cambio de luces pero suma el sensor de parking trasero, el control de velocidad de crucero y el detector de fatiga.

Y el T-Cross es el menos equipado de los tres, ya que no ofrece elementos como las llantas de 16 pulgadas o el arranque en pendiente que sí cuentan el Arona y el Kamiq.

En carwow puedes configurar el SEAT Arona, el Volkswagen T-Cross y el Skoda Kamiq para aprovechar las grandes ofertas de nuestra red de concesionarios.