Prueba del BMW X6 2020: el pionero de los SUV coupé

X6: rival del GLE Coupé y Q8

Para BMW el año 2019 que ahora acaba ha sido especial. Entre otras cosas porque ha renovado dos de sus principales iconos, como son el Serie 1 o el Serie 3. Pero también porque la firma alemana continúa potenciado su gama X, sus modelos SUV.

Conviene recordar en este sentido que para BMW sus modelos todocamino y todoterreno ya suponen un 40% del total de sus ventas. En este sentido, desde que se lanzara el primer X, el BMW X5, y hasta la fecha, BMW ya ha comercializado siete millones de unidades de este tipo de modelos.

Pues bien, de todos ellos, los más conocidos son el BMW X5, BMW X3 y BWM X1, pero tampoco nos podemos olvidar del nuevo BMW X6, que el equipo de carwow ha tenido la oportunidad de conducir durante su presentación nacional en Madrid.

Un modelo que va ya por su tercera generación y está a la venta desde 81.650 euros, si bien gracias a los acuerdos con los concesionarios de carwow, en este modelo se puede conseguir un ahorro medio de unos 15.100 euros siempre que financie con el concesionario. A continuación vamos a detallar todass las características de este modelo.

Nuevo BMW X6 2020: el cuarto X más vendido en BMW

Como decíamos anteriormente, de cada 10 coches que vende BMW, 4 son X, es decir son todocaminos o todoterrenos. Sin embargo, de todos ellos, los principales son el X1, X3 y X5. Del X6 hasta la fecha y desde el año 2007 se han comercializado unas 450.000 unidades, de las que algo más de 8.000 se han vendido en España.

Se trata de una cifra modesta, sobre todo si se compara con otros X de la marca. Pero tenemos que reconocer y en este sentido hay que darle un punto positivo a BMW que el X6 fue el pionero de un tipo de carrocería que apenas existía.

Hablamos de los SUV coupé, un tipo de todocamino con línea descendiente del techo que entre sus competidores no existía y, de hecho, no ha sido hasta 2015 cuando Mercedes ha introducido el GLE Coupé y Audi ha hecho lo propio con el Q8.

Poderoso frontal

Comenzando por el diseño, el frontal de este coche es uno de los elementos más llamativos. Sobre todo su parrilla, que toma unas dimensiones descomunales. Este elemento, la gran parrilla, viene a ser un ‘clásico’ ya en la marca, puesto que es la seña de identidad del X7 y también de este nuevo X6. Además, en esta ocasión la parrilla se puede iluminar, lo que crea algo todavía más insólito.

Continuando con su estética, también nos quedamos con su línea de techo coupé, con las aberturas, a modo de branquias, de los laterales, que permiten una mejor y más aerodinámica canalización del aire.

Del interior, todo son buenas palabras. Ahora ofrece unos mejores acabados y terminación y un entorno más digital, con una pantalla de 12,3 pulgadas y un sistema de información y entretrenimiento donde sobresale el asistente virtual ‘Hola BMW’ y la posibilidad de incluir Android Auto a partir de 2020, algo que es toda una novedad en la marca bávara.

Tamaño desorbitado, plazas traseras justas

Otro aspecto que llama la atención en este BMW X6 es su tamaño. Conviene recordar en este sentido que el X6 comparte muchos elementos con el X5, al que podemos incluso llamar ‘primo-hermano’.

Frente a este, el X6 mantiene la plataforma, la longitud y la anchura pero, a cambio, es mucho más bajo. Esta es su principal seña de identidad, que es unos cinco centímetros más bajo que el X5.

Respecto al anterior X6, apenas hay grandes modificaciones. La batalla es, quizás, el elemento que más crece, con un incremento de cuatro centímetros. En total, estamos hablando de 4,93 metros de largo, 2 metros de ancho y 1,69 metros de alto. Una vez en el interior, comprobamos su habitabilidad. Y aquí tenemos que reconocer que el BMW X6 no es tan fiero como lo pintan. Delante hay una buena habitabilidad. En la unidad probada, la anchura para los hombros es muy llamativa y la altura entre la banqueta y el techo es sobresaliente.

Sin embargo, detrás, el espacio no es tan bueno. No tanto en la distancia para las rodillas que sí es bueno. Por el contrario, sí es más escaso en la distancia entre la banqueta y el techo. Aquí apenas quedan unos pocos centímetros libres. Además, una quinta persona no tendría apenas hueco para acomodarse de forma correcta.

En relación al maletero, el X6 cuenta con 580 litros, la misma cifra que la generación anterior.

Motor potente, aunque algo ruidoso

En cuanto a los motores disponibles el X6 ofrece los diésel xDrive30d con 265 y el M50d con 400 CV. Los gasolina son el 40i de 340 CV y el M50i de 530 CV.

De todos ellos el más razonable es la versión que hemos probado. Se trata del xDrive30d un motor que es poderoso, que empuja desde bajas vueltas, que se puede estirar de forma razonable y que ofrece cierto dinamismo.

Es un motor, eso sí, que es algo ruidoso en aceleraciones desde parado. Y que también es algo gastón, puesto que la versión probada ofrece un consumo medio de 7,5 litros, pero que luego en condiciones reales sube hasta los 9 litros.

Comportamiento sobresaliente

Es el mejor apartado de este X6. Lo que más nos ha gustado. Hablamos de su comportamiento, su dinamismo, que es sobresaliente. Llama la atención lo bien que va este SUV sobre todo si tenemos en cuenta su enorme tamaño.

Parece mentira que a un coche de casi cinco metros de longitud y de 2,2 toneladas de peso le sienten tan bien las curvas. Incluso con un ritmo elevado en la conducción, la carrocería no balancea, la caja de cambios automática de ocho velocidades responde con rapidez y a ello se suma una gran tracción gracias a su sistema 4×4.

Por último, llama la atención, también, su gran tecnología, si bien muchos de los elementos son opcionales. De serie incorpora elemento como los faros de led, las llantas de 19 pulgadas, el control gestual, la llamada de emergencia, la tapicería de cuero y los tres años de garantía.

Sin embargo, la unidad probada contaba con elementos como los faros de láser, que son uno de los elementos opcionales más interesantes…

Conclusión

El BMW X6 ha sido siempre el pionero de los SUV coupés. De hecho, podemos señalar que fue uno de los creadores de este tipo de carrocerías todocamino con la línea de techo tendido. Tras el X6 surgieron luego otros modelos como sus principales rivales. Hablamos de modelos como el Mercedes GLE Coupé o el Audi Q8.

Entre sus puntos fuertes destaca especialmente por su comportamiento, con un dinamismo fuera de lo normal para superar las dos toneladas y rozara los cinco metros. Entre los aspectos mejorables, tenemos que señalar que la habitabilidad trasera no es excesivamente amplia y su consumo es algo elevado. Y por último, su precio, que tampoco es precisamente contenido.

BMW X6

Un 4x4 en un SUV con estilo coupé muy distinguido
8/10
81.650 € - 151.100 €
PVP
Leer opinión Comparar ofertas