Interior y maletero del Mazda CX-60

El Mazda CX-60 es el SUV familiar de tamaño medio de Mazda, pero situándose por encima del CX-5. Tiene un interior cuidadísimo y una amplitud dentro de la media.

Interior del Mazda CX-60

Resumen general

Aunque se sitúa por encima del CX-5, tanto en tamaño como en precio y potencia, el Mazda CX-60 es un SUV de 5 plazas. Si buscas uno más grande dentro de la marca japonesa, estás de suerte porque ya está anunciada la llegada del CX80, que es una suerte de CX-60 alargado y con 7 plazas distribuidas en tres filas de asientos.

Está disponible con motores gasolina y diésel y sólo queremos destacar que es el primer híbrido enchufable de la historia de Mazda.

Es un coche con un interior muy cuidado, mimado, y que trata muy bien a sus ocupantes. Superficies suaves, materiales de buena calidad, ajustes soberbios… en Mazda se han esmerado al máximo para colocarse como alternativa a las marcas premium alemanas. Argumentos no le faltan. Bueno, algunos sí. Mirad: por ejemplo, los pasajeros de las plazas traseras tienen dos tomas USB de tipo C, un enchufe de 220 V (de 1500 W) y huecos portaobjetos en cada una de las puertas y, atención, calefacción en los asientos, con tres intensidades y salidas de aire orientables. Y aquí se quedan un poco cortos porque no tienen climatizador ni velocidad del caudal de aire. Ah, algo que nos encanta y que también le falta: banqueta trasera desplazable longitudinalmente y, sorprendentemente, tampoco cortinillas para las ventanillas. Sí pueden regular la inclinación de los respaldos traseros.

Compra el Mazda CX-60 al precio que buscas
Disfruta de cambiar de coche con Carwow, recibe las mejores ofertas de concesionarios oficiales y compra al mejor precio.
PVP 51.398 € - 63.748 € Ahorra 8.814 € de media
Precio Carwow desde
Al contado
43.923 €
Oferta financiando
42.539 €
Listo para ver precios adaptados a ti?
Comparar ofertas

Espacio

Nos fijamos en el interior del Mazda CX-60 y descubrimos que la calidad de los materiales utilizados para recubrir el habitáculo es altísima, incluso en las zonas menos visibles.

En cuanto al espacio, el vehículo destaca por la anchura entre puertas y queda en un punto intermedio en cuanto al resto de medidas, comparado con rivales como el BMW X3 o el Audi Q5.

El diseño del salpicadero y del habitáculo en general se percibe como moderno y minimalista, pero aún cuenta con mandos físicos para las funciones más utilizadas, como el climatizador, el equipo de sonido y algunas ayudas a la conducción, lo cual nos parece positivo. No esperéis alardes en el manejo por voz de Mazda, sencillamente porque los dirigentes de la compañía, por el momento, no quieren.

En comparación con otros modelos como el Audi Q5, BMW X3 y Mercedes-Benz GLC, el CX-60 tiene una buena posición en cuanto a anchura entre puertas y se encuentra en un punto intermedio en altura libre al techo y espacio para las piernas. Sin embargo, vehículos como el Toyota RAV4, el KIA Sorento o el SEAT Tarraco, que tienen carrocerías de tamaño similar, son más amplios en casi todas las medidas y son más adecuados para llevar a personas en las plazas traseras de manera habitual.

Medidas interiores frente a sus rivales

El coche que nos ocupa se sitúa en la parte alta de la tabla en lo que a anchura interior delantera se refiere. Cuenta con 150 cm para los pasajeros delanteros, lo mismo que el Hyundai Santa Fe. Le sigue de cerca, por ejemplo, el Audi Q5 con 148 cm. Si miramos esta cota en las plazas traseras, hallamos 143 cm, también un dato entre los mejores y, por seguir con el Audi, están a la par. Sí le gana, y por mucho, en el espacio longitudinal donde el japonés tiene 74 centímetros, 3 más que el alemán. En las plazas delanteras, es mejor el Audi para pasajeros altos y un poco mejor el japonés para más bajos, pero las diferencias, de nuevo, son mínimas.

En lo referente a la altura, ningún problema en ningún modelo del segmento. El Mazda, por ejemplo, ofrece 95 centímetros de altura libre al techo en las plazas traseras y eso con techo solar.

Calidad de acabado

El Mazda CX-60 presenta una sensación de calidad en su interior muy alta, con materiales de buena calidad y acabados excelentes.

La piel Nappa (en el Takumi) es suave y agradable al tacto, aunque podríamos llegar a puntualizar que no tanto como la de algunos modelos de Volvo.

