¿Quieres vender tu coche? Mejor precio garantizado

Precio y opinión del Volvo C40 Recharge

Es un SUV Coupé con un sistema de propulsión eléctrico de 231 o 408 CV. Sobresale por su refinamiento y confort de marcha. Falla en consumo y autonomía.

Volvo C40 Recharge: ¿Sobre qué te gustaría leer ahora?

Cuánto cuesta el Volvo C40 Recharge

El Volvo C40 Recharge tiene un precio de venta al público entre 47 180 € y 58 874 €.

Información general

El Volvo C40 tiene una carrocería de estilo SUV Coupé de tamaño intermedio. Mide 4,44 metros de longitud y 1,87 m de anchura. Está construido sobre la plataforma del Volvo XC40 (de nombre CMA) y es, en esencia, el mismo vehículo, aunque con una caída de techo diferente que condiciona el espacio y acceso a las plazas posteriores.

El sistema de propulsión es siempre eléctrico. Hay dos versiones: una de 231 CV con tracción delantera y otra de 408 CV con tracción total. En ambos casos la autonomía homologada está en torno a 440 km. Como a cualquier vehículo eléctrico, al C40 le corresponde la etiqueta cero emisiones de la DGT.

Su conducción sobresale por ser refinada, suave y confortable. Es un coche para viajar muchos kilómetros con sensación de agrado. Para un uso familiar presenta algunos inconvenientes con respecto a los SUV de estilo convencional con una carrocería no coupé, como por ejemplo un acceso difícil a las plazas posteriores y un maletero no especialmente grande.   

Algunas de sus alternativas son el Mercedes-Benz EQA y el Lexus UX 300e. La carrocería de estos no tiene el mismo corte coupé al final, pero son parecidos por tamaño y precio. El KIA e-Niro es un rival por tamaño, pero no por precio, pues el Volvo es mucho más caro; y también tiene un refinamiento de marcha muy superior.

Interior y maletero del Volvo C40 Recharge

Espacio interior

En las plazas delanteras hay unos asientos muy cómodos con múltiples reglajes que permiten adaptarlos a las distintas fisionomías de cada persona. Todo lo que está al alcance de la vista y la mano presenta un buen aspecto y tacto. Es un interior de calidad, de una calidad superior a la de un rival como el Mercedes-Benz EQA.

Hay muy pocos botones físicos y muchas de las funciones se deben realizar a través de la pantalla central. La ventaja de esto es que el salpicadero presenta un aspecto sencillo y limpio. La desventaja, el engorro que a veces supone realizar algunas acciones, como cambiar de emisora o realizar un ajuste en el climatizador.

En la fila posterior de asientos hay un espacio normal, en la media de su segmento. Sin embargo, el acceso a esta fila no es fácil por lo poco que abren las puertas y por la caída del techo. Esto complica tareas como meter y sacar a un niño de su silla o ayudar a una persona mayor a entrar y salir. En pocas palabras, no es el coche ideal para familias con hijos recién nacidos o que todavía no se valgan por sí mismos. Tampoco lo es para personas de estatura superior para la media. Aquellos que midan 1,80 metros o más tendrán problemas para estirar el cuello pues enseguida tocarán el  techo con la cabeza.

Maletero

Tiene dos maleteros, uno delante de 31 litros y otro detrás, el principal, de 413. En total suman 444 litros, que es más de lo que ofrece el Mercedes-Benz EQA (340 l) y el Lexus UX (367 l).

Los citados Mercedes-Benz y Lexus carecen de un maletero delantero. Este es muy práctico para llevar en él los cables de recarga, los triángulos de emergencia y otros enseres que de otra manera están rondando y molestando en el maletero posterior.

 Para acceder al maletero principal hay un portón con apertura eléctrica. Aunque el volumen disponible no es excepcionalmente grande (aunque mayor que el de las dos alternativas citadas), se puede aprovechar con facilidad debido a las formas que tiene el espacio de carga.

Los respaldos de los asientos posteriores están divididos en dos partes en una proporción 60/40, cada una de ellas abatible de manera individual. Con ellos tumbados queda una superficie de carga plana y un volumen útil de 1205 litros.

Multimedia

El conductor tiene a su disposición una pantalla de 12 pulgadas donde consultar la instrumentación y una de 9 colocada en vertical en el centro del salpicadero desde la que controlar el equipo multimedia y los numerosos sistemas del vehículo. Ambas pantallas son de gran calidad, pero cuentan con muy pocas posibilidades de personalización.

 La central utiliza el software Android Automotive, lo cual es una ventaja para funciones como el navegador, pues en el cálculo de rutas tiene en cuenta el estado de carga de la batería y hace recomendaciones de dónde parar a cargar. Es compatible con Apple CarPlay y, obviamente, con Android Auto.

 El manejo del sistema multimedia requiere un tiempo de aprendizaje medio-largo pues la estructuración de algunos menús resulta en ocasiones poco intuitiva. No nos gusta que dependamos de él para realizar muchas funciones comunes, pues una tarea tan ordinaria como cambiar la temperatura del aire implica desviar la atención de la carretera más de lo debido. Pero esto parece que es un mal que cada vez más marcas cometen.

¿Qué motores tiene el Volvo C40 Recharge?

Hay dos configuraciones mecánicas, siempre 100 % eléctricas: Single y Twin. Single consta de un motor de 231 CV colocado en el eje delantero (tracción delantera), mientras que Twin consta de dos motores, uno delante y otro detrás (tracción total), que en conjunto dan un máximo de 408 CV. Todos los motores son síncronos de imanes permanentes.

