BLACK FRIDAY Desde el 11 al 29 de Noviembre

Opinión del nuevo Hyundai Tucson

Buena relación calidad-precio y etiqueta ECO

7/10
Puntuación carwow
Esta es la valoración de nuestros expertos tras probar el coche
  • Muy cómodo
  • Buena equipación de serie
  • Buen espacio interior
  • Diseño poco original
  • Interior soso
  • Maletero justo

24.750 € - 45.665 € Gama de precios

5 Asientos

4,3 - 7,5 l/100km

Resumen general

El Hyundai Tucson es un SUV compacto que se ubica dentro del segmento SUV-C, que es uno de los más disputados en el mercado automovilístico español. Esta generación, que es la tercera del modelo, ha recibido recientemente una actualización que incorpora mecánicas microhíbridas a la gama, por lo que ahora el Hyundai Tucson puede obtener la etiqueta ECO de la DGT.

El Tucson es uno de los SUV compactos más vendidos en España, aunque nunca ha conseguido arrebatar al Nissan Qashqai el título de líder del segmento. El Hyundai tiene a su favor un precio de partida algo más bajo que su rival japonés.

Destaca por ofrecer un buen confort de marcha y unas calidades interiores correctas, aunque los acabados interiores están realizados en plásticos que no son muy llamativos, por lo que podemos decir que el diseño interior es algo sobrio. Su agilidad es normal, pero le permite reaccionar de manera segura en maniobras algo más bruscas. Además el interior está bien aislado acústicamente, lo que permite completar viajes largos con un buen confort interior.

La posibilidad de contar con mecánicas microhíbridas amplía notablemente la oferta del Hyundai Tucson que ahora puede obtener el distintivo medioambiental ECO de la DGT y beneficiarse así de todas las ventajas fiscales y de circulación en áreas restringidas a otros distintivos.

Además esta actualización mecánica puede ayudar a reducir los consumos de los propulsores diésel, uno de los aspectos más criticables de este modelo. Por el contrario el maletero pierde algo de capacidad debido a la batería del sistema microhíbrido.

Tanto en diésel como en gasolina contamos con dos motorizaciones, que se ofrecen en distintos niveles de potencia. El 2.0 CRDi de 185 CV y el 1.6 T-GDi de 177 CV cuentan con tracción total, aunque en el segundo es una opción que conlleva un sobrecoste. Esto permite al Tucson tener cierta capacidad fuera de carretera, aunque hay modelos más aventureros en el mercado, como por ejemplo el Jeep Compass.

Hay cuatro acabados disponibles que se denominan Essence, Klass, Tecno y Style. Tienen un equipamiento generoso, algo común en marcas asiáticas, pero que apenas permite elementos opcionales, por lo que hablamos de líneas de equipamiento bastante cerradas.

En carwow podrás comparar las mejores ofertas y elegir el precio que más se amolde a ti para comprar tu nuevo Hyundai Tucson.

Con un PVP mínimo de 24.750 € y un máximo de 45.665 €, el Tucson se sitúa como una muy buena opción, y más aún teniendo en cuenta las grandes ofertas de nuestra red de concesionarios.

Configura el acabado y el motor que más te interesen y disfruta de un ahorro medio de hasta 5.331 €.

Motor – Acabado

PVP Ahorro medio carwow*
1.6 GDI 97kW 131CV Essence BE 4X2 5dr 24,750 € 5,292 €
1.6 CRDI 85kW 116CV Essence 4X2 5dr 26,750 € 5,592 €
1.6 GDI 97kW 131CV Klass BE 4X2 5dr 27,050 € 6,314 €
1.6 CRDI 85kW 116CV 48V Klass 4X2 5dr 30,515 € 6,097 €
1.6 TGDI 130kW 177CV Klass 4X2 5dr 30,515 € 5,971 €
1.6 CRDI 85kW 116CV 48V SLE 4X2 5dr 31,315 € 6,175 €
1.6 GDI 97kW 131CV Tecno 4X2 5dr 31,565 € 6,242 €
1.6 CRDI 85kW 116CV 48V Tecno 4X2 5dr 33,865 € 6,964 €
1.6 CRDI 100kW 136CV 48V Style DT 4X2 5dr 41,065 € 7,126 €
1.6 TGDI 130kW 177CV Style DT 4X4 5dr 42,265 € 7,212 €
2.0 CRDI 136kW 185CV 48V Style AT 4X4 5dr 45,665 € 7,575 €

*Precio sujeto a financiación con el concesionario.

Contamos con mecánicas diésel y gasolina, las de gasóleo cuentan con un sistema microhíbrido de 48 V que les permite obtener la etiqueta ECO de la DGT. No hay anunciadas versiones híbridas convencionales o enchufables, por lo que es probable que haya que esperar a la siguiente generación del Tucson para poder contar con alternativas de propulsión electrificadas.

