Pagani Utopia: el reemplazo del Huayra aún tiene motor V12 y puede contar con cambio manual

13 de septiembre de 2022 de

Carrocería y chasis monocasco están fabricados en fibra de carbono de diferente clase, aunque también se emplean bastidores auxiliares tubulares de acero y componentes de titanio (como el sistema de escape). Este carísimo conjunto alberga una combinación de mecánica tradicional que arroja unas cifras de potencia y par soberbias. El trabajo aerodinámico ha sido extenso.

El proyecto del Pagani Utopia, destinado a desarrollar un coche que sustituyese al Huayra dentro de la marca italiana, fue desvelado hace años bajo el nombre C10. Por fin, la versión definitiva del superdeportivo ha visto la luz y releva a un modelo que llevaba desde 2011 en el mercado a través de distintas ediciones. Es la tercera generación de producto de Pagani Automobili, firma que inició su andadura comercial con el Zonda (1999) y cosechó grandes éxitos con base en su nivel de prestaciones, su refinamiento en el diseño, así como su grado de lujo y de exclusividad.

El Utopia es, como todas las creaciones del argentino Horacio Pagani hasta la fecha, un biplaza con motor de gasolina en posición central-trasera y en disposición longitudinal. Este propulsor es un V12 biturbo de 6,0 litros diseñado sobre la base de un bloque de origen Mercedes-AMG. Las dos bancadas de cilindros forman un ángulo de 60º. Rinde un máximo de 864 CV de potencia y 1.100 Nm de par, pero como es habitual, ni la firma ni su CEO y fundador han comunicado sus cifras de rendimiento dinámico, aunque se prevén extraordinarias teniendo en cuenta su peso: 1.280 kg en vacío, lo cual es muy poco y se ha conseguido usando masivamente fibra de carbono.

El propulsor en cuestión, que no cuenta con ningún tipo de apoyo eléctrico, se puede asociar a una caja de cambios robotizada de 7 relaciones o a una transmisión manual con idéntico número de velocidades. En cualquier caso, se trata de un elemento muy compacto, ligero y montado de manera transversal para optimizar el centro de gravedad. A diferencia de sus alternativas, como el Ferrari SF90 o el Lamborghini Countach LPI 800-4, que disponen de tracción integral, en el Utopia se envía toda la fuerza mecánica al eje trasero, el cual lleva instalado un diferencial mecánico de accionamiento electrónico para mejorar el comportamiento. La suspensión es adaptativa y los discos de freno, accionados por pinzas de 6 o 4 pistones, carbocerámicos.

Sólo se construirán 300 unidades de este vehículo. La primera serie, ya reservada en su totalidad, cuenta con 99 de ellas. Cada una cuesta 2,15 millones de euros antes de impuestos, si bien el valor puede superar los 2,6 millones a costa de personalizaciones que sólo un puñado de marcas en el planeta permiten a sus clientes. Un ejemplo puede ser el color de las llantas de aluminio, forjadas y parcialmente carenadas, con 21 pulgadas delante y 22 detrás. Quedan cubiertas por neumáticos Pirelli PZero Corsa específicos. Otra muestra de alta customización es el cuero que reviste el habitáculo. Su fabricación, completamente artesanal, se llevará a cabo en Módena.

Configura aquí tu nuevo coche

Suscríbete al Newsletter Editorial de carwow introduciendo tu email a continuación para recibir actualizaciones con nuestros últimos vídeos, opiniones, noticias y publicaciones de blog.

Podrás darte de baja de estos emails cuando quieras. Una vez te suscribas, estás consintiendo los Términos y Condiciones así como accediendo a nuestra Política de Privacidad.