Coches 4x4

El segmento 4x4 sigue en auge, y en la última década las marcas más importantes han creado como mínimo un modelo con tracción total para competir en este segmento. Se puede decir que décadas atrás solo las marcas más especializadas fabricaban este tipo de modelos, pero gracias a la era de los SUV se ha vuelto más exigente el mercado y la demanda de vehículos con tracción 4x4 se ha popularizado. La oferta de estos vehículos es variada y y muy competitiva, ya que existen modelos de muchos tamaños, amplias motorizaciones y tecnologías muy exigentes. Si quieres que te ayudemos en la búsqueda de tu nuevo 4x4, mira la selección que ha elegido Carwow.

Dentro de esta selección descubrirás una gama de vehículos 4x4 con motorizaciones potentes. Las posibilidades de elección van desde modelos que pueden ser convertibles a 7 Plazas, hasta modelos compactos. Todos ellos comparten el mismo objetivo de la versatilidad y cuentan con consumos moderados.

1
Toyota

Hoy en día, es uno de los productos globales más importantes de Toyota, y que está presente en más de 190 países. El auténtico clásico de la marca nipona reaparece en su versión más tecnológica y un pack de seguridad para los exigentes más intrépidos.

2
SEAT

La apuesta total de SEAT en el segmento todoterreno y el modelo con el que se afianza como marca alternativa contra gamas mayores. El Tarraco es un 4x4 que bien puede gozar el adjetivo "majestuoso", ya sea por sus dimensiones, su seguridad o su increíble bajo consumo de 5,6 l / km en la opción diésel automático de 190 CV.

3
KIA

Un 4x4 familiar con la posibilidad de ser 7 Plazas. Solo configurable con transmisión automática y motor diésel, pero con un gran pack de seguridad y una robustez que ha sorprendido a todo el mundo.

4
Ford

El máximo representante 4x4 de Ford en Europa viene pisando muy fuerte gracias a su variada gama de motores y una versatilidad idónea en todo tipo de superficies.

5
Renault

El mayor de la familia todoterreno de Renault vuelve en una versión mejorada con mayor amplitud gracias a sus nuevas dimensiones. El Koleos lleva cosechando éxitos desde su lanzamiento en 2008 y es por eso que es siempre una buena elección.

Parece que siempre que se trate de un vehículo 4x4 debe tener un gran tamaño, pero no es cierto. La moda SUV ha hecho que muchos coches pequeños también cuenten con la opción de tracción total sin renunciar al espacio o la versatilidad.

1
Ford

En 2019 reaparece en su tercera generación con precios muy económicos, gran espacio, un maletero sorprendente y buen dinamismo. El Ford Kuga llama la atención por sus nuevos sistemas de seguridad y asistencia a la conducción, ya que se postula como una buena opción en el mercado familiar. Con una potencia de 180 CV y un consumo medio de 6,5 l / 100 km, se convierte en una opción muy interesante gracias a su compacto espacio.

2
Ford

El EcoSport se ha creado para demostrar que un coche pequeño puede ser potente y tener un bajo consumo a su vez. Sin olvidar la relación calidad-precio, se postula como una gran alternativa económica y 4x4. Consta de una motorización de 125 CV y un consumo de tan solo 5,4 l / 100 km. Elección muy a tener en cuenta si quieres sacarlo fuera del asfalto.

3
KIA

El súperventas KIA Sportage se actualiza este 2019 con avances en todos los aspectos. Presenta un aspecto más deportivo gracias a los nuevos parachoques y tres tamaños distintos de llantas. Con su motor turbo diésel encontramos la tracción total 4x4 asociadada a una caja de cambios automática de doble embrague con siete relaciones.

4
Opel

Opel se suma al carro 4x4 y lo hace con un modelo que no es precisamente muy grande, pero sí es tremendamente polifacético. La firma del rayo nos sorprende con el Mokka X, un auténtico crossover con consumo de 5 l /100 km que reta a la competencia de más alta gama y pretende convertirse en uno de los mejores productos del año 2019.

FAQs

El diseño más común para todos los coches de carretera consta de un motor fijo en la parte frontal que solo accione las ruedas delanteras. En este caso, se trata de un automóvil con tracción total (también denominado, tracción a las cuatro ruedas), la potencia se distribuye tanto a las ruedas delanteras como a las traseras. El objetivo principal de la tracción a las cuatro ruedas es proporcionar agarre, concretamente fuera del asfalto de carretera. Vehículos como el Jeep original o el Land Rover son ejemplos clásicos en este tipo de terrenos. En el caso de que una rueda pueda atascarse, siempre estará la opción de que puedan ayudar las otras tres, en lugar de solo una como sería en la tracción delantera. Algunos coches deportivos también pueden incluir la tracción a las cuatro ruedas, donde las cuatro ruedas proporcionan agarre en sus arranques y se pueda tener mucho más control en las curvas.
En un coche con tracción a las cuatro ruedas de forma permanente, la potencia se envía a través de la caja de cambios a un diferencial central. Esto divide la potencia en los ejes delantero y trasero, donde se encuentra con los diferenciales en la parte delantera y trasera. Estos distribuyen la potencia entre todas las ruedas, por lo tanto, surge la "tracción a las cuatro ruedas".
No es lo mismo. Un coche 4x4 es un coche de 4 ruedas motrices. Sin embargo, a día de hoy algunos coches pueden parecer un 4x4 (debido a la altura libre sobre el suelo y estilo grueso), pero en realidad no son 4x4. Se les conoce comúnmente como SUV y pueden venir con tracción en las cuatro o dos ruedas.
4WD es la abreviación anglosajona para la tracción a las cuatro ruedas. Esto significa que el motor impulsa todas las ruedas. En la mayoría de los coches, el motor utiliza solo dos ruedas (generalmente las dos delanteras) para generar la motricidad, un coche 4x4 utiliza las cuatro ruedas y se conoce como 4x4.