Renault resucita virtualmente al R5 Turbo como un coche eléctrico de “drift”

22 de septiembre de 2022 de

La remasterización de uno de los modelos más icónicos del fabricante galo está inspirada en el mundo digital y más concretamente en el de los videojuegos de carreras de automóviles. En 2021 se mostró otro prototipo eléctrico del R5 convencional.

Renault ha presentado el R5 Turbo 3E, un prototipo biplaza cuyo aspecto exterior está inspirado en el Renault 5 Turbo 2 de 1985, uno de los productos más aclamados de la historia de la marca. Sin embargo, su apariencia es moderna si no futurista, pues ha sido creado a fin de homenajear la nueva movilidad y el universo virtual. De hecho, los franceses comentan que este “show car” eléctrico podrá conducirse en un videojuego de coches (no han mencionado cuál). El concepto de vehículo que ha sido desvelado propone una visión divertida y creativa de cómo podrían ser los automóviles de “drift” (exhibición de derrapes controlados) dentro de no muchos años.

El R5 Turbo 3E tiene las dimensiones características de un utilitario, aunque se ha enfatizado su carácter deportivo gracias unas vías amplísimas y a una escasa altura libre al suelo. También se ha instalado un enorme alerón en la parte posterior. El coche mide 4,01 metros de largo, 2,02 de ancho y 1,32 de alto. Para que el conjunto sea lo más ligero posible se ha optado por una estructura tubular que incluye barras de seguridad dentro del habitáculo, cuyo propósito es proteger a los ocupantes en caso de vuelco. Dice Renault que está equipado con neumáticos de muy diferente talla en cada eje, tal y como ocurría en el modelo original con motor de gasolina: 225/35 R19 delante y 325/25 R20 detrás. Las ruedas directrices pueden girar más de 50 grados.

Sus prestaciones son muy altas y apropiadas para el uso al que se destinaría si fuese un vehículo funcional (desconocemos si es así). Sus dos motores eléctricos, ambos en el eje trasero (uno por cada rueda), desarrollan 380 CV de potencia, lo que en combinación de un peso relativamente bajo (1.500 kg) le permite acelerar de 0 a 100 km/h en 3,5 segundos y alcanzar 200 km/h de velocidad. Tales propulsores están alimentados por una batería con 42 kWh de capacidad, ubicada en la parte inferior del chasis. La toma de corriente se halla sobre el capó. La cabina, si bien dispone de los elementos propios de un automóvil de competición, cuenta con una clara influencia digital y “retro”.

Configura aquí tu nuevo Renault

Suscríbete al Newsletter Editorial de carwow introduciendo tu email a continuación para recibir actualizaciones con nuestros últimos vídeos, opiniones, noticias y publicaciones de blog.

Podrás darte de baja de estos emails cuando quieras. Una vez te suscribas, estás consintiendo los Términos y Condiciones así como accediendo a nuestra Política de Privacidad.