Cómo actuar si una marca rebaja el precio de un coche tras realizar una reserva

16 de febrero de 2024 de

Disfruta el cambio de coche

La forma más fácil de cambiar tu coche online, totalmente gratis.
Valoración 4,5/5 de 4.957 opiniones

Conoce en Carwow las opciones que tienen los compradores de coches ante las rebajas de precio de las marcas después de haber hecho una reserva para comprar un coche nuevo.

Actualmente, con la creciente oferta de modelos eléctricos, los cambios de precio son una constante en nuestro mercado. Tal es así que tras la reserva de un vehículo nuevo, los fabricantes pueden anunciar rebajas significativas, como ha ocurrido recientemente con marcas como Volkswagen, Tesla, Kia y MG, que han aplicado descuentos que van desde los 2.000 hasta más de 10.000 euros en sus modelos.

Frente a una reducción de precios después de haber realizado una reserva, los consumidores disponen de varias opciones. Cada alternativa tiene sus pros y contras, y la decisión y las posibilidades dependerád de factores como la importancia del ahorro potencial, la valoración del modelo deseado y la flexibilidad del concesionario y de la marca, que suele estar supeditada al proceso de fabricación del coche encargado. La comunicación clara y la negociación pueden ser claves para alcanzar un acuerdo satisfactorio que permita al comprador beneficiarse de la rebaja sin perder la señal aportada. En cualquier caso, es recomendable revisar detenidamente los términos del contrato de reserva y considerar todas las opciones antes de tomar una decisión.

Esta situación también plantea un dilema para quienes ya han hecho un depósito para asegurar su compra, que no sin razón pueden sentir que “hacen el primo” cuando ven que, repentinamente, van a pagar bastante más dinero que otros compradores por el mismo coche. Por lo pronto, su nuevo vehículo se devalúa de manera importante. ¿Qué opciones tienen? En este artículo vamos a recopilar las posibles situaciones que se pueden dar ante el hecho de que una marca reduzca el precio de un vehículo en el plazo en el que nosotros estamos esperando que nos entreguen el nuestro.

Política de las marcas ante las rebajas de precio

Lo primero que te conviene saber es que, en general, hay marcas que tienen una política que prohibe a los concesionarios modificar un pedido a un cliente para que este se beneficie de un nuevo precio más bajo. Es decir, no admiten que un pedido hecho a ese nombre particular se modifique. Sin embargo, hay otras marcas que sí respetan el nuevo precio siempre y cuando el coche no se haya fabricado, como Volkswagen. MG, por el contrario, no lo hace.

Puede darse la casuística de que el comercial quiera “trampear” a la marca cancelando un pedido, efectuando uno nuevo y conservando la señal acordada, pero en general no se da el caso de que se quieran meter en estos “trucos” de cara a la marca. Es más fácil recurrir a una de las opciones que citamos más abajo.

Los concesionarios no pueden comprometerse por escrito al firmar las arras a respetar un nuevo precio en caso de que, durante el tiempo de espera tras la reserva, la marca decida hacer una rebaja. Esta política, que se da con productos de algunas marcas (por ejemplo, IKEA devuelve la diferencia si tras comprar un producto, este baja de precio), no parece aplicable por el momento al mundo de la automoción.

Mantener la reserva al precio original

La primera opción es, sencillamente, no hacer nada y conservar la reserva con el precio acordado inicialmente. Aunque puede parecer desventajoso a primera vista, esta decisión se fundamenta en la validez del contrato de arras original, que establece que el comprador se compromete a pagar el coche nuevo con base en las tarifas vigentes en el momento de la reserva. Puede ocurrir que la reserva la hayamos hecho por una suma de dinero significativa (por ejemplo, 1000 o 2000 euros), y que la rebaja hecha por la marca, al ser de un precio parecido, no nos compense la pérdida de la señal si anulamos el pedido.

