¿Quieres vender tu coche? Mejor precio garantizado

Opinión del nuevo Jeep Wrangler

El Jeep Wrangler es un 4x4 puro, con excelentes capacidades todoterreno y que también dispone de versión híbrida enchufable con etiqueta cero. Se ofrece con dos carrocerías de tres o cinco puertas.

Opinión de carwow
9
/
10
Esta es la opinión de nuestro equipo de expertos tras realizar pruebas exhaustivas con el coche
  • Tracción total
  • Comportamiento en campo
  • Posibilidades de personalización
  • Comportamiento en asfalto
  • Crujidos techo rígido
  • Maletero pequeño en 3 puertas

59.550 € - 72.650 € Gama de precios

4 - 5 Asientos

3,5 - 12,1 l/100km

Resumen general

El Jeep Wrangler es un 4×4 a la vieja usanza, pensado para ser efectivo fuera del asfalto o cuando las condiciones climatológicas son adversas. Está disponible con dos carrocerías de tres y cinco puertas, que se distinguen en su longitud y, por tanto, en el tamaño de las plazas traseras y el maletero. Su capacidad es para cuatro ocupantes en la versión de 3 puertas y de cinco en la de cinco puertas. En la actualidad tiene un único motor de gasolina de 270 caballos, que se ofrece también en versión híbrida enchufable con 380 caballos denominada Wrangler 4Xe. Desde 2021 no cuenta con motor diésel ni  lo volverá a ofrecer. La caja de cambios es automática de ocho velocidades en ambos casos y no ofrece cambio manual.

Se trata de un coche con un diseño muy cercano al original de cuando salió por primera vez hace 80 años. Con el tiempo el Wrangler ha ido mejorando su tecnología y hoy en día hasta ofrece un moderno habitáculo. El chasis es de largueros y travesaños, los ejes son rígidos y en esta generación tiene de serie tres diferenciales (en la anterior carecía del diferencial central), lo que ha mejorado su comportamiento tanto en uso cotidiano como en las situaciones más exigentes. No le falta la reductora ni detalles interesantes como poder desacoplar las estabilizadoras para fuera del asfalto.

El precio del Jeep Wrangler sin descuentos oscila entre los 51.000 y los 72.000 euros, por lo que es un coche caro, si bien en el mercado no tiene rivales directos y habría que buscarlos por aptitudes todoterreno más que por espacio o precio. Tiene tres acabados denominados Sport, Sahara y Rubicon que, además del equipamiento, cambian la configuración del coche (desarrollos del cambio, suspensiones, resistencia de diferenciales) y hay que elegirlos en función del uso que se le vaya a dar. El Jeep Rubicon es la versión más radical y hasta tiene su velocidad máxima limitada debido a los neumáticos que emplea. En las dos carrocerías el techo puede ser de lona o rígido desmontable. En este último caso es de fibra y se puede desmontar en tres partes. El chasis es de acero mientras que las puertas, los parachoques, el capó y el marco del parabrisas son de aluminio.

 

Alternativas del Jeep Wrangler
Modelo Desde
Ford Ranger Raptor 100.990 € Comparar ofertas
Toyota Land Cruiser 105.709 € Comparar ofertas
Nissan Navara 99.150 € Comparar ofertas
Mercedes Clase G 80.350 € Comparar ofertas
Land Rover Defender 114.450 € Comparar ofertas

Dimensiones interiores y exteriores del Jeep Wrangler

3 puertas 5 puertas
Longitud 4.334 mm 4.882 mm
Anchura 1.894 mm 1.894 mm
Altura (Rubicon) 1.858 (1.879) mm 1.881 (1.901) mm
Distancia entre ejes 2.459 mm 3.008 mm
Vía delantera 1.636 mm 1.636 mm
Vía trasera 1.636 mm 1.636 mm
Capacidad depósito 66 litros 81 litros
Capacidad maletero 192 litros 548 litros

Cotas todoterreno del Jeep Wrangler

3 puertas 5 puertas
Ángulo de entrada 35,2 grados 35, 8 grados
Ángulo de salida 29,2 grados 30,8 grados
Ángulo ventral 23 grados 20,2 grados
Altura libre N.D. 242 mm
Altura de vadeo N.D. 760 mm

Espacio

La habitabilidad del Jeep Wrangler queda supeditada a la carrocería elegida. Hay 50 cm de diferencia en la distancia entre ejes de la carrocería de tres y la de cinco puertas. Esto influye hasta en la homologación, ya que el Wrangler de tres puertas está homologado para cuatro ocupantes y el de cinco puertas para cinco. En las plazas delanteras no hay problemas de espacio en ninguna de las dos opciones. El asiento está a mayor altura con respecto al suelo que en la mayoría de coches del mercado, especialmente si hemos optado por el Wrangler Rubicon (20 cm más alto que el Wrangler Sport), pero el acceso es aceptable. Hay buena cota interior de altura y de anchura. El conductor y su acompañante van sentados con las rodillas en un ángulo cercano a los 90 grados, lo que contribuye al confort. Los asientos no están pensados para sujetar bien el cuerpo pero son cómodos y admiten viajes largos.

