¿Qué coches Mercedes tienen la etiqueta ECO y CERO?

Una variedad exquisita

Las etiquetas ECO y Cero, otorgadas por la Dirección General de Tráfico, son a día de hoy un importante reclamo comercial. Son muchos los usuarios y potenciales clientes que buscan, como próximo coche, un modelo con, al menos, la etiqueta ECO.

El hecho de tener un coche con etiqueta ECO es lo más parecido a tener un ‘seguro de vida’. Entre otras cosas porque con esta etiqueta puedes acceder a lugares donde la circulación está restringida, como es el caso de Madrid Central. Y no sólo eso sino que al adquirir un vehículo con etiqueta ECO también te aseguras contar con un coche sin restricciones en las grandes ciudades durante muchos años más.

Entre las marcas que más gama de modelos con etiqueta ECO existen en el mercado, Mercedes destaca especialmente. La firma alemana ha apostado por una tecnología, los motores microhíbridos, que le es beneficiosa en este sentido. Entre otras cosas porque la Dirección General de Tráfico homologa este tipo de vehículos como híbridos, lo que les otorga directamente la etiqueta ECO. De ahí que mercedes tenga un buen número de modelos con etiqueta ECO. Son los siguientes.

Mercedes GLC.

El SUV más vendido de Mercedes recibe la etiqueta ECO con dos de sus motores de gasolina. En concreto, hablamos del GLC 200 y del GLC 300. Ambos comparten el mismo propulsor de gasolina de cuatro cilindros y dos litros pero con dos niveles de potencia: 197 y 258 CV.

Este propulsor está asociado a un pequeño motor eléctrico de 14 CV (10 kW), que es alimentado por una batería de iones de litio, formando parte del sistema de 48V. Todo ello se traduce en un sistema de parada y arranque de mayor duración (el motor se apaga antes cuando circulamos en retención); una mayor suavidad a la hora de volver a entrar en funcionamiento el motor y una mayor potencia cuando el usuario pisa a fondo el pedal del acelerador.

Mercedes GLC Coupé.

La versión de corte más deportiva del GLC También cuenta con las mismas características que el GLC. Es decir también cuenta con dos versiones con etiqueta ECO que son el GLC 200 y GLC 300 Coupé.

El Mercedes GLC Coupé, al igual que en la versión convencional del GLC, acaba de ser renovado por completo. Entre las novedades que incorpora destaca un nuevo diseño y, sobre todo, un mayor equipamiento en materia de tecnología. Ahora el GLC Coupé, por ejemplo, puede incorporar el sistema MBUX de Mercedes que permite interactuar con el vehículo con el comando de voz ‘Hola Mercedes’ y con realidad aumentada en el sistema de navegación.

Mercedes GLE.

Continuando con los todocaminos, el GLE es otro de los modelos que ofrece la etiqueta ECO. Eso sí, a diferencia de los anteriores GLC y GLC Coupé, que incorporaban el motor 2.0 de cuatro cilindros, este nuevo GLE con etiqueta ECO es el 450. 

Este GLE 450 incorpora también la tecnología microhíbrida en un motor de seis cilindros con tres litros que rinde una potencia de 367 CV. Además cuenta con un motor eléctrico de 22 CV (16 kW) que alimenta y ayuda al motor de combustión. Con este sistema microhíbrido el GLE no sólo logra la etiqueta ECO sino que también sus consumos son razonables (8,8 litros de media oficial) sobre todo si tenemos en cuenta que estamos ante un modelo de casi cinco metros de largo y más de toneladas de peso.

Mercedes GLS.

El GLS es el último modelo entre los todocaminos que recibe la etiqueta ECO. En concreto, la versión con etiqueta ECO es el GLS 580, que incorpora un motor V8 de gasolina de cuatro litros con 489 CV. Sorprende, por tanto, que un modelo tan potente y tan voluminoso (mide 5,2 metros de largo) pueda equipar la etiqueta ECO. 

Sin embargo, es lo que tiene la microhibridación, ya que al incorporar un pequeño motor eléctrico y el sistema de 48 voltios hace que la DGT lo homologue como híbrido y de ahí que le otorgue la etiqueta ECO a pesar de su elevada potencia.

Mercedes Clase C.

Además, de los mencionados SUV (GLC, GLC Coupé, GLE y GLS), Mercedes también cuenta con la etiqueta ECO en su gama de berlinas. Y una de las primeras que cuenta con este distintivo ambiental es el Clase C. Este Clase C, además, tiene numerosas versiones con etiqueta ECO. 

En concreto, están disponibles el C200 (en carrocería Berlina y Estate) y el C300 (Berlina, Estate, Coupé y Cabrio). 

Estos motores son los mismos que incorpora el GLC. Son los mencionados de cuatro cilindros con dos litros de cilindrada y dos niveles de potencia: 197 y 258 CV.

Mercedes Clase E.

Otra berlina que también cuenta con la etiqueta ECO es la Clase E. Además, tal y como ocurre con el Clase E, existen numerosas versiones con este distintivo ambiental. En concreto, hablamos del Clase E200, en Berlina y Estate y el E350, en Berlina, Coupé y Cabrio. Además, y como curiosidad, también están disponibles con esta etiqueta las variantes más deportivas AMG con 435 CV y que están disponibles en las carrocerías Berlina, Estate, Coupé y Cabrio.

Mercedes CLS.

En relación a las berlinas más deportivas, encontramos el CLS Coupé, como modelo de Mercedes que recibe la etiqueta ECO. En concreto, reciben esta etiqueta las versiones 350, 450 y el AMG, con 299 CV, 367 y 435 CV respectivamente.

Mercedes AMG GT Coupé y Clase S y S Largo.

Al igual que el CLS AMG; el AMG  GT y los Clase S 500 (también está disponible el 450) son los últimos turismos que cuentan con la etiqueta ECO. Esto se debe a la incorporación del mencionado motor de ocho cilindros en V con 435 CV con el sistema microhíbrido.

¿Y qué coches Mercedes tienen la etiqueta CERO?

Hasta aquí los modelos con etiqueta ECO. Pero lo más característico de Mercedes es que también cuenta con una oferta razonable de modelos con etiqueta CERO. Además, mientras que la etiqueta ECO sólo está disponible con versiones de gasolina, con la etiqueta CERO es tanto para los motores de gasolina como los diésel.

Esta etiqueta CERO pertenece a los modelos híbridos enchufables, es decir aquellos coches que tienen una batería de mayor capacidad que para recargarse, se tienen que enchufar a la corriente eléctrica. Y esta batería, genera como mínimo más de 40 kilómetros de autonomía para que desde la DGT les otorguen esta etiqueta.

Y en este sentido, Mercedes ofrece el Clase C (en la versión C300 de); el Clase E (en la versión E 300 de y E 300 e) y en el Clase S Largo (con el 560 e).

Y como colofón final no nos podemos olvidar del EQC, el primer eléctrico de Mercedes, basado en el GLC, que destaca por su deportividad con cero emisiones.

Puedes configurar todos estos modelos en la web de carwow para que puedas aprovechar las grandes ofertas de nuestra red de concesionarios y disfrutar de los mejores modelos sostenibles de Mercedes.