McLaren Artura: el primer modelo de una nueva generación de deportivos híbridos

El McLaren Artura es un vehículo deportivo, biplaza, híbrido enchufable y uno de los primeros de su categoría en usar esta tecnología. Se trata de un coche de 4,54 metros de longitud, 1,19 de altura y 2,08 de anchura, incluyendo los retrovisores. Sus dos motores, un V6 de gasolina y 3,0 litros con doble turbocompresor de 585 CV (en disposición longitudinal central) y un eléctrico de 95 CV (sobre el eje posterior), desarrollan conjuntamente un máximo de 680 CV de potencia y 720 Nm de par. Todo ese esfuerzo mecánico se transmite a las ruedas traseras a través de una transmisión automatizada de doble embrague y ocho relaciones. Por ahora, sólo se conoce su precio en Reino Unido, donde está a la venta por 185.500 libras esterlina (213.455 euros al cambio de divisa).

Según McLaren, el Artura combina las altas prestaciones a las que acostumbran los modelos de la marca con la eficiencia y la ligereza, a pesar de que este automóvil posee un motor eléctrico y una batería refrigera por líquido de 7,4 kWh que implican un lastre de 130 kg para su conjunto. Gracias a ella, puede recorrer un máximo de 30 kilómetros en modo eléctrico, de manera que no opta al distintivo CERO EMISIONES de la DGT (sí a la etiqueta ECO). Sin embargo, este elemento se ve compensado, entre otras cosas, por un chasis monocasco de fibra de carbono (MCLA), un cableado reducido y una carrocería de aluminio con componentes de fibra de carbono. El fabricante asegura un peso total en orden de marcha de 1.498 kg.

El McLaren Artura, cuyo nombre fusiona las palabras “arte” y “futuro”, puede acelerar de 0 a 100 km/h en 3,0 segundos, de 0 a 200 km/h en 8,3 segundos y de 0 a 300 km/h en 21,5 segundos. La velocidad punta declarada para este vehículo es de 330 km/h y está limitada electrónicamente (la velocidad de giro del cigüeñal también está limitada, a 8.500 rpm). Con todo, se trata del McLaren que menos consumo y emisiones homologa, con base en el ciclo WLTP, hasta la fecha: 4,7 l/100 km y 129 g/km durante los primeros 100 km de trayecto. La energía eléctrica que proporciona la batería, gran responsable de estas cifras tan bajas para un deportivo, puede recargarse al 80% en 2,5 horas con un cable tipo 2.

En palabras de la propia firma, el nuevo concepto de suspensión trasera, la aerodinámica optimizada, la dirección electrohidráulica mejorada, el diferencial controlado electrónicamente y el control de amortiguación proactivo mejoran la agilidad, la estabilidad y el rendimiento dinámico en general. Además, ha sido equipado de serie con neumáticos Pirelli P ZERO Corsa, de alto rendimiento, agarre optimizado, con cancelación de ruido y un chip integrado que genera datos en tiempo real y los transmite a los sistemas de control de estabilidad del Artura. La frenada queda a cargo de unos discos carbocerámicos de 380 mm en el eje delantero y 360 mm en el trasero, ambos con pinzas de aluminio ligero.

También cuenta con un interior completamente nuevo (la marca ha comunicado que se ha hecho un gran esfuerzo en que sea práctico, ergonómico y espacioso), con los controles más esenciales accesibles desde el volante, asientos Clubsport de nueva horma (y otros más confortables en opción), un equipo de iluminación ambiental y un sistema multimedia con pantalla táctil vertical de alta definición y 8” de tamaño. Además, incorpora funciones de telemetría, ajuste de la intensidad del control de estabilidad, las últimas innovaciones en sistemas de asistencia a la conducción (ADAS), las actualizaciones remotas y el seguimiento integrado de localización del vehículo. El habitáculo se puede climatizar a distancia, como en otros coches con tecnología PHEV o 100% eléctricos. Existen cuatro modos de conducción: E, Confort, Sport y Track, de menos a más prestacional.

Aunque McLaren ha anunciado un precio de partida para el Artura de 185.500 libras en Reino Unido (aún se desconoce el que tendrá en España), éste corresponde a su versión estándar. Existe la especificación Performance, con una estética funcional y deportiva; la TechLux, orientada al lujo y la tecnología; y la Vision, que muestra un aspecto más vanguardista. Todas ellas tienen un sobrecoste, pero compiten con los mismos modelos de otras marcas: Ferrari 488, Porsche 911 Turbo S, Maserati MC20, Lamborghini Huracán o Audi R8, son algunos ejemplos. La firma recuerda que, en cualquier caso, tiene una garantía de cinco años, aunque ofrece seis años para la batería y hasta diez para la carrocería.

Configura un coche de altas prestaciones

Suscríbete al Newsletter Editorial de carwow introduciendo tu email a continuación para recibir actualizaciones con nuestros últimos vídeos, opiniones, noticias y publicaciones de blog.

Podrás darte de baja de estos emails cuando quieras. Una vez te suscribas, estás consintiendo los Términos y Condiciones así como accediendo a nuestra Política de Privacidad.

Audi R8

Ningún otro vehículo representa los genes de Audi con tanta firmeza
8/10
204.337 € - 224.737 €
PVP
Leer opinión Comparar ofertas