Días eléctricos de carwow Híbridos enchufables y 100% eléctricos en oferta

¿Qué es el tratamiento cerámico de la carrocería? Proceso, ventajas e inconvenientes de su aplicación

21 de julio de 2021 de

Las empresas dedicadas a la aplicación de barnices cerámicos para la carrocería de los coches no paran de proliferar. Se trata de compañías que llevan a cabo un tratamiento relativamente novedoso sobre el automóvil cuyo objetivo es proteger su pintura y conseguir que perdure más tiempo limpia y reluciente. Pero ¿sabes en qué consiste exactamente? Te lo explicamos.

El “coating” cerámico, como se llama popularmente, es una técnica que ofrece una serie de beneficios estéticos y que salvaguarda las capas de pintura originales que posee la carrocería de un vehículo. Básicamente, el producto, que se aplica después pulir, descontaminar y limpiar la superficie del coche, se encarga de sellar los poros de la laca y preservarla ante agentes externos tales como el polvo, los impactos de gravilla y los pequeños arañazos. En otras palabras, evita durante más tiempo el deterioro de la pintura. El resultado es una capa más dura y brillante que cualquier cera. Su grosor aproximado es de 0,01 mm, 10 veces menos que la propia pintura.

Esta película transparente generada a base de resinas de alta resistencia y de algunos elementos químicos (como el cuarzo, el titanio y el sílice) también se puede aplicar, con distintas fórmulas, sobre plásticos, cristales y diferentes tapicerías. En el caso de las carrocerías, el tratamiento cerámico garantiza un mayor lustre así como una protección óptima y permanente (de 2 a 8 años) frente a contaminantes comunes entre los que se puede encontrar la lluvia con barro, las radiaciones ultravioleta, los insectos y los excremento de aves. Eso sí, requiere un ligero mantenimiento.

Las ventajas del barniz cerámico son una superficie más lisa, suave, resplandeciente y fácil de limpiar, a la que se adhiere menos suciedad. Además, es un componente antitérmico e hidrófugo, es decir, repelente al calor y al agua, por lo que evita deteriores y despigmentaciones por alta temperatura, impide corrosiones a largo plazo y hace que sea más sencillo secar el coche tras lavarlo. A cambio, es caro instalarlo (a partir de 200 euros), hacerlo necesita unas horas y retirarlo es complicado.

Configura aquí tu coche nuevo

Suscríbete al Newsletter Editorial de carwow introduciendo tu email a continuación para recibir actualizaciones con nuestros últimos vídeos, opiniones, noticias y publicaciones de blog.

Podrás darte de baja de estos emails cuando quieras. Una vez te suscribas, estás consintiendo los Términos y Condiciones así como accediendo a nuestra Política de Privacidad.