¿Cómo funciona un coche híbrido? Te lo contamos

El motor híbrido tiene una serie de ventajas, con un desarrollo tecnológico de esta tecnología que la hace clave a la hora de decantarse por uno de estos vehículos. Pero ¿Cómo funciona un coche híbrido? Vamos a intentar explicarlo: cuando nos referimos a híbridos “puros” como vamos a hacer aquí, hablamos de las siglas HEV, Hybrid Electric Vehicle, o Vehículo Eléctrico Híbrido, no enchufable, si no que regenera de forma autónoma la energía eléctrica que gasta.

Cómo funciona un híbrido

Lo normal es encontrarnos un motor térmico de ciclo Atkinson, con potencias no muy elevadas, y con reducciones importantes de consumo en su funcionamiento al que se le une una máquina eléctrica y una batería especifica. La merma en la potencia del motor térmico la suple la potencia del motor eléctrico. La potencia combinada no es la suma de las 2, pues en ningún momento estarán funcionando al 100% juntos a máxima potencia para sumarse. Tendremos así fácilmente al final coches de 100 o 200 CV.

Ya tenemos nuestro HEV. Se dice de los HEV que son vehículos eléctricos autorecargables, pues no necesitan de una toma externa para recargar la batería, si no que la consiguen recuperar mediante la frenada regenerativa, las deceleraciones y, por supuesto, el motor térmico. Esta energía que se recupera, sirve posteriormente para volver a ser utilizada por el motor eléctrico. A grandes rasgos, eso es un vehículo híbrido.

Opinión sobre los coches híbridos

Uno de los puntos fuertes de los motores híbridos es la fiabilidad. En los rankings de fiabilidad de los últimos años, sistemáticamente las marcas Japonesas, que fueron las primeras en incorporar la hibridación, están en las primeras posiciones gracias a su trayectoria de años, sí, pero también gracias a la incorporación de la tecnología híbrida. En los vehículos híbridos hay menos cosas complejas que se puedan romper, como por ejemplo los sistemas de inyección directa complejos o turbos, que en los sistemas híbridos se han sustituido por maquinas eléctricas que ayudan al motor a moverse en determinadas circunstancias. En los vehículos híbridos tampoco hay que incorporar sistemas de filtrado y regeneración de partículas que si que hay que incorporar en los motores solo térmicos después de la combustión para lograr reducir el escape de estas partículas; ya que en la parte térmica del híbrido no se crean tantas partículas y por tanto no hace falta incorporar estos filtros y sistemas. Esto nos lleva a que el mantenimiento de este tipo de vehículos, al haberse eliminado algunos elementos, van a tener un menor mantenimiento y por tanto va a resultar más económicos de mantener. Otro punto a favor de los híbridos.

Eso sí, los pocos mantenimientos que hay que hacer si que son caros, y una posible avería del sistema eléctrico también puede resultar costosa… pero esto es si sucede… que si no se rompe, a largo plazo nos ahorramos un dinero en mantenimientos. Para ir más al detalle, el mantenimiento por ejemplo de los discos y pastillas de freno, en un híbrido será menor pues inicialmente el freno que actúa es el eléctrico, para lograr regenerar energía y transformar la energía cinética en energía eléctrica. Solo cuando necesitamos frenar mucho ya entra en funcionamiento el freno mecánico, sufriendo así este mucho menos y teniendo por ello una vida útil más larga. Otro punto a favor de la hibridación es la del consumo, y por tanto la de las emisiones. Al tener menos consumo de combustible gracias a la ayuda eléctrica en los arranques y movimientos a baja velocidad, también se producen menos emisiones contaminantes, consiguiendo así la Etiqueta ECO de la DGT.

Cuanto cuesta un coche híbrido

Estamos acostumbrados ya a que la electrificación de un coche haga que su resultante sea más caro, en ocasiones incluso mucho más caro, que su homologo solo térmico. Diferencias entre 3 mil y 5 mil euros son habituales.  Es cierto que esta diferencia puede verse mermada puntualmente por ayudas, y sobre todo al observar el Coste Operativo (CTO) donde el menor consumo, menor mantenimiento, ayudas, etcétera, a largo plazo hará que un HEV pueda resultar incluso más económico que el mismo coche solo con motor gasolina.

Cuanto consume un híbrido

Durante toda la entrada hemos dicho que un HEV es más eficiente y consume menos que un vehículo térmico. Y eso se demuestra fácilmente en las cifras homologadas. Pero para conseguir esa cifras, entre otras cosas, lo que tenemos que tener presente es que un vehículo híbrido no se debe conducir exactamente igual que uno térmico. Primero, debemos de tener presente que para reducir consumos, no solo el coche debe ser eficiente, el conductor también debe de serlo, debemos aprender cómo funciona un coche híbrido.

Como la principal característica de un HEV es que puede regenerar energía en las deceleraciones y frenadas, pues deberemos frenar. Pero hay que hacerlo de una forma suave, progresiva y con anticipación, sin dejar que llegue a actuar el freno mecánico. Pisar ligeramente el freno en un HEV equivale a ir bajando de marcha en un térmico, pero en el HEV con la ventaja de que recargamos la batería. Para ayudarnos en todo esto, los HEV tienen unos diagramas de flujo de energía que nos ayudarán, sobre todo al principio, a ver cuando estamos funcionando en modo EV, o 100 por cien eléctrico.

Este será el modo más eficiente. Si conseguimos ir el mayor tiempo posible en modo EV, con aceleraciones sin pasarse, y utilizando la frenada regenerativa, en ciudad podemos conseguir bajar de los 4 litros a los 100 Km fácilmente. En carretera, el motor térmico será el utilizado principalmente, pero el eléctrico nos ayudara en las aceleraciones, y si aprovechamos el terreno, por ejemplo para levantar el pie en las bajadas, la batería se recargará para tener energía para la siguiente aceleración. Pues esto es cómo funciona un coche híbrido. Lo mejor, probarlo y ver en nuestros recorridos habituales como sacamos el máximo aprovechamiento.

Suscríbete al Newsletter Editorial de carwow introduciendo tu email a continuación para recibir actualizaciones con nuestros últimos vídeos, opiniones, noticias y publicaciones de blog.

Podrás darte de baja de estos emails cuando quieras. Una vez te suscribas, estás consintiendo los Términos y Condiciones así como accediendo a nuestra Política de Privacidad.