¿Quieres vender tu coche? Mejor precio garantizado

Interior y maletero del Cupra Formentor

Tiene espacio para cuatro adultos de talla media, pero una familia de cinco irá mal. El volumen de maletero depende de la versión, pero en general es ligeramente más pequeño que la media.

Interior del CUPRA Formentor

Resumen general

En el Formentor la postura al volante es como la de un turismo, no como la de un SUV. Es decir, se va sentado cerca del piso, con las piernas estiradas y sin la sensación de ir por encima del resto del tráfico. Los Formentor "no VZ" llevan asientos normales, es decir, con el respaldo y el reposacabezas separados y este último regulable en altura. Los Formentor VZ tienen de serie otros de aspecto más deportivo, con el reposacabezas integrado en el respaldo y fijo. En ambos casos el mullido del asiento es firme y da un confortable soporte al cuerpo y los laterales tienen el abultamiento adeudado para evitar que el tronco se mueva en exceso en las curvas. En opción hay unos más radicales, más próximos a unos baquets, que sujetan mejor el cuerpo, pero que quizás sean algo duros.

La oferta de tapizados para los asientos es pequeña y todos tienen un color oscuro que no ayuda a crear sensación de espacio. Las molduras de color cobre son características de CUPRA.

Como en otros productos de CUPRA, la impresión de calidad que deja el interior es buena. Los materiales de recubrimiento tienen buen tacto y los ajustes entre las piezas  parecen sólidos y precisos. El diseño es sobrio y funcional. No hay nada que se salga de la norma y todo se encuentra donde se espera, excepto los mandos del climatizador, que están integrados en la pantalla central.

Espacio

El espacio para los pasajeros es correcto. Cuatro adultos de talla media, en torno a 1,80 metros de estatura, viajarán sin problema. Cinco no, por la poca anchura que hay en la fila posterior. Los anclajes ISOFIX se hayan en las plazas laterales traseras y en el asiento del acompañante.

Maletero de CUPRA Formentor

El volumen del maletero depende de varios factores. Los Formentor de tracción delantera tienen 450 litros y los de tracción total, 420, excepto en el caso del VZ5, que tiene 410 litros. Las versiones híbridas enchufables tienen 345 litros. Un Renault Arkana tiene entre 480 y 513 litros y un BMW X2, entre 410 y 470.

En todos los Formentor se pueden abatir los respaldos posteriores para incrementar la capacidad de carga. Estos están divididos en dos partes, 60/40. Asimismo, hay una tapa en la plaza central por la que se pueden colar objetos largos al interior sin inutilizar las plazas laterales.

De serie, el portón del maletero es de accionamiento manual, excepto en los acabados VZ, que llevan uno eléctrico y con función de apertura manos libres. Esta posibilidad esta disponible como opción para el resto.

Medidas interiores frente a sus rivales

En la fila posterior, dos adultos de en torno a 1,80 metros de estatura, e incluso un poco más, viajarán bien. La cota más sobresaliente es la de altura hasta el techo, superior por ejemplo a la de un BMW X2 y un Renault Arkana. El espacio para las piernas también es mejor que en el BMW y el Renault.

Falla en achura entre puertas. Es similar a la de un BMW X2 y cinco centímetros inferior a la de un Arkana. Tres niños, sin sillas, pueden caber si todavía no son muy grandes, pero tres adultos irán incómodos.

Multimedia

El cuadro de instrumentos digital de 10,25 pulgadas es de serie. Como es habitual, cuenta con una serie de opciones para personalizar al gusto de cada uno la información que muestra. La resolución y visibilidad es, en cualquier caso, más que correcta.

Según la versión y el equipamiento, puede haber un sistema multimedia con pantalla de 10 o de 12 pulgadas. Sea cual sea, es compatible con Bluetooth, Android Auto y Apple CarPlay y dispone de numerosas tomas USB de tipo C para conectar dispositivos móviles.

CUPRA tiene que mejorar el funcionamiento del sistema multimedia, de ambos. Su manejo no es difícil, pero hay veces que el sistema es lento respondiendo y otras en las que se queda colgado. Además, no nos gusta nada que para manejar el climatizador haya que estar toqueteando la pantalla. Algo que incluso se vuelve más engorroso por la noche, porque los mandos táctiles para regular la temperatura que hay por debajo de la pantalla no están iluminados y no se ven.