En gasolina encontramos dos propulsores de 132 y 177 CV de potencia. Curiosamente el primero no cuenta con sobrealimentación, es atmosférico y no tiene turbo, algo difícil de encontrar en el mercado actual. Se denomina 1.6 GDI, produce 132 CV de potencia y se asocia obligatoriamente a un cambio manual de seis velocidades y tracción delantera.

La otra opción gasolina es del mismo cubicaje, nos referimos al 1.6 T-GDi, que en esta ocasión si cuenta con un turbocompresor de sobrealimentación que permite obtener esa potencia extra. Este propulsor puede contar con tracción delantera o total y optar por un cambio manual de seis velocidades o automático de doble embrague y siete marchas.

Por su parte en diésel nos encontramos con dos motores de 1,6 y 2 litros de cubicaje. El 1.6 CRDi se ofrece con 116 y 136 CV, el más potente se puede asociar a un cambio automático de siete velocidades y doble embrague. Después está el 2.0 CRDi, que sólo se ofrece con 185 CV, cambio automático de 8 velocidades con convertidor de par y tracción a las cuatro ruedas.

Las tres opciones diésel se pueden asociar al ya mencionado sistema microhíbrido de 48 V, este cuenta con un pequeño motor eléctrico de 16 CV que apoya al motor térmico en las fases de aceleración, lo que permite reducir el consumo. También actúa como motor de arranque, y puesto que la batería tiene mayor capacidad, permite que el sistema start and stop mantenga el motor de combustión apagado durante más tiempo si nos encontramos detenidos, en un semáforo por ejemplo.

En carwow hemos tenido la oportunidad de probar los motores diésel 1.6 CRDi de 136 CV y 2.0 CRDi de 185 CV. Ambos presentan un buen refinamiento, tanto de marcha como sonoro, las vibraciones no son excesivas y tampoco la rumorosidad. El primero consigue mover correctamente al Tucson, pero en adelantamientos y puertos de montaña puede verse algo justo, algo que no ocurre con el más potente.

Los consumos de ambos rondaron los siete y ocho litros a los cien respectivamente, es una cifra algo elevada para propulsores diésel y que la micro hibridación parece no reducir excesivamente. Los dos cambios automáticos responden bien aunque es cierto que se echan en falta levas de cambio detrás del volante.

El sistema microhíbrido funciona de manera sutil, no somos capaces de percibir cuando el motor eléctrico entra en acción para apoyar las aceleraciones, así que eso es un punto muy positivo para el Hyundai Tucson. Sí contamos con una gráfica en la pantalla principal que nos informa del funcionamiento del sistema.

Lo que sí hemos apreciado es que el tacto del freno se hace algo extraño debido al sistema de recuperación de energía en frenada, nada que no se pueda sobrellevar una vez nos acostumbramos al tacto del pedal y las reacciones del sistema.

El Hyundai Tucson se ofrece con cuatro niveles de equipamiento cerrados, son: Essence, Klass, Tecno, Style y N Line. Con cerrados nos referimos a que apenas hay equipamiento opcional, por lo que si queremos incorporar algún elemento en concreto tendremos que optar por el acabado que lo incorpore de serie.

Essence

En el primer acabado, denominado Essence, nos encontramos con un equipamiento ya de por sí completo. Los elementos que se incorporan de serie son: llantas de 16 pulgadas, encendido de luces automático, luces diurnas LED, pantalla de cinco pulgadas, entradas de audio mediante cable auxiliar y USB, conexión Bluetooh para teléfono, ordenador de viaje, climatizador, retrovisores eléctricos y calefactables, control de velocidad de crucero y sensor de aparcamiento trasero.

Klass

El siguiente escalón es el Klass, y añade elementos como las llantas de 17 pulgadas, faros antiniebla delanteros, faros traseros e intermitentes con tecnología LED, reglaje lumbar de los asientos eléctrico, pantalla de 7” compatible con Android Auto y Apple Car Play, cámara trasera de aparcamiento, salidas de ventilación para las plazas traseras y freno de mano eléctrico.

Tecno

La gama alta comienza con el acabado Tecno que ya incorpora llantas de 18 pulgadas, cristales traseros tintados, faros con tecnología LED, faros adaptativos, asientos calefactados, pantalla de 8 pulgadas compatible con Android Auto y Apple Car Play, radio digital, cargador inalámbrico, navegador, arranque y acceso sin llave, control automático de las luces largas, sensor de lluvia, sensor delantero de aparcamiento, sistema de reconocimiento de señales y sistema activo de cambio involuntario de carril.

