Días carwow: Especial verano Coches en oferta y con entrega inmediata hasta el 30 de junio

Claves para una conducción eficiente

Una conducción inteligente aporta grandes beneficios tanto económicos como ecológicos. Conocer las claves de cómo reducir el consumo y las emisiones de nuestro coche es muy importante para mejorar el rendimiento del vehículo y ahorrar en mantenimiento, además de reducir notablemente el riesgo de accidente. Desde el equipo de carwow te traemos los mejores consejos para una conducción eficiente.

El cambio de marchas en el rango óptimo

La primera marcha debemos utilizarla únicamente para empezar el recorrido y en seguida engranar la segunda. No es aconsejable circular más de dos o tres segundos en primera si lo que buscamos es ahorrar combustible y ser más eficientes en la conducción. Una vez estamos circulando bien por ciudad o bien fuera de ella a velocidades más altas, debemos procurar acelerar de forma progresiva y subir de marcha en el rango óptimo de revoluciones.

El momento adecuado para subir una marcha no es exacto y varía en función de cada coche y de cada combustible. Si el coche es diésel, el rango de revoluciones óptimo es más bajo que en un coche de gasolina que siempre necesitará estar más revolucionado para admitir la siguiente marcha. También influirá en un coche de gasolina, si tiene turbo o no. Por norma general los coches atmosféricos necesitan un rango de revoluciones más alto y, por tanto, también suelen tender a consumir más.

Aprovechar las inercias

Uno de los consejos más importantes para una reducción drástica del consumo de nuestro coche es saber aprovechar bien las pendientes favorables que nos presenta la carretera diariamente. Uno de los mitos más grandes es que en las situaciones de cuesta abajo lo mejor es circular en punto muerto con la inercia del coche. Eso no es así. La mejor manera es mantener una marcha larga y soltar el pie del acelerador para que el coche baje dicha cuesta en consumo cero.

El uso del freno motor es otra de las premisas más importantes para ahorrar combustible y ser más eficientes. Es preferible soltar el pie del acelerador cuando queramos ir frenando, que apurar hasta el final y hacer una frenada brusca. En la misma línea que antes, si soltamos el pie derecho con la marcha engranada, el consumo del coche será cero a la vez que el propio motor irá frenando el vehículo poco a poco. De esta manera, por ciudad principalmente, es un método muy útil para reducir los consumos.

Mantener una velocidad estable

Otra clave para una conducción eficiente es tratar de mantener una velocidad constante y moderada. Cada marcha tiene una velocidad óptima en la cuál tiene un consumo más adecuado. Si circulamos en quinta a 100 km/h y a 2.500 rpm y mantenemos esa velocidad estable sin aceleraciones o frenadas bruscas, el coche tendrá un mejor consumo en comparación con una situación en la que circulemos variando entre 90 y 120 km/h alternando marchas. Además, este método también es una buena forma de hacer una conducción más segura.

El peso también influye. Si realizamos un viaje largo con 4 pasajeros y equipaje, el coche tendrá que soportar un peso extra y el consumo será más alto que si realizamos el mismo recorrido con dos pasajeros y sin maletas. Las ventanillas bajadas también aumentan el consumo al igual que el uso de la calefacción o el aire acondicionado.

Seguir todos estos consejos te ayudará a conducir de manera más eficiente y ecológica. El coche consumirá menos combustible y reducirá ligeramente sus emisiones. Además, gracias a que estaremos cuidándolo más, los componentes del coche estarán en mejor estado y eso ayudará a un mejor mantenimiento del vehículo.