Precio y opinión del Skoda Fabia

Es un coche pequeño de cinco puertas, disponible con motores gasolina de 80, 95, 110 y 150 caballos. La generación actual, actualizada en 2022, ha mejorado notablemente en confort y acabado.

Compra el Skoda Fabia al precio que buscas
Disfruta de cambiar de coche con Carwow, recibe las mejores ofertas de concesionarios oficiales y compra al mejor precio.
PVP 20.350 € - 28.750 € Ahorra 2.702 € de media
Precio Carwow desde
Al contado
18.267 €
Oferta financiando
17.452 €
Listo para ver precios adaptados a ti?
Comparar ofertas
Opinión de Carwow
8/10
Evaluado por Nacho Torres tras una exhaustiva prueba de conducción.

A favor

  • Relación calidad/precio
  • Soluciones prácticas
  • Maletero

En contra

  • Sin etiqueta ECO
  • Equipamiento básico mejorable
  • Prestaciones pobres con el motor 1.0 de 80 CV

Skoda Fabia: ¿Sobre qué te gustaría leer ahora?

Cuánto cuesta el Skoda Fabia

El Skoda Fabia tiene un precio de venta al público entre 20.350 € y 28.750 €. No obstante, en Carwow puedes ahorrar 2.702 € de media. El precio de salida es de 18.267 € si pagas al contado.

Nuestras versiones más populares del Skoda Fabia son:

Versión del modelo Precio Carwow desde
1.0 MPI 59KW (80CV) Essence 5dr 18.267 € Comparar ofertas

Información general

El Škoda Fabia es un utilitario con una carrocería de 4,11 metros de largo (por debajo del Skoda Scala, de 4,36 metros), únicamente disponible con carrocería de cinco puertas y capacidad para 5 ocupantes. Es un coche más pequeño que el Volkswagen Golf, es decir, del tamaño de un Volswagen Polo, con el que compite. Esta generación, actualizada para 2022, ha mejorado de forma clara en calidad de fabricación y, sobre todo, en confort de marcha. Ahora es entre 1.200 y 1.400 euros más costoso por cada nivel de acabado, pero la relación precio-producto sigue siendo muy buena y el equipamiento es mayor en todos los niveles. 

Como la mayoría de Škoda, destaca por las soluciones como la red bajo la bandeja superior del maletero, para llevar los abrigos o dos bolsillos para los móviles de los pasajeros traseros. Tiene buen coeficiente aerodinámico, CX de 0,28, y es que Škoda ha usado cortinillas de apertura variable en la parrilla y ha carenado el motor y los ejes. Estas dos medidas reducen la resistencia al aire cuando se circula a velocidad alta.

Está disponible con 4 acabados, que de menos a más equipado son: Ambition, Sport, Style y Montecarlo. Es interesante que en la actualidad se accede directamente al Ambition, porque el antiguo acabado básico Active no tenía elementos deseables en un coche moderno, conectividad Apple Car Play o Android, luces antiniebla o airbag de rodilla. Sí podemos pagarlo aparte.

En el Ambition ya tenemos de serie un equipamiento nutrido, con aire acondicionado, elevalunas eléctricos, airbags frontales y laterales, dirección asistida, retrovisores plegables eléctricamente, cierre centralizado, volante y pomo del cambio de cuero y luces automáticas. Como elementos de seguridad preventiva hay aviso de colisión frontal con frenada de emergencia, detector de fatiga del conductor, freno multicolisión, limitador de velocidad (no control de crucero), y llamada de emergencia SOS. control de presión de neumáticos y, sobre todo, conectividad “Mirror Link” para Apple y Android. En el acabado Sport, el Škoda Fabia viene tan equipado como en el Style porque son los más altos de gama lo que, además, les da acceso a opciones que no hay en el resto. En ambos, Sport y Style, encontramos: climatizador bizona, cuadro de relojes digital, faros LED, control de velocidad, mejores asientos y, en el Sport, detalles con un toque deportivo. El nivel Montecarlo es el que hemos probado, y cuenta con accesorios que le dan un toque deportivo al Fabia.

