Precio y opinión del Mercedes GLA Híbrido Enchufable

El GLA PHEV ofrece un espacio interior suficiente, aunque pueda pecar de maletero un poco menor de lo esperado, tiene una calidad refrendada, carrocería elevada para salir al campo con cierta alegría y un puesto de conducción propio de un buen turismo.

Compra el Mercedes GLA Híbrido Enchufable al precio que buscas
Disfruta de cambiar de coche con Carwow, recibe las mejores ofertas de concesionarios oficiales y compra al mejor precio.
PVP 55.550 € Ahorra 8.944 € de media
Precio Carwow desde
Al contado
47.226 €
Oferta financiando
44.915 €
Listo para ver precios adaptados a ti?
Comparar ofertas
Opinión de Carwow
8/10
Evaluado por Carwow tras una exhaustiva prueba de conducción.

A favor

  • Amplitud
  • Calidad de acabados
  • Capacidad de baterías

En contra

  • Peso
  • Autonomía real
  • Poca recarga en marcha

Mercedes GLA Híbrido Enchufable: ¿Sobre qué te gustaría leer ahora?

Cuánto cuesta el Mercedes GLA Híbrido Enchufable

El Mercedes GLA Híbrido Enchufable tiene un precio de venta al público entre 55.550 € y 55.550 €. No obstante, en Carwow puedes ahorrar 8.944 € de media. El precio de salida es de 47.226 € si pagas al contado.

Nuestras versiones más populares del Mercedes GLA Híbrido Enchufable son:

Versión del modelo Precio Carwow desde
GLA 250e 5dr 47.226 € Comparar ofertas

Información general

Texto por Redacción Carwow 

El GLA, actualizado en 2023 con cambios muy ligeros, es un SUV mediano. Tiene una longitud de 4,41 metros por lo que puede ser una alternativa, aunque más costosa, al KIA XCeed, que es un cochazo, o al BMW X1 o al Audi Q3. En el caso de la versión híbrida enchufable, motivo de esta prueba, todos estos coches alternativos que hemos citado tienen opción PHEV con la que competir con el GLA. 

El GLA es un coche que tiene cierta capacidad para salir fuera del asfalto (obviamente, mejor con tracción a las cuatro ruedas, no en versión PHEV), un aspecto robusto y campero, pero sirve para moverse sobre todo por ciudad y carretera en su versión híbrida enchufable. Tiene un tamaño comedido, pero con buena calidad y espacio suficiente.

Con la variante híbrida enchufable y su etiqueta “0” de la DGT, el GLA te proporciona movilidad eléctrica durante, según datos de Mercedes, 63 kilómetros, lo que, por ejemplo, te permite circular por la ciudad con suficiente autonomía y recargar por la noche en casa o por la mañana en la oficina. Aunque es posible que tengas que ir “a la caza” del cargador del centro comercial.

Tiene 218 CV que provienen del trabajo conjunto de dos motores, uno de gasolina y otro eléctrico. El cambio es automático, por lo que solo tendrás que acelerar y frenar. Lo que más nos ha gustado es que es uno de los SUV en los que menos se nota la hibridación del mercado, y que su confort de marcha no se resiente respecto al resto de la gama, aunque sea más pesado.

Interior y maletero del Mercedes GLA Híbrido Enchufable

Espacio interior

Tenemos una mala noticia, pero es acerca del maletero así que aún puedes seguir sonriendo. En el interior del GLA en versión PHEV vas a encontrar el mismo espacio que en cualquier otro GLA de la gama. Las plazas delanteras ofrecen un espacio longitudinal más que bueno, entre 89 y 112 centímetros, más que el monovolumen EQV. En las plazas traseras, 73 centímetros de espacio longitudinal, un dato bueno, y 138 cm de anchura. No es mal dato, pero el BMW X1 o el Peugeot 3008 lo tienen mejor: 141 cm. No habrá problema en la altura libre al techo porque hay la suficiente para que quepan sin incomodidad pasajeros de altura generosa.

