¿Quieres vender tu coche? Mejor precio garantizado

¿Cuánto cuesta pintar un coche?

5 de septiembre de 2022 de

La pintura de un coche no es solo una capa estética que se ajusta a nuestro gusto, también es la primera barrera de defensa que tiene la carrocería para evitar ser destruida por el agua, la humedad o los agentes externos o simplemente porque hemos chocado nuestro vehículo con un coche contrario o con otro objeto. Cuando cambiamos la capa superficial, ya sea por desgaste, deterioro o por simple gusto, es necesario realizar una serie de pasos para que todo quede correctamente. La pregunta del millón es: ¿cuánto cuesta pintar un coche? Aunque no hay una respuesta definida y exacta, vamos a tratar de darte unas pequeñas nociones de cuánto puede suponer y qué pasos hay que dar para que tu coche vuelva a lucir tan espectacular como si fuese nuevo.

Factores que influyen en el precio

Al fin y al cabo nuestro coche está formado por diferentes paneles y superficies de carrocería: puertas, capó, parachoques, techo, aletas y maletero son los principales elementos que conforman la chapa exterior del todo vehículo. El precio de pintar un coche puede variar entre unos pocos euros y varios miles en función del trabajo y el acabado que deseemos tener. Como todo en la vida, cuanta más calidad, artesanía y dificultad entrame una tarea, más costosa va a resultar. Los factores principales son los siguientes:

  • Comunidad autónoma: Según un estudio realizado en 2020, el coste de pintura de un taller oscila entre poco más de 700 euros y casi 2.000 euros en función de la comunidad autónoma en la que nos encontremos. La provincia más barata es Badajoz, con un coste aproximado de 726 euros. La más cara de todas es Guipúzcoa, que eleva la factura del taller hasta los 2.000 euros. En grandes capitales como Madrid o Barcelona el precio medio se sitúa entre los 1.468 y los 1.162 euros, respectivamente.

 

  • Tamaño del coche: Está claro que cuanto más pequeño sea el coche a pintar menos cantidad de materiales se van a necesitar y menos tiempo de trabajo se requerirá por parte del experto. Los coches grandes como los SUV generalmente están asociados con las marcas premium del mercado: Audi, BMW, Mercedes, Lexus, Porsche… En esas marcas el trabajo de detallado de la pintura es mucho más delicado y, por lo tanto, costoso. En el extremo del lujo se encuentran marcas como Ferrari, Rolls-Royce o Bentley, en esos caso el presupuesto queda limitado por el tamaño de la cartera del cliente.

 

  • Tipo de trabajo: No todas las reparaciones exigen un repintado completo del coche. Los pequeños desperfectos en la pintura son mucho más baratos de corregir que si hablamos de pintar un panel completo. Pequeños arañazos o roces podemos tratarlos en casa y que a veces son eliminados con un simple pulido sin necesidad de tener que tocar la pintura. El precio puede estar entre los 100 y los 200 euros.

 

  • Área de pintura: Como es lógico, el presupuesto de un pintor no será el mismo si se va a pintar una pequeña parte del coche o si se va a pintar el coche por completo. Hay zonas más complicadas que otras y que exigen más preparación y tiempo, lo que al final acaba encareciendo la factura final. El precio aproximado por secciones es el siguiente:
Parte del coche Precio aproximado
Coche completo 2.000 euros
Puerta delantera 180 euros
Puerta trasera 180 euros
Paragolpes delantero 200 euros
Paragolpes trasero 200 euros
Aleta delantera 180 euros
Aleta trasera 180 euros
Capó 220 euros
Techo 280 euros
Portón trasero 200 euros
Retrovisor 70 euros

 

  • Tipo de pintura: Al igual que si tratamos de pintar una pared o un mueble, existen diferentes tipos de acabados y materiales para pintar un coche. Cuantas más capas exija la pintura de nuestro coche, más caro será el trabajo. La pintura metalizada es más cara que la pintura satinada, y lo mismo pasa con las pinturas mate o iridiscentes que exigen un tratamiento muy específico. Por tanto, la utilización de una pintura perla serán más cara, por ejemplo que si hemos elegido pinturas más sencillas.

 

  • Color de la pintura: Aunque cueste creerlo sí, el color de la pintura seleccionada para el coche afecta al precio final. El negro es un color muy delicado ya que resalta todas las imperfecciones de la carrocería. El más fácil es el blanco, pero los colores más fuertes y personalizados exigen más capas y por lo tanto son más caros. También el precio variará si elegimos el color original de fábrica o un color diferente.

 

  • Taller: Este es, sin duda alguna, el factor que más afecta al precio de pintura de un coche. Los buenos artistas de la pintura son caros, pero merecen la pena tanto a nivel estético como de durabilidad. Lo bueno se paga.