Las molduras decorativas del salpicadero y la consola son de madera de arce auténtica, y algunas piezas de las puertas son de metal. La mayoría de los huecos portaobjetos están forrados de goma o de una especie de terciopelo que da una agradable sensación al tacto.

En comparación con modelos similares como el Audi Q5, el BMW X3 o el Mercedes-Benz GLC, el CX-60 no tiene unos acabados claramente peores. En el caso del Q5, de hecho, es incluso un poco mejor en este sentido.

El volante tiene ajuste en altura y profundidad, lo que permite a los conductores encontrar una posición cómoda de conducción. Mazda asegura que el espacio para los pasajeros en la parte trasera es mayor que en el CX-5, y nuestras mediciones lo confirman en la mayoría de las cotas, luego lo veremos en detalle. El espacio para las piernas es dos centímetros más largo y cuatro centímetros más ancho en los hombros.

El túnel de la transmisión sobresale poco del resto del piso. Aunque la altura libre hasta el techo es un poco menor debido al techo panorámico de cristal, el acceso a las plazas traseras es muy cómodo porque las puertas abren en un ángulo cercano a los 90 grados. En general, el Mazda CX-60 ofrece un interior de alta calidad y cómodo para sus pasajeros.

Multimedia

A pesar de que la pantalla multimedia es táctil, solo se puede controlar mediante el mando giratorio cuando el vehículo está en movimiento. Esto hace que sea más fácil de usar, ya que no se necesita apuntar con el dedo mientras se conduce o desviar demasiado la atención de la carretera. Como es común en los coches modernos, hay dos pantallas en el salpicadero, ambas de 12,3 pulgadas. Una está destinada al cuadro de relojes y la otra al sistema multimedia, y ambas vienen de serie desde el nivel de equipamiento más básico.

Este coche cuenta con un completo equipamiento de serie para mejorar la experiencia de conducción y entretenimiento a bordo. Dispone de dos puertos USB tipo C situados en la parte delantera del vehículo, 8 altavoces y conexión Bluetooth para el teléfono móvil. Además, incluye Apple CarPlay y Android Auto inalámbricos, lo que permite conectar de manera sencilla y cómoda dispositivos móviles al sistema de infoentretenimiento del coche.

La interfaz táctil y el mando giratorio HMI son dos formas de controlar los distintos sistemas del vehículo. El coche también incorpora un navegador, radio digital, reconocimiento por voz y servicios conectados. La pantalla central táctil de 31,2 cm (12,3 pulgadas) ofrece una excelente calidad de imagen y permite visualizar toda la información necesaria de manera clara y concisa.

Maletero del Mazda CX-60

Abriendo el portón, eléctrico de serie, se pueden abatir los respaldos de los asientos con unas palancas situadas en los laterales del maletero y, también, utilizando unos mandos que se encuentran en la parte superior de los asientos. Además, cuenta con una red de separación de carga que se puede colocar tanto detrás de los asientos traseros como detrás de los asientos delanteros para evitar que los objetos del maletero se desplacen hacia la zona de los pasajeros en caso de una frenada brusca.

En cuanto a la capacidad del maletero, el Mazda CX-60 cuenta con 570 litros, independientemente del tipo de motor elegido (gasolina, diésel o híbrido enchufable).

Aunque es más grande que los modelos de Audi, BMW y Mercedes-Benz, que tienen entre 520 y 550 litros, se encuentra por debajo de los dos modelos con mayor capacidad en su segmento: el Seat Tarraco de cinco plazas con 760 litros y el Volkswagen Tiguan Allspace con 700 litros.

La cortina cubre equipajes se sujeta al portón, lo que facilita el acceso a los objetos al final del maletero al abrirlo. Además, la iluminación del espacio de carga, aunque no es muy potente, es mejor que la del CX-5, ya que cuenta con un plafón en la cara interna del portón y otro en la pared lateral derecha.

Compra el Mazda CX-60 al precio que buscas
Disfruta de cambiar de coche con Carwow, recibe las mejores ofertas de concesionarios oficiales y compra al mejor precio.
PVP 51.398 € - 63.748 € Ahorra 8.814 € de media
Precio Carwow desde
Al contado
43.923 €
Oferta financiando
42.539 €
Listo para ver precios adaptados a ti?
Comparar ofertas
Mazda CX-60
Configura tu propio CX-60 en Carwow
Ahorra 8.814 € de media
  • Personaliza el color, motores, acabado y mucho más
  • Recibe ofertas de concesionarios oficiales
  • Compara según su valoración, ubicación, precio y disponibilidad
  • Usar Carwow es 100% gratis y confidencial