Independientemente de lo deslumbrante de las grandes pantallas de su salpicadero, la calidad general que se percibe es buena, pero no así tanto la de ajuste, con algún plástico "crujiente" al alcance de la mano. Tendrás huecos en la consola central para un par de latas y para vaciar los bolsillos, alguno con tapa de ”persiana” y un reposabrazos no deslizable, ojo, con doble compuerta, bastante espacio dentro y dos tomas USB-C.  La guantera, con llave, tiene luz y, los parasoles, con tapa, también. Si eres de los que guarda gafas de sol “para conducir”, arriba junto al retrovisor central, tienes un hueco cerrado específico. Hay una pequeña red en el túnel central, en el lado del acompañante, ideal para, por ejemplo, pañuelos de papel.

Maletero

Los componentes del sistema híbrido suponen una reducción en el compartimento de carga, que pasa de los 435 litros de un GLA “normal” a 385 litros. Se queda en la misma capacidad que tiene un SEAT León. Si abates los asientos traseros llegarás a los 1.385 litros de capacidad. La capacidad disponible es fácil de aprovechar gracias a que Mercedes diseña el maletero de sus coches con un volumen homogéneo. No encontrarás muchos accesorios de sujeción, más allá de un par de redecillas laterales, una cinta elástica que permite sujetar bultos pequeños a una de las paredes y argollas para poder usar pulpos o cuerdas con las que atar una carga más comprometida.

Multimedia

El GLA 2023 dispone de un gran equipamiento y posibilidades de conectividad multimedia y lo tiene todo de serie: la pantalla es táctil, con la interfaz MBUX multimedia y de 10,25” (antes de la actualización había una pantalla más pequeña disponible, de 7 pulgadas, que ya desaparece del catálogo). Monta navegador Plus con información activa del tráfico, conectividad por bluetooth con integración de Apple Car Play y Android Auto y, por supuesto, varias conexiones USB. Si quieres, puedes pagar por el equipo de sonido Burmester.

Qué motores tiene el Mercedes GLA Híbrido Enchufable

La versión híbrida enchufable del Mercedes GLA puede inducir a error por su nombre porque se denomina “250 e”. La “e” es de “eléctrico” y aquí surge el problema. No es un coche eléctrico 100%, sino híbrido enchufable, que combina un motor de combustión con otro eléctrico cuyas baterías se recargan, óptimamente, con un enchufe a la red. Según el ciclo homologado WLTP, la autonomía en modo eléctrico es de 63 kilómetros y, por tanto y sin ser mucho en términos de uso diario o en viajes largos, sí es más que alternativas como Volvo XC40 T5 Twin Recharge (46 kms). Otro rival, aunque más barato, puede ser el Peugeot 3008 Hybrid, que homologa 40 kilómetros. 

Como dijimos antes, es la única opción híbrida enchufable de la gama GLA. Los motores que combina el Mercedes GLA son una de gasolina y cuatro cilindros, con turbo y 1,3 litros de cubicaje. Está tomado de la versión de acceso, GLA 200, pero con 3 CV menos debido, principalmente, a cambios en el mapa electrónico. Sí es curioso que el sistema de escape llegue solo hasta, más o menos, la mitad del coche. Si miras bajo el faldón trasero, no verás tubo de escape. ¿Os imagináis si lo hubieran puesto hacia un lado, como el Chrysler Viper… o el Renault 4L?. Seguramente sea una locura y una idea completamente fuera de lugar, no es un coche para eso, ¡pero no lo hemos podido evitar!

El motor eléctrico está integrado en la caja de cambios y sirve para: apoyo al de combustión, trabajando juntos, arrancarlo, mover el coche por sí solo y recargar las baterías. Se alimenta de baterías de iones de litio de 15,6 kWh de capacidad bruta. Esa capacidad es de las mejores del mercado y la mejor de entre sus similares. Pero no nos dejamos llevar por la alegría, aún es poca y, además, pesada: 150 kilos.

Prueba de conducción del Mercedes GLA Híbrido Enchufable

Conducción

Una virtud destacable del GLA 250e frente a sus competidores estriba en que el motor de combustión aporta gran parte de la potencia del sistema híbrido, a diferencia de lo que ocurre, por ejemplo, en un BMW X2 xDrive25e. Si te fijas, los dos tienen una potencia total similar, 218 CV el Mercedes, 220 CV el BMW. Sin embargo, la combinación es de 163 CV del motor de gasolina más 109 CV del eléctrico en el Mercedes, y de 125 CV de gasolina más 95 CV del eléctrico en el BMW. La suma de ambas nunca da la potencia total, porque ambos motores no dan su potencia máxima a la vez.

