Días carwow: Especial verano Coches en oferta y con entrega inmediata hasta el 30 de junio

La realidad de NIO y su reto para sobrevivir

NIO es un fabricante chino de automóviles eléctricos con un alto nivel de desarrollo de nuevas tecnologías en el que participan compañías líderes de diferentes sectores. En la actualidad, cotiza en la Bolsa de Nueva York con una capitalización bursátil mayor a la General Motors y patrocina un equipo de Formula E. Durante los últimos meses y a raíz de las promesas que ha ido realizando, la popularidad de esta compañía ha crecido vertiginosamente y esto ha atraído a nuevos inversores. Sin embargo, hace poco más de un año, NIO estuvo al borde de la quiebra y fue rescatada por el Estado Chino.

Nacida en 2014, NIO aspiró a convertirse en el rival oriental de Tesla, ya que presentaba coches de lujo 100% eléctricos en los mismos segmentos que la empresa americana y contaba con una inversión en I+D igual de descomunal, pudiendo equipar sus productos con tecnologías disruptivas al alcance de pocas marcas de la industria automovilística.

El proyecto atrajo a importantes accionistas, pero la firma no fue capaz de seducir a su mercado doméstico, el chino, dado el elevado precio de sus vehículos, el mejor posicionamiento comercial de los fabricantes de lujo extranjeros y a pesar de las ayudas estatales para la compra de vehículos eléctricos.

A finales de 2019, NIO estaba a punto de entrar en bancarrota, pero China salvó la empresa a través de otra sociedad automotriz del país, GAC, participada en gran parte por el Estado de esta nación. Esta decisión meramente política pretendía evitar que Tesla, presente con una factoría en Shanghái, dominase el mercado del coche de lujo en el país asiático, después de que éste hubiese invertido tanto dinero y de forma pionera en el sector de la automoción para que sus empresas liderasen la transición eléctrica a escala mundial.

Además, esto ocurre en un momento en el que el asentamiento en territorio chino por parte de fabricantes forasteros ya no obliga a contar con un socio local y en el que se recortan los subsidios nacionales para los coches eléctricos, sin olvidar la guerra comercial existente entre Estados Unidos y China.

Configura un coche eléctrico

A raíz del rescate, NIO se ha rodeado de los mejores proveedores tecnológicos y ha emulado los planes estratégicos de Tesla, que continúa siendo la opción preferida por los consumidores de coches eléctricos más pudientes de China. Parten de prácticamente una hoja en blanco llena de intenciones prometedoras entre las que se encuentra una batería revolucionaria de gran capacidad y la creación de un ambicioso sistema de conducción autónoma, entre otros desarrollos de software.

Con todo, esta empresa todavía no tiene un volumen de fabricación contundente que pueda soportar sus inversiones y generar beneficios, no ha demostrado la viabilidad de sus propuestas ni ha cumplido ninguna de sus promesas. Precisamente sobre la duda de dónde proviene tanto interés por esta marca, de si sobrevivirá finalmente a un futuro incierto y de si NIO se trata de una nueva burbuja especulativa, habla nuestro director editorial, Juan Francisco Calero, en el siguiente vídeo:

Audi e-tron

Un vehículo que redefine radicalmente el concepto de electromovilidad
9/10
72.227 € - 99.530 €
PVP
Leer opinión Comparar ofertas

Mercedes EQC

Un SUV eléctrico con mucha seguridad y amplitud
7/10
81.750 €
PVP
Leer opinión Comparar ofertas