Solicitar que nos respeten el nuevo precio con la misma reserva

Como hemos dicho al inicio, hay marcas que tienen esta política de pedidos a fábrica y respetan el nuevo precio al cliente si durante el tiempo de espera tras la reserva la marca decide hacer una rebaja. Para beneficiarse de ello, el coche no debe haber entrado en fase de producción en la factoría.

Anular y rehacer la reserva

Si el precio actual del vehículo es considerablemente más bajo (como ha ocurrido con el Volkswagen ID.3), podría ser tentador anular la reserva para aprovechar el nuevo precio. Sin embargo, esta acción suele conllevar la pérdida de la señal entregada. Aunque no es obligatorio para el concesionario, algunos comerciales pueden optar por respetar la señal inicial como gesto comercial para retener al cliente, pero no es una garantía ya que, como hemos comentado al inicio, las marcas por lo general se niegan a esta práctica. Todo puede depender de la situación en que se encuentre nuestro pedido.

Si el pedido se hizo recientemente, puede que no haya habido cambios en su estado (un pedido a fábrica que no ha entrado en producción, o un pedido a un vehículo en stock que todavía no ha sido embarcado o transportado desde su lugar de almacenaje). Estamos hablando de unas pocas horas o un par de días desde que firmamos las arras. En tal caso, el “problema” para el concesionario es menor que si el vehículo ya se encuentra en la cadena de producción o bien en proceso de transporte. De ser así, lo más probable es que debamos “conformarnos” con ello o bien perder la señal, con las penalizaciones particulares que hayamos firmado al hacer la reserva.

Si el estado del coche que compramos no ha cambiado desde que hicimos la reserva, porque han pasado pocos días. El concesionario puede igualmente quedarse con la señal, aunque es más fácil que el comercial acceda a anular el pedido y a rehacerlo acogiéndose al nuevo precio ofertado por la marca.

Optar por un “Upgrade”

Una vía “paralela” a la anterior es la mejora o “upgrade” del pedido para optar por una versión superior del mismo coche, aprovechando la rebaja para reducir la diferencia de precio. Esta opción no solo permite beneficiarse del descuento, sino que también puede satisfacer el deseo de contar con un coche de mayores prestaciones. La voluntad del concesionario de mantener la señal previamente abonada juega un papel crucial aquí, ya que en tal caso la marca sí puede acceder a que el cliente haga el cambio de versión y, de paso, respetarle el nuevo precio ofertado. Como hemos comentado antes, probablemente esté sujeto a que el coche encargado a fábrica no haya entrado en la línea de fabricación, pues este hecho ya suele limitar mucho las posibilidades porque en tal caso, esa unidad sí está asignada a un futuro titular.

Hacer un nuevo pedido a otro nombre

La negativa de los comerciales de concesionarios a rehacer el pedido al mismo nombre se debe a que deben efectuarla dentro del sistema informático, e iría en contra de la política de la marca. Sin embargo, existe la opción de realizar un nuevo pedido a nombre de otra persona, como un cónyuge, para que se aplique el precio rebajado. Esta estrategia requiere que el concesionario acceda a transferir la señal del pedido original al nuevo, lo cual depende enteramente de su política comercial. Aunque implica cierto riesgo, las rebajas sustanciales pueden hacer que este inconveniente valga la pena.

Casos particulares en el cambio de titular del pedido: achatarramiento y desgravación del IRPF

Por ejemplo, puede ocurrir que tengamos asociada una entrega de vehículo a achatarrar, y que este se encuentre a nombre del titular original del contrato. En tal caso, perderíamos la opción de la entrega del viejo vehículo y el beneficio del descuento asociado. Otra opción a tener en cuenta es la desgravación del 15 % de IRPF del precio del vehículo eléctrico, que al ser a título personal, afectaría a la titularidad del nuevo comprador.

Suscríbete al Newsletter Editorial de carwow introduciendo tu email a continuación para recibir actualizaciones con nuestros últimos vídeos, opiniones, noticias y publicaciones de blog.

Podrás darte de baja de estos emails cuando quieras. Una vez te suscribas, estás consintiendo los Términos y Condiciones así como accediendo a nuestra Política de Privacidad.