¿Salvará el combustible sintético al motor térmico? Porsche podría tener la respuesta

5 de septiembre de 2022 de

Más pronto que tarde, todos los fabricantes tendrán que electrificar por completo sus vehículos para seguir vendiendo, pero hay ciertos movimientos políticos y empresariales que arrojan un poco de luz sobre la continuidad de los motores tradicionales. Europa ya ha abierto la puerta al combustible sintético y algunas compañías de este gran sector industrial invierten en ello.

Juan Francisco Calero ha tenido la oportunidad de probar durante este verano dos coches que, aunque con carrocerías bien distintas, comparten el mismo propulsor diésel de seis cilindros con 330 CV de potencia: el Mercedes CLS 400d y el Mercedes GLE 400d. Se trata de dos automóviles claramente concebidos para realizar largos trayectos a alta velocidad, cómodamente y sin gastar más carburante del necesario. De hecho, berlina y SUV, respectivamente, le han sorprendido por suavidad, consumo e impresiones de conducción. Así, el director editorial de carwow.es se pregunta: ¿por qué han de desaparecer este tipo de vehículos con lo bien que funcionan? ¿Podrían los últimas novedades en combustibles sintéticos darles una última esperanza?

Tras el súbito despido de Herbert Diess, ex CEO del Grupo Volkswagen, Oliver Blume ha pasado a ostentar el cargo de director ejecutivo de una de las mayores empresas automovilísticas de Europa (y del mundo). Este hombre, que continuará siendo el CEO de Porsche al mismo tiempo, parece saber cómo implantar exitosamente la venta de coches eléctricos en vista de lo logrado con el modelo Taycan, responsable de que Porsche sea una de las marcas más rentables del grupo alemán en la actualidad. Sin embargo, Blume también sabe que el 70% de los productos construidos por la casa de Stuttgart siguen en circulación y conoce la importancia del patrimonio de la compañía, de modo que el nuevo mandamás de VAG apostará por la gasolina sintética.

Este movimiento por parte de Volkswagen viene suscitado, en gran medida, por los buenos avances logrados en el desarrollo de nuevos motores con base en la normativa de emisiones que entrará en vigor en 2025, denominada Euro 7. A la larga, esta podría suponer el fin de la fabricación de los automóviles de tipo diésel. Con la llegada de ese bloque propulsor a varios de los modelos del Grupo, los germanos pretenden hacer algo muy parecido a lo que su competidor Toyota anunció recientemente sobre el gasóleo HVO100: que los motores diésel, debidamente adaptados, sean compatibles con biocombustibles dentro de pocos años. ¿Conseguirá Porsche la supervivencia de la movilidad no electrificada y revertir las prohibiciones de la UE en 2035?

Configura aquí tu nuevo coche

Suscríbete al Newsletter Editorial de carwow introduciendo tu email a continuación para recibir actualizaciones con nuestros últimos vídeos, opiniones, noticias y publicaciones de blog.

Podrás darte de baja de estos emails cuando quieras. Una vez te suscribas, estás consintiendo los Términos y Condiciones así como accediendo a nuestra Política de Privacidad.