Comparativa entre el nuevo Ferrari 296 GTB y el McLaren Artura. ¿Cuál es el mejor superdeportivo híbrido?

No sólo las marcas generalistas se preocupan ya de las emisiones de sus vehículos. También las marcas de lujo y concretamente las que se dedican a fabricar deportivos se ven en la necesidad de electrificar total o parcialmente sus coches para reducir la contaminación local provocada por sus gases de escape. Ferrari, por ejemplo, acaba de presentar su nuevo 296 GTB, un modelo híbrido enchufable que competirá directamente con el McLaren Artura que se desveló hace unos meses y que también cuenta con tecnología PHEV. Pero ¿cuáles son sus diferencias? Los comparamos en este breve artículo.

Motor y prestaciones

El Ferrari 296 GTB debe su denominación comercial a que ha sido equipado con un motor de gasolina de 2,9 litros y 6 cilindros en V. Las siglas GTB significan Gran Turismo Berlinetta. Este propulsor con turboalimentación, instalado en disposición central longitudinal, rinde por sí solo un máximo de 663 CV de potencia y 740 Nm de par. Al motor en cuestión se asocia uno eléctrico, secundario o auxiliar, que aporta hasta 166 CV y 315 Nm. Combinados, ambos propulsores entregan al eje trasero, a través de una transmisión automática de ocho relaciones, un total de 830 CV y 740 Nm.

Configura un coche de altas prestaciones

Gracias a estos dos propulsores, el 296 GTB puede acelerar de 0 a 100 km/h en 2,9 segundos, de 0 a 200 km/h en 7,3 segundos y alcanzar 340 km/h de velocidad punta. Además, una batería de 7,5 kWh de capacidad bruta especialmente ligera (alrededor de 60 kg) le permite recorrer 25 km en modo 100% eléctrico según ciclo de homologación WLTP, de forma que obtiene la etiqueta ECO de la DGT (recordemos que, para disponer del distintivo CERO, debería contar con una autonomía eléctrica de 40 km o más).

Por su parte, en el McLaren Artura se da cabida a un motor de gasolina con turbocompresión de 2,9 litros y 6 cilindros en V, muy similar al del Ferrari y emplazado en una posición casi idéntica, que en este caso desarrolla un máximo de 585 CV de potencia y 585 Nm de par. El propulsor eléctrico del Artura tiene 95 CV y 225 Nm, por lo que es muy inferior al presentado en el 296 GTB, algo que se ve traducido en unas cifras combinadas considerablemente peores a las del Ferrari: hasta 680 CV y 720 Nm. La tracción es trasera y la transmisión automática de ocho velocidades (dispone de doble embrague, como en la del modelo rival).

Aunque el McLaren es algo más lento que su homólogo italiano, supera a este en algunas facetas, como es el caso de la autonomía eléctrica. El Artura acelera de 0 a 100 km/h en 3,0 segundos, de 0 a 200 km/h en 8,3 segundos y llega a 330 km/h de velocidad punta. La batería también es de 7,5 kWh, refrigerada por líquido y muy ligera. Gracias a ella, puede recorrer un máximo de 30 km en modo eléctrico, de manera que no opta al distintivo CERO de la DGT, pero sí a la etiqueta ECO. Tanto McLaren como Ferrari han hecho un gran esfuerzo por construir un coche ligero pese a su concepción híbrida: tan solo 1,5 toneladas en orden de marcha.

Configura un coche híbrido enchufable

Ambos coches se han desarrollado bajo la normativa de emisiones Euro 6. En el caso del Ferrari 296 GTB, aún no se han hecho públicos los datos de consumo y emisiones oficiales, pero sí se conocen los del McLaren Artura, que lleva comercializándose desde el pasado mes de febrero y pueden servir de referencia: 129 g/km de CO2 y 5,7 l/100 km. No obstante, esto no debería ser una preocupación para sus compradores, ya que el consumo real de estos coches en condiciones normales puede rondar los 15 l/100 km con la batería agotada.