Style

El acabado tope de gama se denomina Style y añade una larga lista de elementos tecnológicos y estéticos, como las llantas de 19 pulgadas, el volante calefactado, reglajes eléctricos de los asientos, ventilación en los asientos delanteros, sistema de cámaras de 360 grados, apertura manos libres del portón del maletero, sistema de detección de objetos en el ángulo muerto, alerta de trafico cruzado en maniobras, sistema de frenada de emergencia con detección de peatones y sistema de detección de fatiga del conductor.

N Line

La última incorporación a la gama Tucson ha sido el acabado N Line, que permite contar con un aspecto más deportivo gracias a determinados elementos estéticos y mecánicos. Incorpora llantas de 19”, elementos de la carrocería y las llantas en negro y una suspensión mejorada. Todos estos cambios se inspiran en el departamento deportivo de reciente creación de la marca coreana, que ha lanzado con mucho éxito entre el público modelos como el Hyundai i30 N y el i30 N Sportback.

Colores

Encontramos una amplia paleta de pinturas para la carrocería del Hyundai Tucson, ni más ni menos que 12 tonos. Entre todos ellos nosotros nos quedamos con el Engine Red, exclusivo para el acabado N Line y que no tiene sobre coste.

El resto de las opciones son el Shadow Grey, Phantom Black, Olivine Grey, Platinum Silver, Moon Rock, Micron Grey, Ara Blue, White, Sand, Fiery Red y Polar White. Estas pinturas pueden ser sólidas o metalizadas y tienen un sobre coste de entre 570 y 250 euros.

El Hyundai Tucson mide 4,47 metros de largo, por lo que podemos clasificarlo dentro de los SUV del segmento C. Este es uno de los segmentos más disputados ya que atrae a muchos clientes por las dimensiones “manejables” y la buena habitabilidad interior que suelen ofrecer estos modelos.

De esta manera el Hyundai Tucson se enfrenta a una larga lista de competidores que roza los treinta modelos, entre los que nosotros destacamos los siguientes: Seat Ateca, Nissan Qashqai, Peugeot 3008, Kia Sportage, Volkswagen Tiguan, Citroën C5 Aircross u Opel Grandland.

El Hyundai Tucson se fabrica en la planta que la firma coreana tiene en Nosovice, República Checa. En esta factoría también se ensamblan otros modelos como el ix20 o el Hyundai i30. Es un claro reflejo de la transformación que ha sufrido Hyundai, que en la última década ha llevado a cabo un esfuerzo estratégico importante para aproximar sus calidades a las de las marcas europeas, la jugada ha salido realmente bien y el Hyundai Tucson es una clara prueba de ello.

Las medidas del Hyundai Tucson son 4,48 metros de largo, 1,86 metros de ancho y 1,65 metros de alto, con estas cotas se coloca en la parte media del segmento, donde encontramos otros modelos más grandes como el Honda CRV o más pequeños como el Seat Ateca.

Así el maletero alcanza los 513 litros de capacidad y se queda también en la zona media del segmento, superando por ejemplo al Nissan Qashqai (430 litros), pero quedándose por debajo de otros pesos pesados del segmento como el Volkswagen Tiguan (615 litros).

Las plazas traseras ofrecen una buena habitabilidad en todas las direcciones, sobre todo en anchura y distancia libre al techo. Por tanto cuatro adultos de buena estatura pueden viajar con total confort. La plaza central, como ocurre en la mayoría de sus rivales, se queda prácticamente reservada para un uso muy concreto en trayectos cortos o con niños.

Conclusión

El Hyundai Tucson es un claro ejemplo de SUV compacto. Sus dimensiones permiten que circular en ciudad siga siendo cómodo, pero a la vez ofrece espacio suficiente para realizar largos viajes con cuatro pasajeros y su equipaje.

Nos quedamos con su calidad de rodadura así como por la capacidad de aislamiento acústico que consigue. La habitabilidad en las plazas traseras es muy correcta y el maletero está ligeramente por encima de el de la mayoría de rivales.

Su interior es algo sobrio pero está bien rematado, echamos en falta la posibilidad de contar con un sistema de instrumentación digital. La pantalla tiene una buena colocación y los gráficos y menús, sin ser los mejores del mercado, son correctos.

La gama mecánica es muy amplia y ofrece versiones 4×4, algo que agradecerán los más aventureros. Pero sin duda el mejor punto es para las mecánicas micro híbridas, que nos permitirán circular con la etiqueta ECO de la DGT.

¿Estás buscando las mejores ofertas de Hyundai Tucson?

En carwow podrás comparar las mejores ofertas de coches nuevos de concesionarios locales y nacionales. Hyundai - Concesionario autorizado. ¡Ofertas increíbles y una experiencia de compra sin sorpresas inesperadas!

Compara ofertas de Tucson 5.786 € de ahorro medio