Precio y opinión del Mercedes GLE

El Mercedes-Benz GLE es un SUV grande, con 5 o 7 plazas, tracción total y una gama de motores amplia. Es confortable y veloz en autopista, pero no invita a una conducción rápida porque sus reacciones son las propias de un coche muy pesado.

Compra el Mercedes GLE al precio que buscas
Disfruta de cambiar de coche con Carwow, recibe las mejores ofertas de concesionarios oficiales y compra al mejor precio.
PVP 90.730 € - 178.643 € Ahorra 11.403 € de media
Precio Carwow desde
Al contado
82.757 €
Oferta financiando
80.677 €
Listo para ver precios adaptados a ti?
Comparar ofertas
Opinión de Carwow
7/10
Evaluado por Álvaro Ortega tras una exhaustiva prueba de conducción.

A favor

  • Interior de gran calidad
  • Motores diésel buenos
  • Gran amplitud

En contra

  • Tercera fila para uso esporádico
  • Balanceo en curva
  • Oferta pequeña de motores de gasolina

Mercedes GLE: ¿Sobre qué te gustaría leer ahora?

Cuánto cuesta el Mercedes GLE

El Mercedes GLE tiene un precio de venta al público entre 90.730 € y 178.643 €. No obstante, en Carwow puedes ahorrar 11.403 € de media. El precio de salida es de 82.757 € si pagas al contado.

Nuestras versiones más populares del Mercedes GLE son:

Versión del modelo Precio Carwow desde
GLE 300 d 4MATIC 5dr 82.757 € Comparar ofertas

Información general

Texto por Mario Garcés

El Mercedes-Benz GLE es un SUV de 4,92 metros de longitud de 5 puertas, disponible con 5 o 7 plazas, aunque la tercera fila de asientos no es tan amplia como la de su hermano mayor, el GLS. Reemplaza al modelo presentado en 2015 (con el que la marca utilizó por primera vez la nomenclatura GLE en lugar de Clase M) y cuenta con 80 milímetros más de batalla, que se traduce en una habitabilidad mayor en el interior. Está disponible con motores de cuatro, seis y ocho cilindros turboalimentados, con versiones de gasolina y diésel con microhíbridación y etiqueta ECO, y cinco niveles de potencia, etre 272 y 612 caballos. Los dos más potentes corresponden a las versiones prestacionales AMG 53 4MATIC+ AMG 63 S 4MATIC+, que al igual que las variantes con sistema de propulsión híbrido enchufable con etiqueta CEROde 333 y 320 CV, los analizamos de forma independiente. Todos van asociados a una caja de cambios automática de 9 relaciones y son de tracción total.

Sus rivales más directos por concepto, gama de motores, tamaño y precio son el BMW X5 −tiene unas prestaciones muy buenas−, el Audi Q7 −es algo más grande, con casi 5,1 metros de longitud− , el Volvo XC90 −solo disponible con motor diésel microhíbrido o híbrido enchufable−, el Porsche Cayenne −no equipa motores diésel, es mucho más caro y tiene un enfoque más deportivo− y el Land Rover Range Rover Sport −tiene un precio considerablemente más alto−. Otra alternativa es el Lexus RX, que solo está disponible con un sistema de propulsión híbrido convencional y un único nivel de potencia de 313 CV. Todos los rivales son de tracción total, pero solo el BMW, el Audi y el Land Rover tienen versiones de 7 plazas.

Qué motores tiene el Mercedes GLE

El Mercedes-Benz GLE en sus versiones con etiqueta ECO, incorpora un motor de gasolina de seis cilindros y 3.0 litros de cilindrada, con 367 CV de potencia y 500 Nm par en el 450 4MATIC, y un motor diésel de cuatro cilindros y 2.0 litros, con 272 CV y 550 Nm en el 300 d 4MATIC. En ambos casos se añade un sistema de hibridación ligera de 48 voltios, con un motor eléctrico −de 22 CV y 250 Nm para el gasolina, y de 20 CV y 200 Nm para el diésel− que hace de alternador/motor de arranque y que apoya al motor de combustión en ciertos momentos, llamado EQ Boost. La versión diésel más potente, 400d 4MATIC, tiene un motor de seis cilindros y 3.0 litros, con 330 CV y 700 Nm, que al no disponer de hibridación alguna recibe la etiqueta C. 

En cualquiera de los casos, son de tracción integral 4MATIC −en el GLE 300 d hay un diferencial central que reparte el par entre ambos ejes al 50%, mientras que en el resto este reparto es variable mediante un embrague multidisco y todos los motores son sobrealimentados de inyección directa, tienen bloque y culata de aluminio y llevan asociado un cambio automático 9G-TRONIC de convertidor de par de 9 marchas, que además cuenta con una reductora (excepto en la versión 300 d).

Las versiones híbridas enchufables, tanto gasolina como diésel, y los modelos prestacionales AMG de seis y ocho cilindros, se tratarán en sus artículos respectivos.

Prueba de conducción del Mercedes GLE

Conducción

El GLE de Mercedes es un SUV que invita a practicar una conducción relajada. Esto no significa conducir despacio sino, principalmente, evitando las brusquedades con el volante y los pedales, para no sacudir innecesariamente a los pasajeros durante el trayecto.