Las plazas traseras tienen un acceso complicado en la versión de tres puertas, ya que el hueco para entrar es pequeño y queda alto. Caben dos adultos pero van muy justos, especialmente por el espacio longitudinal, y con sensación de encierro si no se lleva descapotado. Se pueden poner dos sillas de niño, si bien en función de su tamaño costará instalarlas. Tampoco hay mucha altura para las piernas y las rodillas de los ocupantes traseros que irán elevadas; en realidad es un 2+2 plazas más que un 4 plazas convencional. En el cinco puertas, que también es más alto, se mejora mucho la habitabilidad. El acceso es más fácil, ya que cuenta con sus correspondientes puertas, y dentro el espacio es bastante más holgado. En los dos casos hay que convivir con el arco de seguridad, que es de serie, ya que el techo es de fibra o lona y no aporta rigidez estructural.

Maletero

La capacidad del maletero en el Jeep Wrangler es anecdótica en el caso del tres puertas y normal en el de cinco. El primero tiene 192 litros, menos que un utilitario, y el segundo ya ofrece 548 litros. En este último hay que tener en cuenta las formas del coche (pasos de rueda) y las barras del arco. El portón tiene apertura lateral y la rueda de repuesto va ubicada fuera del coche. El plano de carga queda alto, como es lógico, y no hay hueco específico para triángulos. La fila de asientos trasera se puede abatir y queda un buen espacio de carga en las dos versiones.

Calidad de acabado

Aunque es un vehículo de concepción espartana, la calidad de acabado ha mejorado mucho en la última generación. La presentación es buena y se recurre siempre al pasado, con cuidados detalles de diseño, que varían en función del acabado. No es muy ergonómico pero es algo que se le puede perdonar, ya que precisamente uno de los valores de este coche es su diseño. Lo mismo ocurre con algunos detalles como tornillos o cables que quedan a la vista y que no están de acorde al precio del Wrangler; se podría decir que es como una moto Harley que parece que el tiempo no ha pasado por ellos y que se le pueden perdonar ciertas cosas.  El salpicadero es totalmente vertical y todos los elementos, a excepción de las salidas de aire y el cuadro de relojes, están ubicados en la consola central.

El techo puede ser de lona o de fibra. En el caso de la lona todo el montaje/desmontaje se hace manualmente y requiere ser cuidadoso con la lona una vez la hemos quitado; carece de estructura que la acompañe y está dividida en secciones. El techo de fibra se puede quitar por partes. Una es la superior de conductor y acompañante, dividida en dos y otra el resto. Se escuchan crujidos, algo comprensible dado que no es una parte estructural del vehículo. Hay que pensar en este coche como una magnífica herramienta para las condiciones más duras o como algo lúdico. De hecho, en el suelo tiene tapones que están preparados para sacar el agua si lo queremos limpiar de un “manguerazo”, se le pueden quitar las puertas o, incluso, bajar el parabrisas.

Multimedia

Dispone del sistema multimedia Uconnect, que engloba al navegador con el sistema de sonido e integra la información del ordenador del coche. Su pantalla táctil es de 7 pulgadas (17 cm) y es compatible con Apple CarPlay y Android Auto. Cuenta con conexión por Bluetooth e integra comandos de voz además de Google Maps™ y Apple Maps.

Motor

El Jeep Wrangler tiene un único motor de gasolina, que se ofrece en versión normal o hibridado con la carrocería de cinco puertas y en todos los acabados. Se trata de un cuatro cilindros de dos litros, con inyección directa y turbo, construído en aluminio. Rinde 272 caballos, con un par máximo de 400 Nm disponible desde 3.000 vueltas; puede parecer una cifra alta para conducción todoterreno pura, pero con la reductora del cambio se mueve bien a pocas vueltas y se maneja como pocos en zonas de grandes obstáculos. Dispone de sistema Start&Stop desconectable y su ubicación es delantero longitudinal.

