¿Quieres vender tu coche? Mejor precio garantizado

¿Cuánto cuesta camperizar una furgoneta?

3 de junio de 2022 de

El caravaning está de moda. Tras la pandemia de la COVID-19 en 2020 se ha producido una explosión comercial en el mercado de las autocaravanas. La búsqueda de libertad y el poder viajar con la casa a cuestas está animando a muchos conductores a hacer sus propias trasformaciones. Sin embargo, se trata de un proceso más complicado de lo que uno pueda imaginar, y conviene tener en cuenta varios factores para no acabar desesperado en el proceso. Una de las preguntar más repetidas es: ¿Cuánto cuesta camperizar una furgoneta?

Las autocaravanas siempre han sido la solución ideal para poder viajar sin ataduras de horarios, hoteles o localizaciones. Con el horizonte como destino, las autocaravanas ofrecen la comodidad de poder viajar con toda la casa a cuestas, pudiendo parar donde y cuando se quiera. Sin embargo, las autocaravanas son caras, y por ese motivo muchos conductores prefieren hacer sus propias transformaciones con la intención de ahorrarse unos cuantos euros. Hace tiempo te contamos cuáles eran las mejores furgonetas para camperizar.

Presupuesto para camperizar una furgoneta uno mismo

Lo más importante antes de ponerte manos a la obra con la transformación de una furgoneta es determinar un presupuesto. Las opciones de personalización son infinitas y solo el tamaño de nuestro presupuesto marcará el límite. Hay dos formas de camperizar una furgoneta; la primera de ellas es acudir a uno de los muchos preparadores y talleres expertos en la materia donde nos aconsejarán de todas las opciones posibles. Es una solución cómoda y rápida, aunque no muy barato.

Si queremos una transformación más personal ahorraremos mucho dinero al hacerlo nosotros mismos, pero el tiempo puede alargarse mucho más en función de las complicaciones que queramos tomar o los elementos que queramos meter a nuestra autocaravana. Hay que tener en cuenta el coste principal será el de la propia furgoneta, así que no está de más echar un vistazo a la lista de las furgonetas más baratas que hay a la venta con el fin de ahorrar unos cuantos euros. Con la furgoneta ya en nuestro poder, las partidas de gastos más importantes serán las siguientes:

  • Tratamiento de óxido: En el caso de las furgonetas de segunda mano es importante tener en cuenta la antigüedad y el estado del vehículo. El óxido es un problema habitual de las furgonetas debido a la dura vida de servicios que ha cumplido. Eliminar el óxido supone más tiempo y esfuerzo que dinero. Los materiales te costarán entre 20 y 50 euros, aproximadamente.
  • Pintura exterior e interior: A la hora de camperizar una furgoneta de segunda mano conviene darle una pintura renovadora para mejorar el aspecto visual. También podemos decorar el interior panelado con pinturas específicas para el interior. No hay límites en este aspecto. El gasto medio oscila entre los 200 y los 800 euros, dependiendo del acabado que queramos darle.
  • Aislamiento: Una vez el óxido sea cosa del pasado hay que invertir en un buen aislamiento que nos proteja tanto del calor como del frío. En el mercado hay muchas opciones de material aislante. Para una furgoneta de tamaño medio se necesitan entre 15 y 20 metros cuadrados de material, con un coste aproximado de entre 12 y 15 euros el metro cuadrado. Entre 100 y 300 euros aproximadamente.
  • Revestimiento y panelado: Siguiendo el proceso de capas, el siguiendo el sándwich es hora de aplicar un revestimiento que cubra la chapa y el material aislante. Las opciones son casi infinitas, desde finas láminas de madera a paneles de PVC. A la hora de cubrir el suelo conviene que sea con un material duro y resistente capaz de soportar el peso y el desgaste. En total el gasto aproximado será de unos 400 o 500 euros en función del material.
  • Muebles: Si bien los pasos anteriores son casi obligatorios, llegamos a la etapa de personalización. En cuestión de muebles no hay límite. Las opciones son infinitas, existiendo hoy en día módulos adaptados para múltiples funciones. En este caso no hay presupuesto aproximado pues depende de las necesidades y gustos de cada uno. Para abaratar ese paso siempre es posible crear los muebles de forma artesanal.
  • Instalación de agua: Aunque no es obligatorio, si queremos que nuestra camper sea una extensión de nuestra propia casa es recomendable instalar un circuito de agua con el que poder ducharnos o lavar los platos. Será necesario contar con un termo para calentar el agua y un depósito de agua potable y otro para las aguas residuales generadas. El precio total de la instalación dependerá del grado de complejidad, oscilando entre los 200 y los 700 euros.
  • Instalación eléctrica: Al caer la noche la luz de nuestra camper será un refugio donde poder cocinar, leer o hacer cualquier otra actividad. La instalación eléctrica es uno de los pasos más complejos a la hora de camperizar una furgoneta. Cableado, batería auxiliar, tomas de conexión y múltiples opciones añadidas suponen una de las partidas de gasto más caras. Entre 750 y 1.200 euros, aproximadamente.
  • Calefacción y aire acondicionado: Las noches más frías y los días más calurosos no deben suponer ningún problema con un sistema de calefacción y aire acondicionado. Con módulos capaces de cumplir ambas funciones, el gasto será de entre 150 y 900 euros en función del sistema seleccionado y la potencia de este.
  • Ventanas y claraboyas: Las furgonetas industriales no cuentan con ventanas, pero para darle un ambiente más hogareño a la camperización es muy recomendable instalar ventas y claraboyas que permitan la entrada de luz y una óptima ventilación. El precio varía en función del tamaño, el número y el material empleado, pero calcula un presupuesto entre 50 y 400 euros si buscamos sistemas con ventilación propia.
  • Cocina: La libertad de una furgoneta camperizada alcanza su nivel máximo cuando se instala una cocina. Hay muchas alternativas posibles, desde cocinas de gas a placas eléctricas. La instalación es diferente en ambos casos, obligando al montaje de un circuito de gas en el primer caso. En cualquier caso el precio rondará entre los 100 y los 300 euros.
  • Nevera: Completando el apartado de la cocina, la instalación de una nevera nos permite tener bebidas y comidas completamente refrigeradas. Con una buena instalación eléctrica, hay múltiples neveras disponibles en el mercado. Los precios oscilan entre los 70 euros para las neveras portátiles de baja potencia y los 400 euros en función del modelo, la capacidad o la potencia.
  • Lavabo químico: Si queremos tener la máxima privacidad posible y no tener que depender de terceras instalaciones, lo más recomendable es la instalación de un lavabo químico. En el mercado hay muchas opciones diferentes. Desde pequeños módulos por apenas 100 euros, hasta impresionantes módulos de más de 500 euros.
  • Cama, colchón y asientos: A la hora de ponerse cómodo, las opciones de confort de nuestra camper deben incluir elementos como la cama, el colchón y los asientos. Pudiendo fabricarlo de forma personal por apenas unos euros, también es posible comprar módulos polivalentes en el mercado por unos cientos de euros. El precio depende del tamaño y la calidad de los acabados.
  • Homologación: Llegamos al último y más decisivo paso. Tras haber camperizado nuestra furgoneta llega la hora de homologar toda la preparación para así poder circular acorde a la legalidad y no tener problemas de seguridad. Teniendo que realizar un estudio para demostrar que las diferentes instalaciones se ajustan a las normativas, el proceso burocrático puede dilatarse más de lo deseado. El precio total depende de las modificaciones y el tamaño de la furgoneta. Calcula un precio aproximado entre los 500 y los 800 euros.

Presupuesto para camperizar una furgoneta con una empresa

Sabemos que todo el proceso de camperizar una furgoneta puede ser mucho más de lo complejo de lo que se puede imaginar. Si bien no tenemos el tiempo para realizar la transformación o si bien no sabemos cómo hacerlo, lo mejor será ponerse en manos de profesionales. En el mercado hay muchas empresas que se encargan de la camperización de furgonetas desde cero. Una vez más el límite lo marca nuestra imaginación o nuestro presupuesto.

Ahora bien, una de las preguntas claves es, ¿dónde camperizar mi furgoneta? Lo primero que debes plantearte es qué quieres o necesitas. Hay empresas que son capaces de instalar diferentes kits de camperización a otras que contemplan una mayor personalización en función de las necesidades y las dimensiones particulares. Un kit de camperización para una furgoneta pequeña puede tener un coste aproximado de 1.000 euros. En los casos más extremos el gasto puede dispararse fácilmente por encima de los 10.000 euros.

Precio de camperización por tamaño de furgoneta

Como ya te hemos ido contando, el presupuesto para camperizar una furgoneta depende en gran medida de lo que queramos. Dejando a un lado el precio del vehículo en sí, los precios varían mucho en función del tamaño, siendo las furgonetas pequeñas las más económicos. Por el contrario, las furgonetas grandes resultan más caras de camperizar dado el tamaño y el mayor número de posibilidades. Hacemos un pequeño resumen en función del tamaño y el tipo de camperización.

Furgoneta pequeña
Camperización low cost Camperización completa
Desde 500 euros 5.000 euros (aproximadamente)

 

Furgoneta mediana
Camperización low cost Camperización completa
Desde 1.000 euros 7.000 euros (aproximadamente)

 

Furgoneta grande
Camperización low cost Camperización completa
Desde 5.000 euros Más de 10.000 euros

Configura aquí tu furgoneta

Suscríbete al Newsletter Editorial de carwow introduciendo tu email a continuación para recibir actualizaciones con nuestros últimos vídeos, opiniones, noticias y publicaciones de blog.

Podrás darte de baja de estos emails cuando quieras. Una vez te suscribas, estás consintiendo los Términos y Condiciones así como accediendo a nuestra Política de Privacidad.