El peso de cualquiera de las versiones del GLE es elevado. Supera ampliamente las dos toneladas, lo que unido a que es un coche alto hace que siempre esté presente su tamaño durante la conducción. Se nota especialmente al tomar curvas rápidas, porque su carrocería se balancea ostensiblemente, y también porque estos movimientos de balanceo son amplios, lentos y tienden a ser constantes cuando la carretera está ondulada o cuando se enlazan curvas a ritmo ligero.

Por esta razón, aunque la suspensión tiene un funcionamiento que prima el confort de rodadura (y hace muy bien su trabajo a la hora de absorber las irregularidades del terreno), en comparación con un turismo (como por ejemplo un Clase E), el GLE es menos cómodo para viajar en cualquier circunstancia. Su principal ventaja estriba en la mayor versatilidad que da para moverse fuera del asfalto y en la notable amplitud y visibilidad que aporta su altura.

Otra desventaja de sus dimensiones es que es difícil encontrar plazas de aparcamiento donde poder abrir las puertas con comodidad, especialmente en supermercados o centros comerciales. Maniobrar tampoco es fácil porque los pasos de rueda son voluminosos y sobresalen un trecho grande respecto a la posición en la que va sentado el conductor, por lo que a veces es difícil tener bajo control las cuatro esquinas mientras se callejea o se busca aparcamiento.

Nuestro consejo a la hora de elegir un GLE es optar siempre por las ruedas de menor tamaño posible. No sólo por el coste de cambiarlas cuando están gastadas, sino también porque el ruido de rodadura aumenta con las ruedas anchas (se pueden elegir con hasta 305 mm de anchura, que es mucho) y la conducción en piso mojado o en mal estado se vuelve muy imprecisa.

Pese a estos detalles comentados, que emborronan el agrado de conducción, el GLE es un SUV cómodo y agradable. El aislamiento acústico es bueno, la dirección es precisa y suave y los mandos se manejan con la sensación de calidad habitual de los turismos de Mercedes. En el caso de la versión que hemos probado, 400 d 4MATIC, las prestaciones son muy buenas y la capacidad de aceleración, excelente, a costa de un consumo elevado de gasóleo.

Consumo

El Mercedes-Benz GLE tiene un consumo medio homologado (según ciclo WLTP) de 9,2 l/100km para la versión de gasolina −más eficiente que el  BMW X5 de 340 CV (10 l), y el Porsche Cayenne (11,4 l)−, y de 6,1 y 7,2 l/100km para las versiones con motor diésel −el Audi Q7 50 TDI de 286 CV, el X5 30d de 265 CV y el Land Rover Range Rover Sport 3.0D de 249 CV, consumen 8, 7,5 y 8,3 litros, respectivamente−. En general, el Mercedes presenta unas cifras de consumo brillantes con respecto sus principales competidores.

Pese a ser cifras muy buenas en comparación con sus alternativas, el peso del coche se nota y las cifras absolutas suelen ser notablemente altas para el estándar de consumo de cualquier coche actual. Nosotros hemos conducido el GLE 400 d 4MATIC y, en general, nos ha sido muy difícil ver cifras inferiores a los 10 litros por cada cien kilómetros en casi cualquier circunstancia, aun conduciéndolo con suavidad.

Prestaciones

La versión menos prestacional es la GLE 300 d 4MATIC, con una aceleración de 0 a 100 km/h de 6,8 segundos y 230 km/h de velocidad máxima−6,5 s y 230 km/h para el BMW X5 xDrive 30d−, mientras las versiones400 d 4MATICy450 4MATICaceleran en 5,7 segundos, y alcanzan 245 y 250 km/h, respectivamente−el Porsche Cayenne acelera en 6,2 segundos y alcanza 245 km/h−.

Ayudas a la conducción

Las ayudas a la conducción que trae el Mercedes-Benz GLE de serie son:

  • Faros LED High Performance.
  • Luces de carretera automáticas.
  • Asistente de frenado activo.
  • Asistente activo para aparcar.
  • Asistente para señales de tráfico.
  • Detector activo de cambio de carril.
  • Control de tracción y estabilidad.
  • Asistente activo de velocidad límite.
  • Control de ángulo muerto.
  • Cámara de marcha atrás.
  • Detector de fatiga.
  • Llamada de emergencia.
Compra el Mercedes GLE al precio que buscas
Disfruta de cambiar de coche con Carwow, recibe las mejores ofertas de concesionarios oficiales y compra al mejor precio.
PVP 90.730 € - 178.643 € Ahorra 11.403 € de media
Precio Carwow desde
Al contado
82.757 €
Oferta financiando
80.677 €
Listo para ver precios adaptados a ti?
Comparar ofertas
Mercedes GLE
Configura tu propio GLE en Carwow
Ahorra 11.403 € de media
  • Personaliza el color, motores, acabado y mucho más
  • Recibe ofertas de concesionarios oficiales
  • Compara según su valoración, ubicación, precio y disponibilidad
  • Usar Carwow es 100% gratis y confidencial