Así es el nuevo Toyota GR Yaris del que todo el mundo habla

El Toyota GR Yaris es la última creación de la marca japonesa, sin embargo, a diferencia de la mayoría de modelos de Toyota, no es híbrido y la deportividad es su principal prioridad. En los últimos días todo el mundo está hablando de él, vamos a ver por qué.

El Toyota Yaris es un urbano que ha estrenado su última generación hace pocos meses. Se trata de un modelo que ha ganado una gran popularidad en los últimos años gracias a su sistema híbrido, que le permite obtener la etiqueta ECO de la DGT y tener consumos muy contenidos en entornos urbanos.

Si tienes en mente comprar un Toyota Yaris te recomendamos que configures uno con nosotros para ver cuánto puedes ahorrar gracias a las ofertas de nuestros concesionarios oficiales. Su precio de partida es de 21.800 euros, pero en carwow te ofrecemos un ahorro medio de 2.968 euros.

Sin embargo, nuestro protagonista de hoy poco o nada tiene que ver con el Yaris convencional, con el que comparte el nombre y un lenguaje estético parecido. El Toyota GR Yaris es un auténtico vehículo deportivo de reducidas dimensiones, una versión de altas prestaciones que alcanza los 260 CV de potencia.

Ir al configurador

¿Por qué hace Toyota un coche de estas características?

La competición es la respuesta que mejor justifica la producción de este coche. Desde hace unos años Toyota viene compitiendo en distintas categorías del Mundial de Rallyes con la anterior generación del Yaris y cosechando buenos resultados.

Para poder homologar su nueva generación esta tiene que venderse en el mundo real (aunque evidetemente el Toyota GR Yaris tendrá diferencias notables con la versión de competición). Esto explica qué Toyota se haya decidido a comercializar un modelo que básicamente contradice su estrategia híbrida y ecológica de los últimos años, nosotros solo podemos alegrarnos por ello.

Por desgracia esta producción estará limitada a tan solo 20.000 unidades a nivel mundial, de las cuales 500 llegarán a España. Probablemente no duren demasiado en el mercado, por lo exclusivo del modelo y por su atractivo precio de partida 32.900 euros.

¿Cómo es el Toyota Yaris GR?

El motor del Toyota Yaris es un tricilíndrico de tan solo 1,6 litros, pero que produce unos sorprendentes 260 CV gracias a un turbo, del que no se conoces especificaciones concretas, pero que probablemente acaricie los 2 bar de presión de soplado (mucho para un coche de serie).

Esto permite que el GR Yaris acelere de 0 a 100 km/h en 5,4 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 230 kilómetros por hora. Su sonido está condicionado por sus tres cilindros y su reducido cubicaje, por lo que este sea uno de los pocos puntos mejorables del GR Yaris.

Y es que los que ya lo han conducido dicen de él que su comportamiento dinámico, lo que realmente importa, es difícil de encontrar actualmente en otros modelos de producción, incluso aquellos que sobre el papel deberían ser deportivos.

Su sistema de tracción total cuenta con un sistema de reparto de par variable en función del modo de conducción seleccionado, por lo que puede enviar más o menos potencia a un eje u otro para influir en el comportamiento.

Otros elementos del conjunto, como el propio chasis, la suspensión o el equipo de frenos también han sido modificados para ofrecer un buen rendimiento tanto en circuito como en pista sin asfaltar, ya que el Yaris GR también promete igual o más efectividad en superficies de baja adherencia.

Adicionalmente se puede contar con un pack denominado “Circuit Pack” que sube la factura unos 5.000 euros y a cambio monta unas llantas forjadas de menor peso, neumáticos deportivos, suspensión mejorada y sobre todo dos diferenciales autoblocantes Torsen para gestionar mejor la tracción a la salida de curva.

Sea con pack o sin el lo cierto es que parece que Toyota ha lanzado un coche “de esos que ya no quedan”, que con su carácter deportivo y su cambio manual hará las delicias de aquellos conductores que prefieran un buen tramo de curvas a un consumo reducido.