Toyota continúa su apuesta por el hidrógeno con el nuevo Mirai

Toyota ha presentado la segunda generación del Toyota Mirai, un coche con pila de combustible de hidrógeno que homologa una autonomía de 650 kilómetros con cero emisiones de CO2. Estará a la venta en la segunda mitad de 2021 con un precio de partida alrededor de los 65.000 euros.

Esta tecnología se plantea como la principal alternativa a los vehículos 100% eléctricos por su mejor autonomía y velocidad de recarga, pero todavía tiene el precio como principal factor a mejorar, la infraestructura de recarga escasa y el elevado precio de producción del hidrógeno también están presentes.

Los coches con pila de hidrógeno como este Toyota Mirai son en esencia coches eléctricos de autonomía extendida. A través de un generador que funciona con hidrógeno producen electricidad para recargar su batería y esta a su vez alimenta los motores eléctricos.

De esta manera el único residuo que generan al funcionar es vapor de agua, resultante de la reacción que se produce al mezclar oxígeno atmosférico con el hidrógeno de la pila de combustible. De esta reacción no sólo se obtiene agua, sino también electricidad, pero esta se almacena en la batería del vehículo.

Aunque 65.000 euros sigue siendo un precio muy elevado para un vehículo, lo cierto es que esta segunda generación del Toyota Mirai es más barata que la primera y empieza a equipararse con modelos eléctricos de similar autonomía.

Con este argumento Toyota espera multiplicar por diez las ventas del Toyota Mirai de segunda generación respecto a su predecesor, aunque se prevé que el grueso de las adquisiciones se realice a través de renting por empresas.

Esta nueva generación del Toyota Mirai también incrementa su potencia hasta los 182 CV, pero sobre todo mejora su autonomía hasta unos teóricos 650 kilómetros. Sumado a esto está el tiempo de recarga de los depósitos de hidrógeno, que Toyota fija en cinco minutos. De esta manera tenemos un vehículo sin emisiones con cifras de autonomía respetables y sobre todo tiempos de repostaje muy cercanos a los tradicionales.

La plataforma empleada es la GA-L, la misma que encontramos en otro modelo del grupo como el Lexus LS. Sin embargo, en el Mirai recibe algunas modificaciones para poder alojar tres depósitos de hidrógeno que conforman una ‘T’. La batería también ha mejorado su capacidad con 84 celdas y cuatro amperios hora.

Con estas novedades la nueva generación del Toyota Mirai demuestra que la llegada de los automóviles alimentados por hidrógeno es una opción real. Sin embargo, la escasa red de puntos de repostaje y el elevado precio del hidrógeno siguen siendo problemas a solventar para la extensión de esta tecnología.

Los vehículos de pila de combustible de hidrógeno también son técnicamente complejos debido a factores como la alta inflamabilidad. Por ello resulta difícil adaptar de momento esta tecnología, el Toyota Mirai ayuda sin duda a seguir allanando el camino.

Si quieres comprar un Toyota híbrido nuevo con etiqueta ECO de la DGT echa un vistazo a nuestro configurador y empieza a recibir ofertas personalizadas de nuestra red de concesionarios oficiales.

Ir al configurador