Días carwow: Especial verano Coches en oferta y con entrega inmediata hasta el 30 de junio

Estas son las multas de tráfico más caras

La Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial de 2015 sufrirá durante este año una modificación que supondrá el endurecimiento de las sanciones de las infracciones más habituales o graves. Mientras sucede, estas son las multas más caras que recoge la normativa actual.

Dicho texto legal diferencia la gravedad de los hechos por los que un conductor puede ser sancionado. Así se distinguen entre infracciones leves, graves o muy graves, siendo las multas más caras la que se agrupan dentro de las infracciones muy graves.

Los delitos que la ley recoge como muy graves y conllevan las multas más caras son los siguientes:

Usar o instalar dispositivos que avisen o inhabiliten radares

El artículo 13 recoge la prohibición de instalar o llevar inhibidores de radares o cinemómetros o cualquier dispositivo que suponga la interferencia o evasión de los sistemas de vigilancia de las autoridades como también se prohíben los mecanismos de detección de los citados radares o cinemómetros.

Instalar un detector de radar, se use o no, supondrá una sanción de hasta 6.000 euros y la sustracción de 6 puntos del carné. Por otro lado, al taller instalador se le impondrá otro castigo de 1.200 euros.

Circular sin el seguro obligatorio

Ahorrarse el pago del obligatorio seguro es un riesgo que se puede pagar caro. La multa por circular sin el seguro obligatorio puede ascender a 3.000 euros y depende del tipo de vehículo y el contexto del hecho. En cualquier caso, el mínimo al que deberá hacer frente el propietario del vehículo será de 601 euros.

Conducir bajo los efectos de las drogas o análogos

La ley avisa que conducir habiendo consumido drogas o sustancias equivalentes conlleva un multa de 1.000 euros y la resta de 6 puntos del carné.

En caso de demostrar que el conductor estaba bajo tales efectos puede conllevar una pena de cárcel de 3 a 6 meses además de una multa económica o trabajos comunitarios de 30 a 90 días, como la posible retirada de la licencia entre 1 y 4 años.

Dar positivo en un control de alcoholemia

Si las drogas están perseguidas el alcohol no es menos. Por ello, la normativa incluye entre las infracciones más severamente castigadas resultar positivo en un test por consumo de alcohol. El castigo al que se enfrenta el conductor que supere los valores máximos permitidos es una multa de hasta 1.000 euros como también la resta de 4 a 6 puntos.

Además, en caso de que la tasa de alcohol supere el 1,2 mg/l se suma la pena de cárcel, multas de 6 a 12 meses o trabajos comunitarios de 31 a 90 días y retirada del carnet entre 1 y 4 años.

Suscríbete al Newsletter Editorial de carwow introduciendo tu email a continuación para recibir actualizaciones con nuestros últimos vídeos, opiniones, noticias y publicaciones de blog.

Podrás darte de baja de estos emails cuando quieras. Una vez te suscribas, estás consintiendo los Términos y Condiciones así como accediendo a nuestra Política de Privacidad.