Opinión del nuevo Peugeot Rifter

Espacio, calidad y tecnología, el resultado del refinamiento del Partner

Opinión de carwow
7
/
10
Esta es la opinión de nuestro equipo de expertos tras realizar pruebas exhaustivas con el coche
  • Amplitud interior
  • Insonorización
  • Motor eficiente
  • Balanceo a alta velocidad
  • Extras limitados
  • Cambio automático brusco

25.430 € - 32.425 € Gama de precios

5 - 7 Asientos

4,1 - 7,2 l/100km

Resumen general

El Peugeot Rifter es un monovolumen compacto que salió al mercado a mediados de 2018, deriva del Peugeot Partner, un vehículo comercial. Sin embargo, el Rifter se desmarca gracias a un equipamiento más completo, un diseño más cuidado y un comportamiento dinámico más cercano a un coche tradicional. Este modelo está ensamblado en la planta del Grupo PSA en Vigo, España.

Se ofrece con dos carrocerías que varían su longitud, una de 4,4 m y la segunda de 4,75 m. En ambas se pueden equipar siete asientos. Utiliza la plataforma EMP-2, la misma que utilizan otros modelos de la casa como por ejemplo el Peugeot 3008. En ambas longitudes de carrocería se puede optar por una configuración de 5 o 7 asientos.

El Peugeot Rifter se ha desarrollado de manera conjunta con otros dos modelo del grupo PSA, el Citroën Berlingo Multispace y el Opel Combo Life. Por tanto, estos tres modelos son muy similares entre sí y comparte multitud de elementos mecánicos. Quizás el Peugeot Rifter se desmarca ligeramente de sus hermanos en términos de equipamiento y tecnología.

El principal punto fuerte de este Peugeot Rifter es sin duda el espacio interior que ofrece, es un vehículo realmente polivalente y con una gran capacidad de carga. Puede ofrecer hasta 7 asientos y en términos de habitabilidad y espacio de carga supera a un SUV, y es más barato.

En contra tiene su diseño, que a pesar de variar notablemente respecto al Peugeot Partner, todavía nos recuerda claramente a un vehículo comercial. Dinámicamente los monovolúmenes del segmento C son algo más ágiles y no hay una gran diferencia de precio entre ellos.

A nivel interior el Peugeot Rifter destaca gracias a que mantiene la misma disposición que los últimos modelos de la marca francesa, nos referimos al i-Cockpit, un diseño que cuenta con un volante algo más pequeño de lo normal que se ubica por debajo de la instrumentación.

Las motorizaciones son diésel y gasolina, todas con el distintico C de la DGT. De momento no se ha anunciado la llegada de versiones híbridas o eléctricas que permitan al Peugeot Rifter obtener otros distintivos medioambientales. Las potencias están comprendidas entre los 100 y los 130 CV y hay disponibles cajas manuales de 5 o 6 velocidades así como una automática de 8 relaciones.

 

Como ya hemos mencionado este Peugeot Rifter está disponible en dos medidas 4,4 y 4,75 metros de longitud. Ambas longitudes pueden configurarse con 5 o 7 asientos, por lo que lo único que varía es la capacidad de carga de cada una. Son las mismas medidas que podemos encontrar en el Opel Combo Life y en el Citroën Berlingo.

Del habitáculo de este Peugeot Rifter podemos decir que es sin duda uno de los más generosos del mercado en lo que a espacio interior se refiere. Tanto en la longitud de 4,4 metros como en la de 4,75 m encontramos una amplitud que sin duda puede servir de claro argumento de compra a familias numerosas.

Las plazas delanteras ofrecen un espacio muy generoso en todas direcciones, sobre todo en lo que a altura libre al techo se refiere, y es que entre la banqueta y el techo encontramos 110 centímetros. De nuevo a la hora de mirar la anchura de hombros obtenemos otra cifra sobresaliente, 147 centímetros entre ventana y ventana.

