¿Qué es un microhíbrido o híbrido ligero? Explicación sencilla y recomendaciones de coches MHEV

14 de julio de 2021 de

La microhibridación o hibridación ligera (mild hybrid) es considerada el “as en la manga” e incluso la “trampa” de algunas marcas para que sus modelos con motores tradicionales de gasolina o de tipo Diesel, al margen de una sutil reducción en el consumo de carburante y en las emisiones contaminantes, dispongan de la codiciada etiqueta ECO de la DGT y todas las ventajas que esta supone en determinadas circunstancias: bonificación del 75% en el Impuesto de Vehículos de Tracción Mecánica, exención del pago del Impuesto de Matriculación, reducción del precio del estacionamiento regulado, circulación permitida con restricciones por contaminación, etc. Sin embargo, no se trata de un sistema híbrido al uso, pues el motor eléctrico no es capaz de mover al vehículo por sí mismo. Muchos clientes han escuchado hablar de esta tecnología, pero algunos no saben como funciona ¿Es tu caso? Te lo explicamos sencilla y brevemente. Además, te proponemos algunos coches con esta clase de sistema de propulsión.

Los coches microhíbridos o híbridos ligeros (MHEV) son el paso intermedio entre un automóvil puramente térmico y otro híbrido. En ocasiones, este sistema le permite a un fabricante cumplir con las normativas de emisiones, cada vez más estrictas, sin necesidad de desarrollar un propulsor nuevo. En otras palabras, se trata de una tecnología auxiliar a un motor de combustión normal. Esta se basa normalmente en un pequeño motor eléctrico que hace los arranques tras las detenciones o tras el avance por inercia cuando el motor principal se apaga y que apoya el funcionamiento del motor térmico moviendo componentes mediante cables de corriente que, en otras condiciones, estarían mandados por la correa o la cadena de distribución, cuya energía nace de la polea del cigüeñal. Para ello, se necesita una pequeña batería que se recarga automáticamente mediante sistemas de recuperación (por ejemplo, en las frenadas o en las deceleraciones). En teoría, el consumo y las emisiones pueden reducirse entre un 5 y un 15%.

Como la finalidad de la batería también es aportar energía para alimentar los dispositivos eléctricos complementarios de un vehículo moderno (como la dirección asistida, los elevalunas, el compresor del aire acondicionado, los sistemas de seguridad activa, etc.), el motor térmico no tiene que “arrastrar” componentes mediante correas, que le restan potencia mecánica, puesto que la red eléctrica alimentada por la batería es la que les suministra la energía para funcionar. Además, el motor eléctrico o generador, como está unido al cigüeñal mediante una correa adicional, puede aportar puntualmente más potencia, siempre que la batería esté cargada. Con todo, la conducción no se ve alterada respecto a la de un coche con motor Diesel o de gasolina convencional. La caja de cambios es indiferente a esta tecnología, de forma que se puede combinar con transmisión manual o automática. Estos son algunos modelos MHEV que puedes configurar en carwow:

Turismo utilitario: KIA Rio, motor 1.0 T-GDi (100 o 120 CV)

SUV utilitario: Hyundai Bayon, motor 1.0 T-GDi (100 o 120 CV)

Turismo compacto: Mazda 3, motor 2.0 SkyActiv-G (122 o 186 CV)

SUV compacto: Nissan Qashqai, motor 1.3 TCe (140 o 158 CV)

Turismo mediano: Skoda Octavia, motor 1.0 eTSI o 1.5 eTSI (110 o 150 CV)

SUV mediano: Renault Arkana, motor 1.3 TCe (140 o 160 CV)

Turismo grande: BMW Serie 5, motor 20i, 20d, 30i, 30d, 40i o 40d (entre 184 y 340 CV)

SUV grande: Audi Q7, motor 45 TDI o 50 TDI (231 o 286 CV)

¿No te convence esta tecnología? Configura un híbrido convencional

Suscríbete al Newsletter Editorial de carwow introduciendo tu email a continuación para recibir actualizaciones con nuestros últimos vídeos, opiniones, noticias y publicaciones de blog.

Podrás darte de baja de estos emails cuando quieras. Una vez te suscribas, estás consintiendo los Términos y Condiciones así como accediendo a nuestra Política de Privacidad.