La segunda versión de motor es la denominada Wrangler 4Xe. Se trata de un Jeep híbrido enchufable, con una autonomía eléctrica de 45 km, por lo que logra en nuestro país la etiqueta 0 de la DGT. Comparte el sistema de tracción total mecánico con el Wrangler convencional, sobre el que añade dos motores eléctricos. El primero tiene 145 caballos y está integrado en la caja de cambios. Puede mover al Wrangler PHEV hasta los 130 km/h en modo eléctrico puro. El segundo motor está conectado al cigüeñal mediante una correa dentada. Tiene 63 CV y hace las veces de motor de arranque y generador (sustituye al motor de arranque), además de aportar par en las aceleraciones. En conjunto se obtiene una potencia combinada de 381 caballos. El sistema se complementa con una batería de 17,3 kWh de capacidad bruta, con la toma de carga en la aleta frontal izquierda.

En ambas versiones de motor cuenta con una única caja de cambios automática por convertidor de par. Tiene 8 velocidades con reductora. La tracción puede ser a las ruedas traseras o total permanente y el cambio de una a otra se hace mediante una palanca adicional en la que se puede elegir entre tracción trasera, total, total con el diferencial central bloqueado o total con reductora y diferencial central bloqueado. La transmisión tiene tres diferenciales (en la anterior generación sólo había dos), que son distintos según el acabado elegido. El diferencial central se ubica dentro de la propia caja de cambios.

El Wrangler Sport y el Sahara utilizan el sistema de tracción total denominado Command-Trac y el Wrangler Rubicon el Rock-Trac, con reductoras de 2,72:1 y 4,1:1 respectivamente; su desarrollo en primera a 1.000 vueltas es de 9 km/h o de 3,3 km/h con reductora en los Wrangler Sport y Sahara, mientras que en el Wrangler Rubicon la velocidad con reductora es de 2,3 km/h. También disfrutan de ejes rígidos con distintas especificaciones de resistencia, denominados Dana 30 en Sport y Sahara y Dana 44 Heavy Duty en Rubicon, en el que tanto las carcasas como los piñones son más duros. El Wrangler Rubicon, además, añade el bloqueo de los diferenciales delantero y trasero y la desconexión de la barra estabilizadora delantera.

Ficha técnica motores Jeep Wrangler

2.0T 3 puertas 2.0T 5 puertas 4Xe PHEV
Potencia 272 CV 272 CV 381 CV
Par 400 Nm 400 Nm 637 Nm
Etiqueta DGT C C 0
0-100 km/h 7,3 s 7,6 s 6,4 s
Consumo medio WLTP 10,7 l/100 km 11,6 l/100 km 3,5 l/100 km
Autonomía eléctrica 44 km
Emisiones 254 gr/km 263 gr/km 79 gr/km
Peso 1.883 kg 2.013 kg 2.276 kg

 

Acabados Jeep Wrangler

  • Jeep Wrangler Sport
  • Jeep Wrangler Sahara
  • Jeep Wrangler Rubicon
  • Jeep Wrangler 80º aniversario

Los niveles de acabado en el Jeep Wrangler son tres, más uno adicional exclusivo del Wrangler 4Xe denominado Wrangler 80º Aniversario. Además del sistema de tracción, explicado en la sección de motor, los acabados Sport y Sahara se distinguen del Wrangler Rubicon en que este último cuenta con neumáticos de tacos BFGoodrich Mud Terrain T/A KM2, en lugar de los Bridgestone Dueler h/T del resto de la gama. Existe una extensa lista de extras con la que se puede personalizar cada acabado, desde detalles de diseño a elementos funcionales como añadir el diferencial trasero autoblocante. No faltan detalles como la calefacción del volante y asientos, los faros de ledes o el acceso sin llave entre muchos otros.

Conducción

El comportamiento del Jeep Wrangler ha mejorado mucho en esta última generación. El hecho de disponer de un diferencial central ha contribuido a refinar su comportamiento en carretera. Mejora así las sensaciones al volante, pero también la seguridad. Es un coche alto y con una estructura pensada para funcionar mejor fuera de carretera, por lo que su comportamiento en asfalto no es comparable al de los refinados modelos SUV que pueblan nuestras calles. Altura, neumáticos, peso, esquema de suspensiones… Digamos que lo tiene todo en contra. Así y todo no lo hace nada mal. Hay que ser consciente de que es un todoterreno puro, por lo que no ha nacido para vivir a gran velocidad. Si se conduce tranquilo no plantea problemas, se puede viajar con él y es hasta cómodo. En los típicos baches de urbanización se nota seco pero en baches grandes de carretera reacciona bien.  En modo 4×2 la dirección se siente más ligera y será la mejor configuración para moverse todos los días. En 4×4 se aumenta el consumo y sólo recomendamos este modo si llueve o las condiciones son malas.