En detalles como este radica el agrado de uso en un PHEV una vez la batería se descarga en mitad de un viaje. El Mercedes conserva una capacidad de aceleración y recuperación muy buena, de manera que cuando llega una pendiente pronunciada o un adelantamiento, tienes reserva de potencia bajo el pie derecho para sentir que el coche responde. En el BMW todo va a otro ritmo en cuanto no hay batería. El motor se esfuerza por mover la pesada carrocería del X2 con sus kilos extra en forma de baterías, pero lo mueve a duras penas. Le cuesta mantener la velocidad en los repechos, y adelantar tampoco se convierte en tarea inmediata. En la práctica, el GLA es un coche mucho más solvente en todas la situaciones cotidianas en que te puedes hallar cuando conduces un SUV híbrido enchufable, y esto es extensible a otros modelos de potencia parecida y cuyo motor térmico no tiene la voz cantante en el conjunto propulsor.

En todo lo demás es un "buen Mercedes". Tiene una suspensión blanda, clarísimamente orientada al confort, pero que ofrece un nivel de confianza que otros SUV, sencillamente, no te van a dar. Cuando crees que llegas demasiado rápido a una curva y aprietas las manos (u otra parte del cuerpo) para sujetar el volante y trazarla lo mejor que puedas, te encuentras con que el GLA 250e se adhiere al asfalto con absoluta precisión, sin titubeos, estable, bien plantado. La sensación es curiosa, porque aunque sientes que el coche no va firme, ves la forma en que se mueve en curvas y sospechas que hay mucho trabajo de ingeniería bien hecho entre el volante y el asfalto. La suspensión es un ejemplo perfecto de cómo hacer un coche cómodo y a la vez, eficaz.

No confundas todo lo dicho antes con cualquier aspecto relacionado con deportividad. En absoluto. El GLA ni se aproxima a esa definición. Te hace la vida fácil, te permite ir muy rápido sin compromisos, gasta poco, corre lo suficiente y es silencioso y agradable en el día a día. Pero bajo ningún concepto "te pide guerra" al volante. Invita a llevarlo a ritmo tranquilo, aprovechando en lo posible su facilidad para ganar velocidad con poca sensación de esfuerzo. Como si rodase sin fricciones y, sobre todo, en silencio cuando solamente se mueve con impulsión eléctrica.

Consumo y emisiones

Como en otros coches híbridos enchufables, el consumo varía si cuentas con el apoyo del motor eléctrico o no. Mercedes homologa 1,5 litros a los 100 de consumo medio de gasolina, que suponen 30 gr/km de CO2, pero ese consumo está "cogido con pinzas. Podrás aspirar a alcanzarlo si inicias el recorrido con la batería cargada y te mueves a ritmo tranquilo durante los 100 primeros kilómetros. Cuando circules únicamente con el motor de combustión, verás cifras mucho más altas, en el entorno de los 6 o 7 litros cada 100 km siempre que no te pese el pie sobre el acelerador. Un consumo medio habitual en un viaje largo por autovía a 120 km/h estará alrededor de los 7 litros una vez se estabilice el gasto de gasolina tras agotar la batería. Si nos atenemos a los datos homologados, puros y duros, hemos de decir que son mejores que los de coches similares.

Prestaciones

Con ambos motores funcionando al unísono, el Mercedes GLA 250 e homologa una  aceleración de 0 a 100 km/h en 7,1 segundos y corre hasta los 220 km/h de velocidad máxima. Al igual que en otros coches híbridos enchufables, en el Mercedes GLA 250e puedes seleccionar diferentes modos de conducción para adaptar el sistema a nuestras necesidades. Por una parte, está la respuesta de los motores, por ejemplo, deportiva o económica. Pero también queremos referirnos a cuáles usar. Puedes marcarle que circule únicamente en modo eléctrico (hasta 140 km/h) o que lo haga con ambos motores. Además, puede mantener la carga de la batería, no usando el eléctrico. Así, por ejemplo, rodar con el de combustión y la carga de la batería que traemos de casa reservada para cuando lleguemos a la ciudad. No puede cargar las baterías con el motor de combustión. En modo eléctrico, podemos “jugar” con la capacidad de retención del motor y, por tanto, con la recarga.