La segunda fila de asientos cuenta con tres asientos individuales en las versiones de equipamiento más altas, esto implica que cada una de las plazas puede reclinarse, abatirse o despalzarse independientemente de las demás. Además gracias a los 147 centímetros de anchura podemos acomodar sin problemas tres sillas de retención infantil con anclajes Isofix en todas las posiciones.

Si queremos transportar tres adultos en las plazas traseras podremos hacerlo sin excesivos problemas, resuelve la papeleta mucho mejor que la mayoría de los modelos que están actualmente a la venta en nuestro mercado. De nuevo la distancia al techo es realmente generosa gracias a los 107 centímetros de altura libre entre la banqueta y el techo.

La parte negativa es que estos asientos, al ser abatibles individualmente no se pueden desplazar longitudinalmente, lo que acabaría de aportar una modularidad total al interior de este modelo.

La puerta lateral ofrece un acceso muy fácil y amplio a las plazas traseras lo que permite que por ejemplo se pueda acomodar una silla de retención infantil cómodamente y sin tener que hacer estiramientos por el vano de la puerta. Lo cierto es que esta puerta tiene un inconveniente y es que es necesario aplicar cierta fuerza para que se cierre el coche, sobre todo si cerramos desde el interior.

La tercera fila de asientos vuelve a sorprender gratamente ya que permite que dos adultos viajen sin excesivos problemas de espacio, las piernas quizás tengan que ir algo más flexionadas para no tocar con la segunda fila de asientos, pero la altura al techo sigue siendo muy generosa con 95 centímetros, la anchura en estos asientos es de 116 centímetros.

Estos asientos sí permiten cierta regulación longitudinal para primar el espacio para los pasajeros o para el maletero, además se pueden retirar completamente si no van a ser utilizados gracias a un simple sistema de anclaje al suelo del maletero.

Con las 7 plazas desplegadas los cierto es que el maletero se ve claramente mermado y alcanza los 209 litros de capacidad, lo que deja espacio para dos mochilas o maletas de cabina pequeñas. Si por el contrario prescindimos de la última fila de asientos la capacidad aumenta radicalmente hasta los 1.050 litros.

El Peugeot tiene una gama de motorizaciones más bien reducida. Cuenta con un motor gasolina y otro Diesel, aunque estos se ofrecen en distintos niveles de potencia, por lo que podemos hablar de un total de cinco motorizaciones.

Empezamos por la gasolina, el propulsor elegido es el PureTech 1.2 l, es un motor tricilíndrico turboalimentado. Se puede elegir con 110 o 131 CV, ambas opciones tienen un par más bien discreto con 205 y 230 Nm. Quizás por este motivo estos propulsores no acaban de encajar con un vehículo que previsiblemente se utilizará para recorrer largas distancias con pasajeros y equipaje a bordo.

Aquí es donde aparecen las virtudes del ciclo Diesel, un para más elevado, a un régimen más temprano y con un consumo inferior. El motor elegido es el BlueHDi de 1,5 litros de cubicaje, cuatro cilindros y turboalimentado. Hay dos versiones de 100 y 130 CV de potencia, nuestra recomendación sería la más potente, puesto que cuenta con un par de 300 Nm que ayudará a mover el vehículo sin dificultad y manteniendo un consumo ajustado.

A nivel de cajas de cambio encontramos una manual de cinco velocidades para el diésel de 100 CV y una de seis velocidades para el BlueHDi de 130 CV y para el PureTech de 110CV. El motor gasolina más potente de 131 CV se asocia obligatoriamente a un cambio automático de convertidor de par y 8 velocidades denominado EAT8. Este también está disponible en opción para el diésel de 130 CV.

Este 1.5 BlueHDi 130 CV es el único propulsor que en Carwow hemos podido probar, ofrece un confort de marcha elevado para ser un Diesel, aunque es cierto que en las aceleraciones contundentes desde parado sí se muestra algo más rumoroso. El consumo fue correcto puesto que la media osciló entre los 6 y los 6,5 litros durante toda la prueba. El cambio manual nos pareció cómodo, aunque es cierto que el automático es muy suave y ofrecerá más confort en desplazamiento urbanos sobre todo.

