Opinión del nuevo Citroën C3 Aircross

Un C3 convertido en Crossover, es amplio y familiar a un precio económico

8/10
Puntuación carwow
Esta es la valoración de nuestros expertos tras probar el coche
  • Muy llamativo
  • Altamente personalizable
  • Cómodo y espacioso
  • Pueden desanimarte las miradas extravagantes
  • La caja automática reduce el rendmiento
  • Bajo aislamiento por ruido

18.450 € - 24.450 € Gama de precios

5 Asientos

4 - 5,7 l/100km

Resumen general

El Citroën C3 Aircross es un modelo a medio difícil de clasificar ya que tiene toques de monovolumen y de todocamino. Su altura se debe sobre todo a la elevación de la línea del techo y no tanto a la de la carrocería, rasgo claro de los vehículos familiares, sin embargo luego aporta unos pasos de rueda marcados típicos de SUV.

Es el sucesor del Citroën C4 Picasso y confirma una tendencia que la marca francesa ya inició con el C4, el precursor de esta gama Aircross. Según la marca el objetivo de estos modelos es impulsar la marca en los mercados internacionales.

El Citroën C3 Aircross comparte muchos elementos con el Opel Grandland X, ya que ambos modelos han sido desarrollados de manera conjunta. Otro dato interesante es que ambos modelos se ensamblan en la fábrica que el grupo PSA tiene en Figueruelas Zaragoza.

Además podemos decir que cuenta con otros rivales como el Peugeot 2008, Opel Mokka X, Renault Captur o el Nissan Juke, ya que todos cuentan con unas características estéticas que de nuevo nos hacen dudar entre el monovolumen y el SUV.

La prensa especializada destaca por encima de todo la funcionalidad y habitabilidad del interior, también la amplia gama mecánica disponible. También la comodidad que logra su suspensión al filtrar las imperfecciones del terreno.

Los puntos menos favorables son para la calidad de los materiales, ya que la mayoría son plásticos duros, la poca sujeción lateral que ofrecen los asientos y la rumorosidad de los propulsores tricilíndricos.

En cuanto a la oferta mecánica encontramos opciones diésel y gasolina, todas con etiqueta C de la DGT, por lo que echamos en falta versiones electrificadas que permitan obtener distintivos medioambientales más favorables.

Sólo hay disponibles mecánicas con tracción delantera, pero cuenta con un sistema de tracción específico con varios modos de funcionamiento, estos ayudan a mejorar la motricidad del vehículo en terrenos como arena, barro o nieve. Sí hay disponibles cajas de cambio automáticas además de las manuales.

En carwow podrás comparar las mejores ofertas y elegir el precio que más se amolde a ti para comprar tu nuevo Citroën C3 Aircross.

Con un PVP mínimo de 18.300 € y un máximo de 24.450 €, el C3 Aircross se sitúa como una de las opciones más asequibles del mercado, y más aún teniendo en cuenta las grandes ofertas de nuestra red de concesionarios.

Configura el acabado y el motor que más te interesen y disfruta de un ahorro medio de hasta 2.499 €.

Motor – Acabado

PVP Ahorro medio carwow*
PureTech 60kW 82CV LIVE 5dr 15,550 € 2,213 €
PureTech 60kW 82CV FEEL 5dr 17,150 € 2,266 €
BlueHDi 73kW 100CV S&S LIVE 5dr 18,300 € 2,328 €
PureTech 81kW 110CV S&S FEEL 5dr 19,100 € 2,355 €
PureTech 96kW 130CV S&S FEEL 5dr 19,300 € 2,337 €
BlueHDi 73kW 100CV S&S FEEL 5dr 19,900 € 2,381 €
PureTech 81kW 110CV S&S SHINE 5dr 21,500 € 2,446 €
PureTech 96kW 130CV S&S SHINE 5dr 21,700 € 2,429 €
BlueHDi 73kW 100CV S&S SHINE 5dr 22,300 € 2,473 €
BlueHDi 88kW 120CV S&S EAT6 FEEL 5dr 22,450 € 2,465 €
PureTech 81kW 110CV S&S EAT6 SHINE 5dr 23,000 € 2,470 €
BlueHDi 88kW 120CV S&S EAT6 SHINE 5dr 24,450 € 2,525 €

*Precio sujeto a financiación con el concesionario.