Ayudas a la conducción

Acuérdate, a la hora de configurarlo, de incluir las ayudas al al aparcamiento. Son 120 €, pero tendrás que pagarlos si quieres que te asista con el radar de distancia de aparcamiento. Además, puedes completar las opciones con elementos como el paquete Avantage, unos 1.400 €, por el que ya monta el cuadro de relojes digital. Head-up display o luces de carretera automáticas son extras, también. Podríamos seguir con el control de crucero adaptativo o el reconocimiento de señales, que también son opcionales, pero vamos a ver que monta control de crucero, alerta de mantenimiento en el carril, faros LED, cámara de visión trasera o detector de fatiga de serie.

Tiempo de carga y autonomía

La parte eléctrica del sistema híbrido es muy interesante por ser mejor que en rivales de marcas como Audi o BMW. Tiene baterías de 15,4 kWh que se pueden recargar con corriente alterna y continua. Primer dato importante. En el primer caso, y con 7,4 kW, de potencia, el GLA 250 e necesita poco menos de 2 horas para una recarga completa desde el 10%. Si lo enchufamos a una toma de corriente contínua a 24 kW, necesita 25 minutos para completar del 10 al 80 % de la carga.

Qué opinión tiene Carwow del Mercedes GLA Híbrido Enchufable

Una de las ventajas de este coche es su posibilidad de rodar fuera del asfalto, gracias a su altura libre y la tracción a las cuatro ruedas, pero no es esta. Con la versión híbrida, es preferible si no sales de la carretera. Es de lo mejorcito que se puede tener en coches híbridos, pero no nos parece aún algo para “perder la cabeza”. Hay versiones de combustión muy interesantes.

El actual Mercedes-Benz GLA, se fabrica, en todas sus versiones, en Rastatt (Alemania). Pero si nos lees desde china y lo compras allí, será uno fabricado en Pekín.

El Mercedes GLA es un “crossover” con carrocería sobreelevada.

En el configurador de carwow puedes elegir la versión que más se ajuste a tus necesidades y el equipamiento de tu Mercedes GLA Híbrido Enchufable. Selecciona el método de pago, tipo de combustible, caja de cambios, acabado, motor y color que deseas y en pocos minutos recibirás las mejores ofertas de concesionarios oficiales cerca de ti.

Casi como decía Henry Ford, “puedes tener el Ford T en que color que quieras, siempre que ese color sea el negro”. El GLA tiene el color de negro de serie, sin sobre coste. Si pagas 274 €, accedes a colores como Blanco Polar (el más demandado) y, si subes a 874 €, accedes a Azul denim, Rojo patagonia o Gris montaña. El tope lo ponen los 2.560 € del gris montaña magno.

Este coche está disponible con un único acabado, sin una denominación concreta, al que le puedes añadir opciones o paquetes de equipamiento.

Mide 4,41 metros de longitud, 1,83 metros de anchura y 1.61 metros de altura. Además, su distancia entre ejes es de 2,730 metros.

Compra el Mercedes GLA Híbrido Enchufable al precio que buscas
Disfruta de cambiar de coche con Carwow, recibe las mejores ofertas de concesionarios oficiales y compra al mejor precio.
PVP 55.550 € Ahorra 8.944 € de media
Precio Carwow desde
Al contado
47.226 €
Oferta financiando
44.915 €
Listo para ver precios adaptados a ti?
Comparar ofertas
Mercedes GLA Híbrido Enchufable
Configura tu propio GLA Híbrido Enchufable en Carwow
Ahorra 8.944 € de media
  • Personaliza el color, motores, acabado y mucho más
  • Recibe ofertas de concesionarios oficiales
  • Compara según su valoración, ubicación, precio y disponibilidad
  • Usar Carwow es 100% gratis y confidencial