Días carwow: Especial verano Coches en oferta y con entrega inmediata hasta el 30 de junio

Peugeot y otras marcas del grupo Stellantis, investigadas por una presunta manipulación de emisiones

Desde que en 2015 estallase el Dieselgate, por el cual el Grupo Volkswagen tuvo que pagar multas multimillonarias al demostrarse que llevó a cabo una serie de manipulaciones en los datos de emisiones de escape de algunos de sus vehículos, las investigaciones judiciales de otros fabricantes de automóviles por causas similares no han cesado. Es el caso de Peugeot, que ha sido recientemente examinada por el Tribunal Judicial de París con base en diversas acusaciones de fraude al consumidor relacionadas con la venta de coches con motor de tipo Diesel desarrollados bajo la normativa Euro 5 y vendidos en Francia entre los años 2009 y 2015. La imputación de esta empresa, ahora propiedad de Stellantis, ya ha tenido consecuencias.

Tal y como ocurrió con Volkswagen y Mercedes-Benz o de igual forma que se investiga actualmente con Renault, Peugeot habría utilizado un software específico con el propósito de falsificar las emisiones contaminantes de sus vehículos durante las pruebas de homologación que tuvieron lugar en la primera mitad de la pasada década. La compañía ha sido obligada a pagar una fianza preventiva de 10 millones de euros (8 para el pago de multas en calidad de daños y perjuicios potenciales y los 2 restantes para garantizar la representación de la empresa en los tribunales galos) y aportar un aval bancario de 30 millones más para disponer de esta cuantía mínima en el supuesto caso de que se declare culpable de estafa.

Configura tu nuevo coche

Pero no todo queda ahí. Citroën y FCA Italy, que también pertenecen al grupo automovilístico Stellantis, han sido convocadas a comparecer, de igual modo, ante el tribunal parisino como parte de la misma investigación. Se les podría atribuir, como a Peugeot, un fraude que, además, conlleva un peligro para la salud y el medio ambiente. Este paso formal en el proceso judicial permitirá que las partes investigadas tengan pleno acceso al expediente y la oportunidad de defenderse con alegatos que aún no han sido evaluados. Las marcas de Stellantis, dispuestas a cooperar, creen firmemente que sus sistemas de control de emisiones “cumplieron con todos los requisitos aplicables, continúan haciéndolo y esperan la ocasión para demostrarlo”.

Suscríbete al Newsletter Editorial de carwow introduciendo tu email a continuación para recibir actualizaciones con nuestros últimos vídeos, opiniones, noticias y publicaciones de blog.

Podrás darte de baja de estos emails cuando quieras. Una vez te suscribas, estás consintiendo los Términos y Condiciones así como accediendo a nuestra Política de Privacidad.