La oferta mecánica del Citroën C3 Aircross está compuesta por motores diésel y gasolina. Empezando por los segundos contamos con dos opciones de 110 y 130 CV de potencia. Ambas se basan en la misma mecánica tricilíndrica y turbocargada de 1.2 litros. Cuentan de serie con un cambio manual de seis velocidades, opcionalmente ambas se pueden asociar con una caja automática de doble embrague y seis velocidades.

En diésel hay dos opciones también con 100 y 120 CV de potencia. Ambas utilizan el mismo propulsor de 1,6 litros y cajas de cambios manuales de seis velocidades. Como ya hemos comentado ninguna de estos motores puede asociarse a un sistema de tracción integral.

Para sustituirlo Citroën emplea el Grip Control, un control de tracción con diferentes modos de funcionamiento que ajusta la respuesta de múltiples parámetros en función de la superficie sobre la que circulamos. De esta manera si seleccionamos el modo de arena, la respuesta del acelerador y del motor estará optimizada para tratar de dar una curva de par lo más plana posible, evitando así pérdidas de tracción.

Este control de tracción es opcional y se asocia a unos neumáticos ‘todo tiempo’, que serán probablemente los que marquen la diferencia. En cuánto a ángulos y altura libre al suelo no tenemos unas medidas que inviten precisamente a superar obstáculos serios.

En carwow hemos podido probar el motor gasolina de 130 CV, es el más acertado si el objetivo es realizar frecuentemente viajes con pasajeros y equipaje a bordo. Muestra unas reacciones suficientes para mover con agilidad al C3 Aircross. No tiene la misma suavidad de uso que un motor de cuatro cilindros, pero a cambio es capaz de ofrecer medias de consumo inferiores a los 6,5 litros cada cien kilómetros.

Las versiones diésel también son recomendables, puesto que este fabricante francés tiene una larga relación con este tipo de motores y el resultado obtenido es mejor que el de otros rivales del segmento. De nuevo recomendamos la versión más potente, puesto que es la que más soltura aporta a la hora de salir a carretera. El cambio automático EAT6 funciona con suavidad, pero hay alternativas más rápidas.

Hay tres niveles de acabado disponibles para este Citroën C3 Aircross, se denominan Live, Feel y Shine. También hay equipamiento opcional, accesorios y distintas combinanciones de colores en el apartado estético.

Live

El nivel de entrada se denomina Live y cuenta con elementos como el control de estabilidad y tracción (ESP), sistema de asistencia a la frenada (ABS), seis airbags, ayuda al arranque en pendiente, monitorización de la presión de los neumáticos, alerta de cambio involuntario de carril, indicador de descanso, reconocimiento de señales de velocidad, anclajes isofix, volante regulable en altura y profundidad, control de crucero y limitador de velocidad, asiento del conductor regulable en altura, sistema de audio con Bluetooth y entrada USB, encendido automático de las luces, elevalunas delanteros eléctricos, ordenador de a bordo, llantas de acero con embellecedores de 16 pulgadas, luves diurnas y luces traseras con efecto 3D.

Feel

El siguiente escalón es el Feel y añade faros antiniebla, retrovisores eléctricos y calefactables, luces diurnas con tecnología LED, protectores de plásticos delanteros y traseros, pantalla táctil de siete pulgadas aire acondicionado, sensores de parking traseros, elevalunas eléctricos traseros y retrovisores abatibles eléctricamente.

Shine

El nivel de equipamiento más alto se denomina Shine y cuenta con llantas de aleación de 16 pulgadas, sistema de navegación e integración de smartphone, retrovisor interior electrocromático, acceso y arranque sin llave, sensor de lluvia, ventanas traseras tintadas, climatizador automático y sistema de frenada de emergencia automático.

Opcionales

En opción se pueden incorporar elementos como el sistema de control de tracción Grip Control, sistema de control de descenso de pendientes, llantas de aleación de diecisiete pulgadas, faros full-led, reglaje en altura para el asiento del pasajero, sistema de aviso de ángulo muerto, cámara trasera, head up display, techo panorámico y rueda de repuesto de dimensiones reducidas.

