¿Quieres vender tu coche? Mejor precio garantizado

Estas son todas las ventajas de los coches microhíbridos, híbridos ligeros o MHEV

2 de agosto de 2021 de

Desde 2016, son varias las marcas de automóviles que apuestan por la hibridación ligera en algunos de sus modelos. Generalmente, se trata de coches con motor Diesel o gasolina de alto rendimiento, pero hoy en día la tecnología microhíbrida se implementa en todo tipo de turismos. BMW, FIAT, Ford, Hyundai, KIA, Mazda, Mercedes, Renault y la mayoría de firmas del Grupo Volkswagen son sólo algunos ejemplos de fabricantes que producen vehículos a gran escala con este sistema orientado a reducir las emisiones de dióxido de carbono. Ya te explicamos el funcionamiento de un MHEV, ahora te contamos sus principales ventajas.

Sencillez

Es una tecnología poco compleja que se puede adaptar fácilmente a casi cualquier propulsor convencional. Básicamente, sólo se necesita una pequeña batería, un generador que actúa como motor eléctrico y, en ocasiones, un convertidor de corriente.

Ligereza

El conjunto del sistema microhíbrido, a diferencia de lo que ocurre con los híbridos enchufables o con los híbridos tradicionales que se recargan automáticamente, añade muy poco peso al total del vehículo. Como mucho, se suman unos 30 kg en componentes.

Economía

Como no se hace uso de grandes baterías, ni de potentes motores eléctricos, ni de cableados muy extensos, la instalación de un sistema híbrido ligero no supone un gran aumento en el precio de venta del vehículo, aunque sea un pequeño utilitario.

Ecología

La incorporación de esta tecnología en un coche provoca, teóricamente, una reducción de consumos y emisiones hasta en un 15%. Esto significa un ahorro considerable de carburante y un beneficio significativo para el medio ambiente.

Etiqueta ECO

Debido al motivo anterior, la DGT considero para nuestro país que los coches MHEV debían de contar con las mismas ventajas que un automóvil híbrido: menor carga impositiva, menos restricciones de movilidad, descuentos en estacionamientos regulados, etc.

Potencia

Los sistemas “mild hybrid” en cuestión proporcionan un aporte extra de empuje cuando el generador eléctrico entra en funcionamiento como motor eléctrico. La respuesta del acelerador se vuelve más rápida y las prestaciones aumentan momentáneamente.

Durabilidad

Con la tecnología microhíbrida, la mecánica de la parte térmica del conjunto motriz necesita un menor esfuerzo en momentos críticos (por ejemplo, al arrancar desde parado) y, por ende, sus piezas sufren un menor desgaste y se alarga su vida útil.

Polivalencia

Los automóviles híbridos ligeros no entienden de tamaños, ni de pesos, ni de cilindradas, ni de potencias. Se trata de una tecnología muy versátil que se puede aplicar a prácticamente cualquier vehículo con un desarrollo y estudio de ingeniería mínimos.

Continuidad

La disposición de la tecnología microhíbrida mantiene invariable el uso del coche por parte del conductor. No se requiere ajustar el modo de empleo, ni un aprendizaje previo. Los MHEV se conducen igual que los automóviles convencionales y no precisan enchufes.

¿No te convence esta tecnología? Configura un híbrido convencional

Suscríbete al Newsletter Editorial de carwow introduciendo tu email a continuación para recibir actualizaciones con nuestros últimos vídeos, opiniones, noticias y publicaciones de blog.

Podrás darte de baja de estos emails cuando quieras. Una vez te suscribas, estás consintiendo los Términos y Condiciones así como accediendo a nuestra Política de Privacidad.