Dónde es mejor solicitar el servicio/pintar el coche

Repartidos por toda la geografía existen cientos de miles de talleres que realizan trabajos de pintura para coches, pero la mejor opción siempre es acudir a un servicio técnico oficial de la marca de tu coche. Allí tienen los códigos exactos para la pintura de tu coche, además de que la mayoría de ellos disponen de instalaciones más adecuadas para aplicar correctamente la mano de pintura. También supone una ventaja a la hora de contar con garantía oficial en caso de desperfectos o trabajos mal realizados. Eso sí, el precio será ligeramente superior.

Cómo se pinta un coche, paso a paso

Aunque mucha gente no lo crea, pintar un coche no es tan sencillo como abrir un bote de pintura y aplicarla con pistola sobre la carrocería. El proceso es mucho más complicado de lo que pueda aparentar, y requiere de una serie de pasos muy concretos que garantizan un trabajo bien hecho:

  1. Preparación: Todo trabajo de chapa y pintura arranca con la preparación de la carrocería. Detectar las superficies a pintar y el grado de afectación de la pintura es esencial para planificar el resto de las operaciones.
  2. Desmontaje: Una vez se hayan detectado y marcado los desperfectos a corregir es hora de empezar a desmontar las piezas que sean necesarias. Paragolpes, faros, manetas de las puertas, espejos retrovisores, molduras… La superficie debe quedar completamente limpia de obstáculos para obtener el mejor resultado final.
  3. Lijado y preparación: Es necesario eliminar las capas superficiales de la pintura para que la nueva capa agarre correctamente. Según su situación y tamaño se tratarán con utillaje, varillas o masilla, cuyo grosor no debe ser superior a las 500 micras.
  4. Alisado e imprimación: Todas las superficies deben quedar lisas y suaves. No debe haber saltos u ondulaciones. Tras lograrlo se aplica una capa de imprimación que sirve como fijador.
  5. Segundo lijado: Si con uno no fuese suficiente, una vez la imprimación se haya secado es necesario volver a lijar para alisar las últimas imperfecciones que queden.
  6. Empapelado y limpieza: Eliminar cualquier sustancia o partícula que pueda suponer un problema en el resultado final. Es esencial limpiar debidamente la zona a pintar.
  7. Pintado y barnizado: Si se han cumplido todos los pasos previos correctamente tan solo queda aplicar las capas de pintura que sean necesarias y barnizar para lograr un acabado brillante y vistoso.

Alternativas: vinilar el coche

Cada vez existen alternativas diferentes a las típicas pinturas. El vinilado es más barato que pintar, aunque también depende del taller que lo haga y del material que se emplee. Las ventajas son varias: desde la alta resistencia a golpes y arañazos hasta la facilidad de montaje y desmontaje. Cada vez más usuarios optan por el vinilado ya que permite cambiar el color del coche de forma rápida y sin mucho presupuesto. El precio aproximado por vinilar un coche ronda entre los 100 y los 1.000 euros, pudiendo hacerse en casa de forma personal.

Cómo elegir el mejor color para tu coche

Gracias a las pinturas modernas y a las alternativas disponibles como los vinilos, existen tantas opciones de personalización como estilos diferentes. En cuestión de gustos no hay nada escrito, así que busca el color que mejor se adapte a tu estilo. Como ya hemos dicho, los colores especiales, metalizados, nacarados e iridiscentes, tienen un precio más alto. Te harán destacar del resto de coches de la carretera, pero a un elevado coste.

Consejos tras pintar tu coche: aviso a la DGT y al seguro

Si pintamos nuestro coche del mismo color con el que vino de fábrica no hay ningún problema, no será necesario avisar a nadie, pero si cambiamos el color de la carrocería será necesario notificar la modificación tanto a nuestro seguro como a la Dirección General de Tráfico. La DGT obliga a ello porque en la ficha técnica de nuestro vehículo figura el color de fábrica. También porque en caso de accidente es más fácil identificar el coche. Por el contrario, el seguro no te obliga a notificar el cambio de color, pero sí es recomendable ya que en caso de sufrir un golpe la aseguradora sólo realizará los trabajos especificados en la póliza. Si has cambiado el color o has modificado el trabajo de pintura y no figura en tu póliza no te lo cubrirá el seguro.

Configura aquí tu coche nuevo

Suscríbete al Newsletter Editorial de carwow introduciendo tu email a continuación para recibir actualizaciones con nuestros últimos vídeos, opiniones, noticias y publicaciones de blog.

Podrás darte de baja de estos emails cuando quieras. Una vez te suscribas, estás consintiendo los Términos y Condiciones así como accediendo a nuestra Política de Privacidad.