La batería en el C40 Single tiene una capacidad útil de 67 kWh y la del C40 Twin de 75 kWh. Aunque la batería de este último es más grande, como es más pesado y tiene un consumo superior, su autonomía homologada no es mucho mayor: 437 km el C40 Single y 449 km el C40 Twin.

Prueba de conducción del Volvo C40 Recharge

Conducción

No hay que dejarse engañar por el aspecto dinámico de coupé del Volvo C40. Este no es un coche deportivo ni mucho menos. Está lejos de ello. Eso no quiere decir que sea torpe en curva, pero le faltan cualidades para hacerlo divertido de conducir en esas circunstancias, como una dirección más directa y unos frenos con mayor resistencia al calentamiento.

Si se conduce como lo que es, un coche tranquilo, este C40 no defrauda. Es confortable, silencioso y rueda con mucha suavidad. Es un gusto hacer viajes largos con él o, simplemente, moverse día a día por la ciudad y los alrededores. Se nota que la calidad de construcción es elevada por la solidez y la ausencia de crujidos con la que pasa sobre los baches y los asfaltos rotos.

Llama la atención la ausencia de modos de conducción. Esto puede ser un problema para algunos porque no podrán ajustar la respuesta del motor y de otros componentes (como la dirección) a sus preferencias particulares. Pero para otros será una bendición, pues será un tema menos del que preocuparse. Pisar freno, poner D y echar a rodar sin pensar en si voy en modo Confort, Sport o Eco.

Consumo y emisiones

El consumo es uno de los puntos negativos del Volvo C40. Hay que esforzarse en conducir de manera eficiente y circular por terrenos favorables para ver medias por debajo de los 20 kWh/100 km. Si viajamos por autopista y no nos cortamos en el uso de sistemas de confort, como el climatizador, no será extraño ver en el ordenador de viaje cifras de 25 kWh/100 km o superiores.

Con esos valores de consumo, la batería se agota más rápido de lo que a uno le gustaría, sobre todo cuando se está realizando un viaje por autopista. Conviene hacer una buena planificación en estos casos y no aventurarse a espaciar las cargas más de 250 km, pues aunque se puede hacer un poco más de 300 km en estas circunstancias, es mejor no correr el riesgo de quedarse tirado por problemas como que el puesto donde teníamos pensado parar esté ocupado o averiado.

En entornos interurbanos, con una conducción eficiente y cuidadosa, es posible alcanzar la barrera de los 400 km.

Prestaciones 

Con la versión Single de 231 CV ya tenemos una capacidad de aceleración más que razonable para el día a día y para situaciones que requieran cierta agilidad, como una adelantamiento en una carretera comarcal. Acelera de 0 a 100 km/h en 7,4 segundos.

Ahora bien, si queremos una aceleración que casi se puede tildar de excesiva, no hay duda que la elección adecuada es la versión Twin. Consigue pasar de 0 a 100 km/h en 4,7 segundos. Además, hay que tener en cuenta la reactividad de las mecánicas eléctricas, que es pisar el acelerador y salir disparado, sin demora.

Ayudas a la conducción

De serie en todos los Volvo C40 son elementos como el asistente de mantenimiento de carril, el frenado automático de emergencia, el sistema de lectura de señales de tráfico, la cámara de visión trasera, los faros full led y el programador de velocidad de crucero.

En los niveles de equipamiento superiores es posible equipar el C40 con el sistema de alerta de coches en el ángulo muerto de los retrovisores y la asistencia a la conducción autónoma de nivel 2 (que es el funcionamiento conjunto del programador de velocidad activo con el sistema de centrado en el carril).

Tiempo de carga y autonomía

La potencia de recarga es la misma en las dos versiones de Volvo C40: 11 kW con corriente alterna y 150 kW con continua. Con alterna, a esos 11 kW, son necesarias unas 7 u 8 horas para pasar del 0 al 100 % de carga.

Si estamos conectados a un puesto de carga de corriente continua capaz de proporcionar 150 kW o más, entonces seremos capaces de pasar del 10 al 80 % en solo 28 minutos. El paso del 80 al 100 % es mucho más lento en comparación, pues se necesita una hora para completar ese tramo final (la parte verdaderamente limitante es la de 90 a 100 %).

¿Qué opinión tiene carwow del Volvo C40 Recharge?

Un vehículo eléctrico confortable y refinado, de alta calidad, con un diseño atractivo y para familias con niños crecidos y sin mucha necesidad de espacio.

Preguntas frecuentes sobre el Volvo C40 Recharge

El Volvo C40 se produce en la planta que Volvo tiene en Gante, Bélgica.

El Volvo C40 es un SUV de tamaño medio, perteneciente al segmento C

En el configurador de carwow puedes elegir la versión que más se ajuste a tus necesidades y el equipamiento de tu Volvo C40 Recharge. Selecciona el método de pago, tipo de combustible, caja de cambios, acabado, motor y color que deseas y en pocos minutos recibirás las mejores ofertas de concesionarios oficiales cerca de ti.

El Volvo C40 está disponible en ocho colores de carrocería, seis metalizados, uno sólido y uno perlado: dos negros, tres grises, uno verde, uno rojo y uno azul.

Hay disponibles tres acabados para el Volvo C40 con denominaciones Core, Plus y Ultimate. Puedes ver todos los detalles en la página de acabados.

El Volvo C40 mide 4,44 metros de longitud, 1,87 m de ancho y 1,59 m de altura. Su distancia entre ejes es de 2,70 m y pesa un mínimo de 2.045 kilogramos.