Plan Moves III Revisa las ofertas y toda la información del Plan Moves III para la compra de tu coche nuevo

Guía de colores y precios del Skoda Scala

El Skoda Scala es un modelo compacto completamente nuevo que desde el 2019 estrenó su primera generación. Se sitúa entre el Fabia y el Octavia y busca competir en un segmento cuyos rivales tienen gran prestigio. Hablamos del i30, Ceed, 308, Mégane o Corolla entre muchos otros. El equipo de carwow te trae los colores disponibles de carrocería del Scala con los que Skoda busca diferenciar su modelo. Elige el que más se ajuste a tus gustos y necesidades.

Blanco Candy – 348€

El Blanco Candy es una de las opciones de color del Skoda Scala que se adapta al estilo más discreto del coche, y también debería atraer a los compradores de segunda mano. Al ser una pintura sólida, el Candy White no brilla tanto como un blanco metálico equivalente, aunque es probable que sólo se note la falta de brillo en un día soleado. Como ocurre con todas las pinturas blancas de los coches, se ensuciará rápidamente si no se lava el coche con regularidad.

Azul Lava – 492€

El color de estas líneas es bastante oscuro y las escamas metálicas de la pintura dan un acabado muy brillante bajo la luz del sol. Una similitud entre este Azul Lava y el Titanio que veremos después, es que ambos tienen el mismo coste. Al igual que el anterior podría estar más asociado a las versiones deportivas, este color encaja mucho mejor con los equipamientos topes de gama orientados a dar un aire más premium.

Configura aquí tu Skoda Scala

Azul Titanio – 492€

Este color es el que solemos ver asociado a muchas de las versiones deportivas, RS, o camperas, Scout, de Skoda. Aunque puede adquirirse en las demás versiones, es cierto que encaja a la perfección con el Scala con acabados superiores ya que sale un poco de lo convencional y se posiciona como el color más distintivo y llamativo de la gama.

Rojo Velvet – 816€

Llegamos al último y más caro. El Rojo Velvet es sin duda el color más llamativo disponible para el Skoda Scala. Es probable que no veamos muchos pero de ser así, nos daremos cuenta de que le da al compacto un aspecto mucho más deportivo. Este Rojo es una opción muy útil para las versiones más prestacionales de Skoda. En caso de elegirlo en las motorizaciones menos potentes, una buena idea sería asociarlo al acabado Sportline que le resalta esa seña deportiva.