Días carwow: Especial verano Coches en oferta y con entrega inmediata hasta el 30 de junio

Clasificación de los tipos de coche por su tamaño y forma

Los automóviles se pueden catalogar de muchas maneras en función de sus características técnicas y comerciales. Sin embargo, las más corrientes son por su tamaño y su tipo de carrocería. Como las categorías oficiales dentro de cada una de estas clasificaciones varía en función de la región del planeta a la que nos refiramos y puede ser algo confusa para el usuario medio, en este artículo se intenta explicar, de la forma más sencilla posible, las diferencias entre los atributos de cada tipo de coche y cómo se hace referencia a ellos en algunos de los artículos de carwow.es.

Configura aquí tu nuevo coche

Tamaño

Para ordenar a los automóviles por su longitud, se recurre al término de segmento, que indica la fracción del mercado donde compiten contra otros de cotas similares:

  • El segmento A está compuesto por coches que miden generalmente entre 3,5 y 3,7 metros de largo. Estos vehículos también son conocidos como urbanos. Los microcoches se incluyen en este segmento, si bien son todavía más pequeños: por debajo de los 3 metros. Un ejemplo es el Toyota Aygo.
  • El segmento B está compuesto por coches que miden generalmente entre 3,7 y 4 metros de largo. Estos vehículos también son conocidos como utilitarios o subcompactos. Un ejemplo es el SEAT Ibiza.
  • El segmento C está compuesto por coches que miden generalmente entre 4 y 4,5 metros de largo. Estos vehículos también son conocidos como compactos. Un ejemplo es el Hyundai i30.
  • El segmento D está compuesto por coches que miden generalmente entre 4,5 y 4,7 metros de largo. Estos vehículos también son conocidos como medianos o familiares. Un ejemplo es el Ford Kuga.
  • El segmento E está compuesto por coches que miden generalmente entre 4,7 y 5 metros de largo. Estos vehículos también son conocidos como grandes o ejecutivos. Un ejemplo es el Mercedes Clase E.
  • El segmento F está compuesto por coches que miden generalmente más de 5 metros de largo. Estos vehículos también son conocidos como vehículos de gran lujo o representación. Las limusinas se incluyen en este segmento, si bien son todavía más grandes: por encima de los 6 metros. Un ejemplo es el BMW Serie 7.

Carrocería

Para clasificar a los coches por su aspecto, se recurre a distintas palabras, algunas de origen francés o anglosajón, de modo que se pueda identificar fácilmente su utilidad o el propósito con el que fueron diseñados:

Hatchback hace referencia a los automóviles de dimensiones pequeñas o moderadas (normalmente, segmentos A, B y C) con dos volúmenes y una cabina para el conductor y los pasajeros (normalmente, entre cuatro y cinco plazas) que integra el maletero, al cual se tiene acceso mediante un portón trasero que incluye, a su vez, la luneta posterior. A este elemento se le considera una puerta más, por lo que son vehículos con tres o cinco puertas. Es la carrocería más común de Europa dada su compacidad y polivalencia. Un ejemplo es el Volkswagen Golf.

Coupé designa a los automóviles de corte deportivo y prácticamente cualquier tamaño con dos o tres volúmenes (en función del ángulo que forma el cristal trasero con la tapa del maletero o motor), dos puertas y dos o cuatro plazas. No obstante, desde hace poco más de una década, existe la denominación comercial de “coupé de cuatro puertas” y “SUV coupé” para referirse a determinados sedanes y todocaminos de aspecto similar. Un ejemplo es el BMW Serie 4 Coupé.

Descapotable se destina a los automóviles basados en los coupés, pero cuyo techo puede quitarse, plegarse sobre el maletero o guardarse dentro del mismo. También se suelen emplear las denominaciones cabrio o convertible para referirse a este tipo de coches. Un ejemplo es el BMW Serie 4 Cabrio.

SUV es el acrónimo de Sport Utility Vehicle y se utiliza para referirse a aquellos automóviles que combinan elementos de los turismos convencionales, como la carrocería autoportante o monocasco, con características de vehículos todoterreno, como una distancia al suelo elevada.

A los SUV también se les llama todocaminos, mientras que la denominación crossover se usa para los hatchback o familiares ligeramente sobreelevados, con menor altura que los SUV y una capacidad más limitada para circular fuera del asfalto. Actualmente existen SUV y crossover de todos los tamaños y suelen tener cinco puertas y cinco o más plazas, aunque hay excepciones. Un ejemplo es el Audi Q5.

Sedán distingue a los automóviles de dimensiones moderadas o grandes (normalmente, segmento C en adelante) con tres volúmenes y un habitáculo para el conductor y los pasajeros (normalmente, con entre cuatro y cinco plazas) separado del maletero, por lo que constan de cuatro puertas.

En caso de que el espacio de carga incluya el vidrio trasero (que tendrá mucha inclinación), estos coches se denominan berlinas, pero se tiende a considerar a ambos términos como sinónimos. Un ejemplo es el Mercedes Clase C.

Familiar se reserva a los automóviles basados en los sedanes que presentan un mayor espacio de carga con respecto a los primeros, ya que, al constar de dos volúmenes en lugar de tres, su maletero abarca también la altura total del vehículo que el tercer volumen del sedán no aprovecha. Por ende, se trata de coches que integran la luneta posterior en el portón y tienen, por definición, cinco puertas y cinco plazas. Un ejemplo es el Mercedes Clase E Estate.

También existen familiares construidos sobre la plataforma de algunos hatchback con la única diferencia de que su longitud es mayor (también lo puede ser la distancia entre sus ejes), del mismo modo que hay familiares fabricados sobre la base de un coupé, a los que se les llama Shooting Brake y pueden tener sólo tres puertas.

Monovolumen indica los automóviles de prácticamente cualquier tamaño cuyas carrocerías integran, en un único volumen, tanto el compartimiento del motor como la cabina para los pasajeros y el maletero. Con esta configuración, el espacio disponible en el habitáculo se optimiza y el parabrisas queda prácticamente en el mismo plano que el capó.

Esta clase de vehículos suele tener entre cinco y siete plazas y, casi siempre, cinco puertas. Asimismo, presentan un altura de conjunto similar a la de los SUV, pero su escasa distancia al suelo y su forma homogénea les hace diferenciarse de los mismos. Un ejemplo es el Ford Galaxy.

Todoterreno señala a los automóviles de casi toda proporción que, pareciéndose estéticamente a los SUV, por lo general presentan un chasis de largueros y travesaños (una concepción distinta al monocasco autoportante) y cuentan necesariamente con tracción integral y una distancia al suelo mayor, a la cual favorecen unas ruedas de un diámetro superior. Un ejemplo es el Jeep Wrangler.

Estos vehículos suelen tener tres o cinco puertas y cuatro o más plazas. Sin embargo, hay excepciones, como es el caso de las pickup: todoterrenos con mayor distancia entre ejes y una amplia zona de carga en la zona trasera (llamada caja, que puede estar descubierta o tapada por una capota) y cuyo propósito es transportar objetos de grandes dimensiones. En estos casos, la cabina, que se sitúa por delante, puede contar con dos o cuatro puertas y con entre dos y seis asientos.

Suscríbete al Newsletter Editorial de carwow introduciendo tu email a continuación para recibir actualizaciones con nuestros últimos vídeos, opiniones, noticias y publicaciones de blog.


Podrás darte de baja de estos emails cuando quieras. Una vez te suscribas, estás consintiendo los Términos y Condiciones así como accediendo a nuestra Política de Privacidad.