Aparcarlo es complicado por su enorme paragolpes que no se ve. Es más alto que los coches que le rodean, por lo que en la ciudad no tiene buena visibilidad. Ahora bien, en campo es uno de los reyes. Ya con los acabados Sport o Sahara pasa por más complicaciones que otros todoterreno o SUV. Si optamos por la versión Wrangler Rubicon parece no tener límites. Eso sí, con los neumáticos de este último mejor no correr por asfalto, no están diseñados para eso.

En el caso del Jeep Wrangler 4Xe el sistema híbrido tiene tres modos de funcionamiento denominados Hybrid, Electric y e-save. Siempre arranca en modo Hybrid y equivale a un modo de trabajo automático, en el que el Jeep decide en qué momento usar cada motor o combinación. Para ir en eléctrico hay que activar el modo Electric y con el e-save se mantiene la carga de la batería y sólo utiliza el motor térmico. Una vez seleccionado, el conductor puede recargar la batería en marcha, a costa de consumir más, claro.

Consumo

Tiene un consumo alto, pero coherente con el coche que es. Su aerodinámica, el volúmen, el peso y los neumáticos no ayudan. Jeep anuncia un consumo medio de 10,7 litros, que sube a 11 litros de media en el Wrangler Rubicon

Tiempo de carga Jeep Wrangler 4Xe

El tiempo de carga teórico del Wrangler 4Xe más rápido que puede conseguir es de 2,5 horas en una toma de 7,4 kW, ya que el conversor instalado en el vehículo admite una velocidad máxima de carga de 7,2 kWh. Con un enchufe de 3,2 kW tarda en cargar su batería unas 6,3 horas.

Rivales

Los rivales del Jeep Wrangler se cuentan con los dedos de la mano. No tiene un rival directo si tenemos en cuenta su precio, habitabilidad, estética, configuración y aptitudes, ya que su combinación es única. Para encontrarlos hay que ir por cada apartado por separado. En lo que respecta a las aptitudes todoterreno se podría considerar al Mercedes Clase G o al Land Rover Defender, más caros en ambos casos, especialmente el alemán. El primero parte de los 122.000 euros y el segundo de los 60.000 euros en su carrocería de tres puertas. Otra alternativa podría ser los pick up, con el Ford Ranger Raptor o el Nissan Navara como buenos ejemplos, si bien Jeep ofrece su propia pick-up basada en el Wrangler denominada Jeep Gladiator. Y no podemos descartar al Toyota Land Cruiser, otro de los todoterreno puros que quedan en el mercado cuyo precio sin descuento parte de los 44.000 euros.

Ayudas a la conducción (H2)

Las ayudas a la conducción que trae el Jeep Wrangler de son:

  • Faros LED
  • Sensores aparcamiento delanteros y traseros
  • Detección de tráfico cruzado trasero
  • Asistente de frenado
  • Control de crucero adaptativo
  • Control ángulos muertos
  • Luces de automáticas
  • Cámara frontal y trasera
  • Control de tracción y estabilidad
  • ABS
  • control de oscilación de remolque

Aquí tienes un listado de precios y descuentos actualizado para el Jeep Wrangler. Configura este modelo eligiendo la motorización y acabado que más te interese, después recibirás hasta 5 ofertas de concesionarios oficiales con un precio final. Escribe o llama a tu concesionario a través de carwow para solucionar las dudas y reserva cita en caso de querer acudir al concesionario.

Opinión de carwow

Conducir un Jeep Wrangler es algo satisfactorio. Hay que ser consciente de sus limitaciones como coche de diario, ya que no está hecho para el día a día aunque, como siempre, con pasión todo se perdona. Y este es un vehículo para apasionados de la marca y amantes del todoterreno. Se puede personalizar en función del uso que se le va a dar, para acercarlo más o menos al campo. Una combinación interesante puede ser el Wrangler Sahara con el extra del autoblocante trasero, que será menos radical que el Wrangler Rubicon sin descuidar su faceta campera o para condiciones climatológicas adversas. El tres puertas es más un 2+2 plazas que un auténtico 4 plazas, siendo las plazas traseras más recomendables para niños, que irán encantados, o para adultos en uso ocasional. En el cinco puertas el problema queda resuelto, si bien detrás no es tan cómodo como los SUV que llenan nuestras calles.