La gama del Peugeot Rifter está compuesta por cinco niveles de acabado denominados Access, Active, Nav+, Allure y GT Line. Cada uno de estos acabados añade equipamiento y detalles estéticos al anterior.

Access

El primer nivel se denomina Access e incorpora elementos como llantas de acero de 16” con embellecedores, elevalunas eléctricos delanteros, aire acondicionado, cierre centralizado, radio con Bluetooth, control de crucero y limitador de velocidad, indicador de presión de neumáticos, reconocimiento de señales, sistema de frenado de emergencia en ciudad, pantalla de 3,5” luces diurnas de LED con encendido automático y faros halógenos.

Active

Después pasamos al Active, que amplía el equipamiento con una pantalla táctil de 8” compatible con Android Auto y Apple Car Play, entrada de audio auxiliar, USB delantero, mandos en el volante, sensor trasero de parking, cubre equipaje y luces delanteras con función ‘cornering’.

NAV+

El siguiente nivel es el NAV+, que añade llantas de aleación de 16”, freno de mano eléctrico, barras en el techo y navegador 3D TomTom.

Allure

El acabado Allure suma climatizador bizona automático, retrovisores abatibles eléctricamente, encencido automático de luces y limpiaparabrisas, pack confort, ventana fija en la puerta lateral izquierda y volante de cuero.

GT Line

El último escalón es el GT Line que añade principalmente elementos distintivos en el exterior de la carrocería, como por ejemplo llantas exclusivas o elementos en negro como las carcasas de los espejos retrovisores. A nivel de equipamiento añade el paquete ‘Safety Plus’ con elementos como la lectura inteligente de señales, cambio automático de luces largas-cortas y vigilancia activa de cansancio con cámara.

Extras

La lista de equipamiento opcional ofrece otros elementos como los asientos calefactables (155€), sensores de parking + cámara de visión trasera (415€), grip control + neumáticos M+S (436€), techo panorámico Zenith (831€), protección bajo el motor (124€), recarga inalámbrica (104€), etc.

Colores

El Peugeot Rifter está disponible en varias tonalidades. Echa un vistazo a esta guía completa de colores disponibles para el Peugeot Rifter y sus precios.

Peugeot Rifter colores

Blanco Banquise
Sin coste
Deep Blue (metalizado)
Desde 350 €
Gris Artense (metalizado)
Desde 350 €
Gris Platinium (metalizado)
Desde 350 €
Gris Seda (metalizado)
Desde 350 €
Metallic Copper (metalizado)
Desde 350 €
Negro Perla Nera
Desde 350 €

En carwow podrás comparar las mejores ofertas y elegir el precio que más se amolde a ti para comprar tu nuevo Peugeot Rifter.

Con un PVP mínimo de 23.850 € y un máximo de 32.750 €, se sitúa como una de las opciones más acertadas del mercado, y más aún teniendo en cuenta las grandes ofertas de nuestra red de concesionarios.

Configura el acabado y el motor que más te interesen y disfruta de un ahorro medio de hasta 7.049 €.

Opinión de carwow

El Peugeot Rifter demuestra el buen trabajo que PSA ha estado haciendo con su gama de vehículos comerciales, ya que ha conseguido convertir a este Rifter en un auténtico monovolumen a pesar de su origen más comercial y austero.

Lo mejor es su espacio interior y el hecho de que las plazas de la segunda fila sean tres asientos auténticos. El confort de marcha también convence y los acabados son bastante correctos.

Pensamos que las puertas correderas requieren bastante fuerza para poder ser cerradas desde el interior, y el maletero con las 7 plazas se queda algo escaso.

¿Estás buscando las mejores ofertas de Peugeot Rifter?

En carwow puedes comparar las mejores ofertas de concesionarios locales y nacionales. ¡Consigue la mejor Rifter offerta sin complicaciones!

Compara ofertas de Rifter 6.233 € de ahorro medio