Días carwow: Especial verano Coches en oferta y con entrega inmediata hasta el 30 de junio

Mantenimiento Citroën ë-C4

El Citroën ë-C4 es la versión 100 % eléctrica de la última generación del Citroën C4, presente desde finales de 2020. Uno de sus puntos fuertes está en el diseño, tanto interior como exterior, que no se diferencia del resto de la gama C4 con motores térmicos. Carece por tanto de tintes futuristas y ofrece un estilo de coche normal, cosa que no ocurre en rivales como el VW ID.3, por ejemplo. Está disponible con un único motor de 136 caballos y su batería es de 50 kWh, con los que Citroën declara una autonomía máxima homologada de 350 kilómetros.

Coste de mantenimiento del Citroën ë-C4

A la hora de comprarnos un coche de combustión, normalmente hacemos balance de lo que nos va a costar mantenerlo desde su desembolso inicial hasta el mantenimiento mecánico, pasando por gasto de combustible, impuestos etc. De la misma manera debemos hacer con los coches eléctricos. Tienen, por norma general, un precio inicial bastante más elevado que sus versiones de combustión (si las tuvieran) pero a posteriori cuentan con muchas más ayudas y un mantenimiento menos costoso.

Configura aquí tu Citroën ë-C4

A nivel mecánico, son coches más baratos de mantener porque tienen muchos menos elementos sometidos a desgaste y, en general, muchas menos piezas. No tiene correa de distribución, bujías o filtros de aire, elementos que tantos euros nos cuestan en modelos con varios años de vida y bastantes kilómetros encima. En otro ámbito donde hay un gran ahorro es en la transmisión. No hay embrague ni caja de cambios con diferentes marchas. El motor consiste en un único elemento en rotación, en lugar de un conjunto de pistones, bielas y mecanismos en movimiento alternativo y sometidos a la fuerza de combustión.

Otros dos aspectos importantes a la hora de hablar del mantenimiento de un coche eléctrico son los neumáticos y los frenos. En el caso de los frenos lo que sucede es que, al soltar el pedal del acelerador, el coche es capaz de retener y recargar ligeramente la batería. Así, el gasto del freno siempre es mucho menor principalmente por ciudad ya que esta manera de conducción de un pedal se debería usar siempre que se pueda.

Existen elementos comunes

Hay elementos iguales entre ambos coches (eléctrico/combustión) que tienen el mismo desgaste. Hablamos de todo lo relacionado con el interior, asientos, tapicería u otros elementos como escobillas de los limpiaparabrisas, el propio líquido de este o ciertos aspectos sin un gran coste de mantenimiento.

A modo de advertencia, hay que destacar lo altamente peligroso que es tocar cualquier componente eléctrico del coche. El sistema trabaja con un voltaje muy alto y se puede sufrir una descarga. Por tanto, es importante que solo personal cualificado haga el mantenimiento requerido.

Configura aquí tu Citroën ë-C4

Por norma general, el elemento más caro en un coche eléctrico es su batería. Pese a ser un elemento muy caro en el proceso de producción, la garantía que las marcas de automóviles ofrecen sumado al gran rendimiento que las baterías dan durante su vida útil hacen que sea bastante económico y rentable mantener un coche eléctrico en este aspecto. Por norma general las marcas están ofreciendo actualmente unos 8 años de garantía o 160.000 km.

Suscríbete al Newsletter Editorial de carwow introduciendo tu email a continuación para recibir actualizaciones con nuestros últimos vídeos, opiniones, noticias y publicaciones de blog.

Podrás darte de baja de estos emails cuando quieras. Una vez te suscribas, estás consintiendo los Términos y Condiciones así como accediendo a nuestra Política de Privacidad.

Citroën ë-C4

Un eléctrico tranquilo
7/10
35.270 € - 37.770 €
PVP
Leer opinión Comparar ofertas