¿Qué tipos de ambientadores de coche hay?

30 de septiembre de 2021 de

El ambientador del coche suele ser uno de los elementos imprescindibles para mejorar la comodidad de los pasajeros. No solo los asientos, la temperatura ambiente o el espacio interior, sino que el olor del habitáculo también ayuda a tener trayectos más agradables. El uso diario y los hábitos de los conductores como puedan ser comer, fumar o incluso llevar mascotas dentro del coche, hacen que el interior coja un olor que puede llegar a ser desagradable. Por eso es casi imprescindible llevar siempre un ambientador. Hay muchos tipos diferentes y estos son algunos de los más frecuentes.

Estos son los tipos de ambientadores más frecuentes:

  1. Ambientadores eléctricos
  2. Ambientadores colgantes
  3. Ambientadores de aerosol
  4. Ambientadores de rejilla
  5. Ambientadores naturales
  6. Ambientadores de gel o pasta aromatizada

Ambientadores eléctricos

Estos ambientadores eléctricos se conectan al mechero del coche o a través del USB. Normalmente son purificadores de aire o difusores compuestos por un depósito de agua que, cada cierto tiempo, emiten una bruma de forma automática. Esta puede ser únicamente de agua para limpiar o refrescar el habitáculo o puede tener algún aroma concreto para aportar buen olor. Este sistema es muy bueno para eliminar los olores e incluso limpiar el interior de partículas de polvo. El único inconveniente es que funciona a través del sistema eléctrico del coche por lo que solo funcionará cuando lo tengamos encendido.

Ambientadores colgantes

Existen dos tipos de ambientador de tipo colgante. El más clásico de papel secante o el que se utiliza más en la actualidad que son los líquidos con tapón de madera absorbente. La principal ventaja de los ambientadores clásicos es que son muy baratos y actúan muy rápido, aunque el olor que emiten es poco duradero y no muy intenso. Los de líquido suelen ser frascos de cristal con una tapa de madera absorbente. El líquido impregna la madera y el olor se distribuye por todo el habitáculo. El olor es mucho más intenso y agradable que los colgantes clásicos, aunque son ligeramente más caros.

Ambientadores de aerosol

Este tipo de ambientador es muy cómodo ya que no tiene por qué estar a la vista como los colgantes o eléctricos. Su uso es manual por lo que el conductor tiene que estar pendiente de utilizarlo de vez en cuando para que el coche huela bien. Suelen ser pequeños por lo que se pueden guardar en cualquier hueco portaobjetos y para utilizarlo únicamente hay que pulsar el botón del difusor.

Ambientadores de rejilla

Este tipo de ambientador también es muy común y funciona mediante una pinza que se adapta a la rejilla de ventilación del coche. De este modo, al colocarlo sobre la rejilla, el aire que entra al interior del coche pasas por el ambientador distribuyendo así el olor por todo el habitáculo. En el caso de Mercedes, como se puede apreciar en la imagen, existen los ambientadores de guantera que también van conectados a la ventilación. El olor sale por las tomas de aire del coche y el ambientador no está visible en el habitáculo.

Otros tipos de ambientadores de coche

Existen más métodos de neutralizar el olor del interior de nuestro vehículo. Hay gente que utiliza las ramitas de romero como elemento natural para su coche. Otro tipo son los de lata de gel o pasta aromatizada. Se suelen colocar en los huecos de la consola central y se regula la intensidad del aroma girando la tapa que funciona como dosificador. Las fragancias de estos ambientadores son muy fuertes, aunque suelen ser también bastante efímeras sobre todo si la pasta o el gel se secan por dejar la tapa abierta.

Configura aquí tu coche nuevo

Suscríbete al Newsletter Editorial de carwow introduciendo tu email a continuación para recibir actualizaciones con nuestros últimos vídeos, opiniones, noticias y publicaciones de blog.

Podrás darte de baja de estos emails cuando quieras. Una vez te suscribas, estás consintiendo los Términos y Condiciones así como accediendo a nuestra Política de Privacidad.