La gama de motores gira en torno a la gasolina, sin microhibridación o Gas Natural Comprimido, por lo que toda la gama tiene etiqueta “C” de la DGT y no hay previstas versiones con etiqueta ECO. Siempre con tracción delantera, sí que podremos elegir, según el motor, caja de cambios automática DSG. Las potencias disponibles son 80, 95, 110 y 150 CV. La versión más potente, gasolina de 150 caballos, se puso a la venta en diciembre de 2021. 

Por precio y planteamiento económico, el Citroën C3 puede ser su principal rival. Además, arranca en 12.600€. Este coche juega la baza de la creatividad en su diseño y podemos encontrar numerosas combinaciones de colores y apliques que lo hacen más personalizable.

Hyundai lucha con su i20 ofreciendo un precio de salida inferior y, sobre todo, versiones ECO gracias a una micro hibridación. Marcas como Ford o Renault ofrecen Fiesta y Clio, respectivamente, y lo hacen con precio muy competitivo, con gran calidad y versiones ECO, pero posiblemente más cercanos al Seat Ibiza o Volkswagen Polo.

Qué motores tiene el Skoda Fabia

Bajo el capó encontramos una gama de motores suficiente para la mayoría, con una variante de 150 caballos que ofrece unas prestaciones notables, aunque en general el Fabia más potente no se puede considerar un coche con enfoque deportivo.

Podemos elegir el Škoda Fabia con un motor atmosférico de 3 cilindros y un litro de cilindrada que rinde 80 CV. Si vamos a hacer un uso eminentemente urbano del coche y viajar “ligeros”, puede ser una buena opción por su sencillez. Además, está disponible con el recomendable acabado Ambition.

El siguiente escalón corre a cargo de un motor similar, pero con turbo, por lo que sube la potencia a los 95 CV y esto le da unas posibilidades de uso más solventes. Skoda también ofrece este mismo motor, pero con 110 CV que da unas prestaciones, si no elevadas, cuando menos “ágiles”.

Prueba de conducción del Skoda Fabia

Conducción

El Skoda Fabia está basado en el VW Polo o el Seat Ibiza. Comparten plataforma y numerosos componentes. Tiene un buen comportamiento y estabilidad, con un punto ágil y divertido al entrar rápido en curva. Sin embargo, pese a compartir la base, el Fabia no se siente igual de sólido y bien plantado sobre el asfalto como el Volkswagen Polo. Hay una diferencia que pasa desapercibida en conducción urbana o a baja velocidad, pero que sí se siente al conducirlo por autovía o por carretera, sobre todo conforme se aumenta el ritmo y se le exige al motor de 150 caballos.

El Fabia es agradable por su aislamiento y calidad general y es difícil encontrarle pegas a un coche que, además no llega a 15.000€ de factura inicial.  Podemos pedirlo con la posibilidad de elegir diferentes modos de conducción para aprovechar al máximo las prestaciones o para hacerlo más confortable, si bien son simplemente cambios que afectan al tacto de la dirección, la respuesta del acelerador y el cambio automático, en caso de contar con DSG.

Quizás el punto más reprochable es el de una dirección especialmente asistida que da poca información al conductor cuando se circula por carretera, lo que resta confianza para ir rápido pero no supone ningún inconveniente en conducción tranquila. Es una de las diferencias más notables con el Polo, que se siente más preciso e informativo.

El motor de 110 caballos, que es el primero que hemos probado en asociación con la caja automática DSG, mueve al Fabia con soltura y evita apuros en adelantamientos incluso cuesta arriba. Es más que suficiente para quien quiera un coche ágil, eficiente y con prestaciones suficientes para viajar sin apuros.

La variante de 150 caballos la hemos probado más a fondo en asociación con el cambio automático DSG. Es una combinación buena pero no excelente, principalmente porque la transmisión resulta más brusca de lo deseable. Por alguna razón, Skoda no ha afinado tan bien el DSG en el Fabia más potente como lo hace en otros modelos de su propia gama (como el Karoq) y tiende a pegar tirones o a cambiar innecesariamente de marcha en la circulación urbana, a velocidad baja. Para uso en carretera es más solvente, y rápida respondiendo cuando se maneja en modo manual, aunque nuevamente hay momentos en aceleración en los que le falta la precisión de otras cajas DSG que hemos probado en distintos modelos del Grupo Volkswagen. Cuando se le pisa a fondo al motor, se vuelve un poco ruidoso y enturbia el, en general, buen aislamiento acústico del Fabia.