Medidas y volúmenes

El Ferrari 296 GTB mide 4,56 metros de largo, 1,96 de ancho y 1,19 de alto con una distancia entre ejes de 2,60 metros. El McLaren Artura mide 4,54 metros de largo, 1,91 de ancho y 1,19 de alto con una distancia entre ejes de 2,64 metros. Resulta evidente que, por cotas exteriores, también son dos coches pensados para disputarse sus exclusivos clientes. Quizás lo más relevante aquí sean esos 4 cm extra de batalla que posee el Artura respecto al 296 GTB, ya que pueden resultan en una mejora del espacio disponible en el interior y hacer que una persona de gran estatura se decante por el modelo británico antes que por el italiano. Por supuesto, ambos tienen solamente dos plazas y dos puertas.

El maletero del McLaren Artura cuenta con 160 litros de capacidad y se encuentra delante de la cabina, mientras que el del Ferrari no ha trascendido todavía, aunque se sitúa en el mismo lugar. Si se sabe el volumen del depósito de combustible de los dos coches que, entre otras cosas, puede determinar su autonomía total en un viaje de largo recorrido: 65 litros del 296 GTB por los 72 del Artura.

Configura un coche deportivo

Finalmente, los neumáticos del McLaren tienen unas medidas de 235/35 R19 delante y 295/35 R20 detrás. El Ferrari equipa unos con 245/35 R20 delante y 305/35 R20 detrás. Por otro lado, los discos de freno son de 390 mm delante y 380 mm detrás en el Artura, mientras que en el Ferrari llegan a 398 mm delante, pero se quedan en 360 mm detrás.

Equipamiento y precio

Los equipamientos de estos superdeportivos híbridos son muy completos y sus únicas diferencias en este aspecto se encuentran en un extensísimo número de posibilidades de personalización que conllevan un sobrecoste.

Por ejemplos, los monocascos de los dos vehículos están fabricados en fibra de carbono. También incluyen un cable cargador de tipo 2 que permite recargar el 80% de la energía eléctrica de la batería en 2,5 horas, neumáticos Pirelli PZERO en las ruedas (cuyas presiones y temperaturas están parametrizadas), pinzas de freno de aluminio con seis pistones delante y cuatro detrás, discos de freno de material carbocerámico, tapicería interior completa y habitáculo guarnecido con materiales nobles como Alcantara y cuero, funciones de telemetría, ajuste de la intensidad del control de estabilidad, una gran lista de asistentes a la conducción, climatizador automático, levas tras el volante para el cambio de marchas y varios perfiles de conducción.

El McLaren dispone de una pantalla multimedia adicional de 8 pulgadas sobre la consola central que el Ferrari no posee (este lo fía todo a una, de gran tamaño, para el cuadro de instrumentos). A cambio, el 296 GTB tiene un display TFT en el salpicadero y enfrente del copiloto que replica los datos de velocidad y revoluciones.

De igual modo, el McLaren cuenta con una especificación Performance, con una estética funcional y deportiva; una especificación TechLux, orientada al lujo y la tecnología; y una tercera llamada Vision, que muestra un aspecto más vanguardista. Pero, por su parte, el Ferrari se puede configurar con el paquete Assetto Fiorano, que busca un rendimiento aún mayor focalizado en un uso intensivo en circuito (carrocería con más elementos en fibra de carbono, amortiguadores derivados de la competición, más carga aerodinámica en algunos puntos, reducción del peso en 15 kg, neumáticos Michelin Pilot Sport Cup 2 R, etc.).

El precio de acceso del Artura es de 235.000 euros, mientras que el del 296 GTB parte de 269.000 euros. Con todo, no son, ni mucho menos, los modelos más caros con los que cuentan sendos fabricantes.

Configura un Mercedes AMG GT

Suscríbete al Newsletter Editorial de carwow introduciendo tu email a continuación para recibir actualizaciones con nuestros últimos vídeos, opiniones, noticias y publicaciones de blog.

Podrás darte de baja de estos emails cuando quieras. Una vez te suscribas, estás consintiendo los Términos y Condiciones así como accediendo a nuestra Política de Privacidad.