Opinión del nuevo Ford Puma

Vuelve el modelo que marcó una época con un diseño inigualable

8/10
Puntuación carwow
Esta es la valoración de nuestros expertos tras probar el coche
  • Diseño atractivo
  • Interior sensacional
  • Cómodo de conducir
  • Maletero justo
  • Suspensión mejorable
  • Rivales con mejores extras

21.925 € - 26.125 € Gama de precios

5 Asientos

4,2 - 4,5 l/100km

Resumen general

El Ford Puma es el nuevo lanzamiento de la marca del óvalo en uno de los segmentos más de moda actualmente, el de los SUV-B. Tiene un diseño muy similar al de su hermano mayor, el Ford Kuga, con líneas curvas y musculosas que de alguna manera también nos recuerdan al Ford Focus, la alternativa Compacta.

Algunos de los modelos a los que se enfrenta este Ford Puma son el Seat Arona, el Renault Captur, el Nissan Juke o el Peugeot 2008, entre muchos otros, puesto que como ya hemos dicho compite en uno de los segmentos más exigentes.

Actualmente la gama mecánica está compuesta únicamente por motores gasolina, algunos de ellos con sistema microhíbrido, por lo que podemos obtener la etiqueta ECO de la DGT. En el futuro se espera la incorporación de una mecánica diésel a la gama, pero no hay fecha de momento.

La prensa especializada destaca del Ford Puma su buen comportamiento dinámico, la eficiencia que alcanzan las versiones microhíbridas y su diseño atractivo. Por otro lado su precio es algo elevado, tiene muchos rivales y curiosamente no cuenta con freno de mano eléctrico.

Un apunte curioso sobre el Puma es su nombre, puesto que lo hereda de uno de los modelos más particulares que la marca ha comercializado en nuestro continente. El Ford Puma original era un coche pequeño de aspecto coupé con dos plazas y una orientación deportiva a la vez que amigable gracias a su potencia y peso contenido.

La gama mecánica del Ford Puma está compuesta actualmente solo por motores gasolina, algunos  pueden contar con microhibridación y así obtener la etiqueta ECO de la DGT. Contamos con cajas de cambio manuales y automáticas, pero ningún sistema de tracción total, lo que termina de evidenciar la orientación asfáltica de este modelo.

Las dos opciones gasolina disponibles tienen 125 y 155 CV, ambas se basan en la mecánica de un litro y tres cilindros denominada 1.0 EcoBoost. Este motor tricilíndrico promete buenos consumos por sí solo, pero el sistema microhíbrido de 48 V ayuda a rebajarlo. En la opción de 125 CV hay que pagar un extra por él, en la de 155 CV se incorpora de serie.

Este esquema mecánico cuenta con un pequeño motor eléctrico que sirve como motor de arranque, está unido a un sistema de 48 V que permite, gracias a su mayor potencia que uno convencional, mantener más tiempo apagado el motor en los semáforos e incluso llegar a desconectarlo cuando se circula por inercia.

En carwow hemos podido probar la variante de 155 CV de esta motorización, creemos que es una de las mejores opciones tricilíndricas del mercado, puesto que ofrece un comportamiento similar a un motor de cuatro cilindros.

No se aprecian vibraciones extrañas ni una clara rumorosidad, algo que sí ocurre con otras mecánicas de este tipo. En cuanto a consumos creemos que es fácil obtener medias en torno a los seis litros en condiciones de conducción normales, aunque es un motor sensible al uso y por tanto gastón cuando se le exige.

Tiene un empuje más que suficiente para un coche de este tamaño y características, creemos que la versión de 125 CV también resultará suficiente en para la mayoría de usuarios, aunque para una conducción dinámica es más recomendable la versión de 150 CV.

El comportamiento del Ford Puma es bastante ágil para los estándares SUV, se puede decir que los ingenieros de la marca han buscado un comportamiento similar al que se podría encontrar en un turismo, como por ejemplo el Ford Fiesta, con el que el Puma comparte varios elementos estructurales.

El Ford Puma cuenta con tres niveles de acabado denominados Titanium, ST-Line y ST-Line X, curiosamente estos niveles de acabado suelen ser los más altos de la gama en otros modelos de Ford. Para la personalización contamos con varias pinturas, llantas y tapicerías.

Titanium

El primer nivel incorpora cuadro de instrumentos analógico con pantalla de 4,2”, asiento del conductor con soporte lumbar y función de masaje, reposabrazos delantero, pantalla táctil de ocho pulgadas, carga inalámbrica para móviles, climatizador bizona, llantas de aleación de 17 pulgadas, calandra cromada, paragolpes bicolor, retrovisores exteriores eléctricos, sensores de parking trasero, cambio automático de luces, etc.

ST-Line

El aspecto más deportivo llega con el ST-Line, que añade elementos como la instrumentación digital de 12,3 pulgadas, costuras interiores rojas, volante deportivo de tres radios, arranque sin llave, llantas de aleación de 17 pulgadas con diseño exclusivo, parachoques de diseño exclusivo, calandra negra, salidas de escape cromadas, etc.