Consumo

En cifras homologadas, aunque el motor menos potente, de 80 CV (5,2 l/100 km), sea el más sencillo y recomendable por ello, para desplazamientos urbanos el de 95 CV tiene, aunque por poco, mejores consumos (5,1 l/100 km), idénticos en realidad a los de la versión de 110 CV (5,1 l/100 km). La variante de 150 caballos sube hasta los 5,5 l/100 km de consumo medio homologado.

En conducción normal, con la versión de 110 CV el gasto de carburante no se dispara, aunque tampoco llega a ser extremadamente bajo y hay que acostumbrarse a una media real en torno a los 6,5 l/100 km. En la versión de 150 caballos el gasto se mantiene parecido, y sólo sube cuando se le exige al motor, momento en el que es más sensible al tipo de uso y se puede ver con cierta facilidad una media de 8 u 8,2 l/100 km, que en todo caso no es disparatado para lo bien que responde el motor en estas circunstancias.

Prestaciones 

Dejando aparte el motor más pequeño, cuyas prestaciones son muy pobres, el planteamiento del Fabia como medio de transporte bien hecho y a precio asequible trae emparejado que las prestaciones no sean prioritarias, pero en la versión de 110 CV se cuenta con buena aceleración y velocidad punta. Para quien quiera contundencia a toda costa, con los 150 caballos del Fabia más potente tendrá probablemente satisfechas sus necesidades, salvo que espere un coche deportivo al estilo de un Ford Fiesta ST, que no es el caso principalmente porque la puesta a punto del chasis no está orientada en igual medida a la eficacia. Ni los frenos ni la suspensión están adaptados para una conducción deportiva y cuando se exprime al motor más potente salen a relucir las carencias en este sentido, con unos movimientos menos controlados de la carrocería, menos agilidad en los cambios de apoyo y una resistencia a las frenadas fuertes que dura poco manteniendo su eficacia.

Ayudas a la conducción

Las ayudas a la conducción que monta el Škoda Fabia de serie son:

  • Advertencia de riesgo de colisión y frenada de emergencia
  • Alarma de cambio involuntario de carril
  • Asistente de arranque en cuesta
  • Faros diurnos LED 
  • Detector de fatiga
  • Sensor de luces
  • Llamada de emergencia SOS
  • Limitador de velocidad 

Qué opinión tiene carwow del Skoda Fabia

El Škoda Fabia juega sus cartas a medio camino entre el barato (y divertido) Citroën C3 y los más caros Volkswagen Polo o Renault Clio. Sin dejar de lado a, por ejemplo, Hyundai, que ofrece el i20 ECO por poco más de 16.000€. Honda tiene una opción diferente, pero de tamaño similar, con el Jazz. Es un coche amplio, para sus 4,11 metros y con muy buen maletero (tan bueno como el del Volkswagen Golf o el Seat León). El acabado Ambition es un poco débil y tendrás que pagar opciones aparte para tener elementos modernos como el Mirror Link. En general, y si no buscas un ECO, es difícil sentirse “defraudado” con el Fabia porque Škoda consigue hacer un producto cuasi redondo, sin aristas aunque no destaque en ningún apartado.

Compra el Skoda Fabia al precio que buscas
Disfruta de cambiar de coche con Carwow, recibe las mejores ofertas de concesionarios oficiales y compra al mejor precio.
PVP 20.350 € - 28.750 € Ahorra 2.702 € de media
Precio Carwow desde
Al contado
18.267 €
Oferta financiando
17.452 €
Listo para ver precios adaptados a ti?
Comparar ofertas
Skoda Fabia
Configura tu propio Fabia en Carwow
Ahorra 2.702 € de media
  • Personaliza el color, motores, acabado y mucho más
  • Recibe ofertas de concesionarios oficiales
  • Compara según su valoración, ubicación, precio y disponibilidad
  • Usar Carwow es 100% gratis y confidencial