Personalización

Como ocurre en otros modelos de la marca es posible realizar distintas combinaciones de pinturas entre los elementos de la carrocería. En este C3 Aircross podemos diseñar a nuestro gusto el color de partes como los raíles del techo, las carcasas de los retrovisores y los marcos de las ópticas para conseguir un toque de personalidad y diferenciar nuestro vehículo de los demás.

Como ya hemos mencionado, el C3 Aircross es un coche entre dos conceptos, puesto que comparte rasgos de los monovolúmenes clásicos con características de los nuevos y exitosos SUV. Esto es bueno puesto que intenta reunir lo mejor de dos conceptos que a priori no están relacionados.

En la parte monovolumen encontramos una gran altura libre al techo que facilita el acceso al interior del coche así como los movimientos en él, como por ejemplo la colocación de una sillita para niño. La segunda fila de asientos es desplazable longitudinalmente, lo que permite modular mejor el espacio interior. También vemos una boca del maletero amplia que facilita la carga de objetos voluminosos.

Su faceta SUV aparece con la elevación de la carrocería, las protecciones de plástico de la carrocería y el control de tracción específico ‘Grip control’. Son cambios menores que nos obligan a inclinar más la balanza hacia el lado del monovolumen.

Curioso, puesto que los monovolúmenes son quizás el tipo de coche menos frecuente a día de hoy, sin embargo este modelo deja claro que siguen teniendo una gran aceptación entre un sector de la población que busca por encima de todo practicidad y comodidad.

Algunos de los rivales directos del Citroën C3 Aircross son el Nissan Juke, el Opel Mokka X, el Renault Captur, el Seat Arona o el Peugeot 2008. Sin embargo, el modelo con el que más similitudes guarda es el Opel Grandland X, ambos comparten muchas piezas y son ensamblados en la planta de PSA en Figueruelas (Zaragoza).

El Citroën C3 Aircross mide 4,15 metros de largo, 1,76 m de ancho y 1,64 m de alto. Son medidas por tanto compactas y que permiten circular por entornos urbanos fácilmente. El maletero tiene una correcta capacidad de 410 litros, que pueden ampliarse hasta los 520 l si deslizamos los asientos traseros a su posición más adelantada.

Los asientos delanteros ofrecen, como es frecuente, un buen espacio en todas direcciones y pueden albergar a adultos de gran altura, pero carecen de una buena sujeción lateral.

Las plazas traseras pueden llegar a ofrecer un buen espacio para las piernas muy generoso en su posición más atrasada. Una de las mejores cotas es el espacio libre para la cabeza y el cómodo acceso a estos asientos traseros. El aislamiento acústico es quizás la parte más criticable, sobre todo en las plazas traseras, donde es fácil escuchar el sonido del escape en aceleraciones contundentes.

El sistema de infoentretenimiento del grupo PSA es correcto y fácil de utilizar, sus gráficos son simples pero bastante efectivos. La parte más criticable es el hecho de no contar con mandos físicos para la climatización, esto nos obliga a manipular el panel mientras conducimos y resta atención de la carretera.

Conclusión

El Citroën C3 Aircross es un coche atípico, sus formas se escapan a la moda SUV, pero tiene rasgos que nos recuerdan a estos vehículos tan exitosos a día de hoy. Ofrece una gran habitabilidad interior y bastantes soluciones prácticas.

La calidad de algunos materiales podría mejorar, así como el aislamiento acústico y la sujeción lateral de los asientos. Las mecánicas tricilíndricas son algo rumorosas pero a cambio ofrecen consumos más contenidos. Se echa en falta la posibilidad de contar con tracción total, pero el sistema de tracción Grip Control ayuda a suplirla parcialmente.

¿Estás buscando las mejores ofertas de Citroën C3 Aircross?

En carwow podrás comparar las mejores ofertas de coches nuevos de concesionarios locales y nacionales. Citroën - Concesionario autorizado. ¡Ofertas increíbles y una experiencia de compra sin sorpresas inesperadas!

Compara ofertas de C3 Aircross 2.503 € de ahorro medio