Hyundai Tucson Híbrido

El Hyundai Tucson Híbrido crece muy poco por fuera, pero mucho en todo lo demás: conectividad, espacio, seguridad, y nueva suspensión para el mejor Tucson.

Hyundai Tucson Híbrido. SUV híbrido con mucha potencia

La marca coreana ha renovado toda la gama de su SUV más vendido, incluyendo este Hyundai Tucson Híbrido.

El Nuevo Tucson presenta así una de las gamas más amplias, en cuanto a sistemas de propulsión, en el segmento C de los SUV, incluyendo versiones de hibridación ligera de 48 voltios en gasolina y diésel, híbridos completos e híbridos enchufables, además de los consabidos gasolina y diesel de combustión interna exclusiva.

Hyundai Tucson Híbrido

El SUV coreano crece muy poco en medidas: 4’5 metros de largo (+20mm.), 1’653 de alto (+5mm.), y 1’865 de ancho (+15mm.), pero mucho en todo lo demás. 

Mayor conectividad, más espacio, más elementos de seguridad, como el airbag lateral central o una nueva suspensión contralada electrónicamente hacen de este el mejor Tucson hasta el momento. 

Opinión Hyundai Tucson Híbrido

Lo primero que llama la atención de este Tucson es su nueva estética, y sobre todo su nueva y enorme parrilla donde se hacen protagonistas unas nuevas luces diurnas que llaman mucho la atención. Hyundai las llama luces diurnas paramétricas ocultas, y estas hacen que el Tucson tenga un frontal inconfundible, incluso en la oscuridad.

Por niveles de acabado y precio se situará en un rango intermedio entre sus competidores, pudiendo luchar incluso con segmentos Premium.

Podremos elegir entre opciones de tracción delantera o Tracción total 4X4 con gestión electrónica del reparto de tracción, siempre con TCS y asociada a una caja de cambios automática de 6 velocidades.

Todas las versiones híbridas se consiguen con la conjunción de un motor térmico 1.6 gasolina turbo de 180 CV y una batería de 1’49 kWh, que aporta otros 60 CV más. El conjunto se va hasta los 230 CV de potencia combinada, haciendo de este Hyundai Tucson Híbrido uno de los más potentes del mercado en su segmento.

Otro de los puntos fuertes de la versión híbrida es su maletero, resulta que incluso con la batería de mayor tamaño que las versiones electrificadas con el sistema de 48 V tiene más capacidad que estas, incluso que la del diesel solo térmico. 616 litros con los asientos traseros en posición vertical, y nada menos que 1.795 litros si plegamos estos asientos.

Esta eficiencia de espacio también se ve reflejada en las plazas traseras, con un suficiente espacio interior, haciendo muy agradable el viaje a los pasajeros traseros por la anchura que tiene atrás.

Precio Hyundai Tucson Híbrido

El nuevo Tucson tiene una amplia gama de producto con motorizaciones gasolina, diésel, híbrida e híbrida enchufable entre las que poder elegir, desde un precio de 27.400 euros.

En el caso que nos ocupa, el HEV ocupa la parte alta en el rango de precio, a la espera de conocer los del PHEV, que seguramente estén por encima:

  • TUCSON 1.6 TGDI 230CV HEV AT MAXX – 34.950 €
  • TUCSON 1.6 TGDI 230CV HEV AT MAXX SKY – 36.050 €
  • TUCSON 1.6 TGDI 230CV HEV AT TECNO 2C – 39.650 €
  • TUCSON 1.6 TGDI 230CV HEV AT TECNO SKY – 40.150 €
  • TUCSON 1.6 TGDI 230CV HEV AT 4X4 STYLE – 47.150 €
  • TUCSON 1.6 TGDI 230CV HEV AT 4X4 STYLE TEAL – 47.300 €

Prueba Hyundai Tucson Híbrido.

Desde el puesto de conducción y mediante la pantalla central podremos configurarlo casi todo.

El cambio automático que nos encontramos es mediante botones, prescindiendo de palancas.

La calidad de la pantalla y las cámaras nos parecen suficientes, podrían estar algo mejor, pero no es lo peor del mercado.

En la parte baja de la consola central nos encontramos los mandos del climatizador, que son táctiles pero muy intuitivos.

En cuanto a los plásticos y telas, tienen un mullido muy agradable al tacto y transmiten una sensación de solidez interesante.

Enlazamos nuestro móvil por bluetooth y vemos que este nuevo Tucson ya tiene disponible la posibilidad de conexión inalámbrica para Apple Car Play o Android Auto.

Estamos preparados para ponernos en marcha desde una posición de conducción SUV, algo elevada, pero es que estamos en un SUV.

Podemos circular en modo 100 por cien eléctrico varios kilómetros, y siempre que no superemos cierta velocidad.

El coche esta bien aislado acústicamente.

Gracias al nuevo sistema TCS la suspensión y amortiguación se amolda a los distintos programas seleccionables de conducción: Normal, Eco o Sport. Y esto lo hace de una manera espectacular en carreteras bien asfaltadas, donde parece que vayamos dentro de un coche de escalextric. Pero en cuanto circulamos por suelos mas “rotos” o bacheados esta suspensión podría mejorarse algo.

Los consumos están algo por encima de sus competidores, pero el confort es bastante superior.

Antes de terminar, un detalle importante, al poner el intermitente, para ver el ángulo muerto, se activa una cámara que muestra todo el lateral en la esfera del lado correspondiente dentro de la pantalla de relojes. Todo un puntazo para este Hyundai Tucson Híbrido.