ST-Line X

Por último llegamos al nivel ST-Line X, que suma a todo lo visto anteriormente llantas de 18 pulgadas, tapicería de cuero, sistema de infoentretenimiento compatible con Android auto y Apple Carplay, etc.

Equipamiento Opcional

De manera opcional se pueden añadir elementos como las barras de techo negras, llantas de 19 pulgadas, faros LED dinámicos, control de crucero adaptativo, techo panorámico, asientos calefactados, alarma, apertura eléctrica del portón del maletero, etc.

Personalización

Para la carrocería hay un total de diez pinturas, destacan el Rojo Lucid o el Azul Desert Island de las imágenes, algunas pinturas también se pueden combinar con pintura negra. Para las llantas hay cinco diseño distintos con diámetros entre las 17 y las 19 pulgadas.

El Ford Puma es un SUV de pequeñas dimensiones que se enmarca en el segmento SUV-B. Podemos considerarlo por tanto un derivado de un utilitario que emplea una carrocería de mayor altura para ofrecer una mejor habitabilidad y también una estética todoterreno.

En este caso tenemos un modelo que claramente deriva del Ford Fiesta, ya que por dimensiones como por lenguaje estético podemos encontrar paralelismos entre ambos modelos. Aunque también hay muchos rasgos similares con el Ford Kuga.

Los SUV-B se benefician de una carrocería más elevada y mejoran algunos aspectos como la habitabilidad de las plazas traseras o la capacidad del maletero, dos de los puntos débiles de los utilitarios.

Gracias a la mayor altura del conjunto el acceso al interior del coche también es más cómodo, puesto que los asientos están mas alejados del suelo y por tanto no hay que agacharse apenas. Lo mismo se aplica en la colocación de sillas infantiles en los asientos traseros.

Sin embargo, a pesar de la altura del conjunto, el Ford Puma no es un vehículo con más capacidades off-road que las que podríamos encontrar en un turismo convencional, ya que no contamos con tracción total o ángulos muy favorables.

Las carrocerías elevadas también tienen algunos inconvenientes, debido a su altura y al peso implican un comportamiento algo menos ágil, el consumo también es más elevado. Sin embargo, todas estas diferencias no son notables en circunstancias de conducción habituales, menos incluso en un modelo con un comportamiento dinámico tan correcto como este Ford Puma.

El Ford Puma mide 4,20 metros de largo, 1,80 m de ancho y 1,53 m de alto, la distancia entre ejes o batalla es de 2,58 metros. En comparación con otros modelos del segmento, el Puma se encuentra en un término medio en lo que a longitud se refiere, mientras que la altura es menor que la de otros modelos.

El maletero de este modelo es uno de sus principales puntos fuertes puesto que ofrece una capacidad de 456 litros, colocándose así como uno de los mejores del segmento, sólo superado por el Honda HR-V.

Hay que mencionar que este espacio está condicionado por un generoso hueco bajo el piso de 80 litros llamado ‘Megabox’. Es especialmente útil para transportar objetos muy altos y cuenta con un desague en el fondo que permite limpiarlo. Sin embargo, este sólo está disponible en las versiones no microhíbridas, ya que las de 48 V lo emplean para alojar la batería de mayor capacidad.

Mientras la habitabilidad en los asientos delanteros es totalmente correcta, los traseros acusan la caída de la línea del techo del Ford Puma. El espacio para las piernas está en la media del segmento, pero los pasajeros que superen lo 1,80 m de estatura rozarán ligeramente con la cabeza en el techo.

El interior es muy similar al que encontramos en el Ford Fiesta, los ajustes también son correctos y hay algunas superficies recubiertas por materiales mullidos. La principal diferencia es sin duda la instrumentación digital, este es el primer modelo de Ford que cuenta con este elemento y lo cierto es que aporta un buen toque tecnológico a todo el interior.

El sistema de infoentretenimiento también nos parece correcto, ya que tiene menús cuidados y un funcionamiento simple. Al ser compatible con Android Auto y Apple Carplay mejora todavía más su carta de presentación.

Conclusión

El Ford Puma tiene todas las aptitudes para convertirse en uno de los más vendidos dentro de su segmento. Tiene un diseño con un atractivo innegable y dinámicamente se comporta muy bien. El interior es similar al del Ford Fiesta, pero tecnológicamente es superior gracias a la instrumentación digital.

Las plazas traseras son quizás algo justas, algo normal en el segmento, y la capacidad el maletero es tan buena que nos ayuda a pasar un poco por alto este último detalle. Sí que encontramos un precio más elevado que el de algunos rivales, pero por suerte en carwow contamos con los mejores descuentos para que este elemento no sea decisivo.

¿Estás buscando las mejores ofertas de Ford Puma?

En carwow podrás comparar las mejores ofertas de coches nuevos de concesionarios locales y nacionales. Ford - Concesionario autorizado. ¡Ofertas increíbles y una experiencia de compra sin sorpresas inesperadas!

Compara ofertas de Puma 4.472 € de ahorro medio