El Renault Mégane se actualiza… con versión híbrida enchufable

Renault Mégane 2020

El Renault Mégane se actualiza para seguir compitiendo en la categoría de los compactos, se trata de una renovación que combina no solo cambios estéticos, si no también mecánicos que permitan al Mégane mantenerse en una de las categorías más reñidas del mercado.

La incorporación más destacada es la nueva mecánica híbrida enchufable, que permitirá que el Renault Mégane obtenga la etiqueta CERO de la DGT, y con ella todas las ventajas que implica un sistema de propulsión híbrido, menos emisiones, menor consumo, etc.

También encontramos modificaciones estéticas y en el sistema de infoentretenimiento, que refrescan la imagen de esta cuarta generación del Renault Mégane, que salió al mercado en el año 2016. Vamos a ver en profundidad qué cambios ha recibido este modelo francés.

Versión híbrida enchufable

Como ya hemos adelantado una de las principales novedades que incorpora el Renault Mégane de 2020 es su versión híbrida enchufable. Con ella obtiene la etiqueta CERO de la DGT gracias a un conjunto mecánico que ofrece hasta 65 kilómetros en modo 100% eléctrico.

Esta versión híbrida se denomina Renault Mégane E-Tech Plug-in y combina un motor gasolina de 1,6 litros con dos propulsores eléctricos, el resultado es una potencia combinada de 160 CV. La batería que alimenta al sistema tiene una capacidad de 9,8 kWh, una cifra modesta y similar a la de otras alternativas.

Hay que destacar que esta variante híbrida sólo se encuentra disponible para la carrocería familiar del Renault Mégane, denominada Estate. La batería se emplaza bajo el piso del maletero, y aunque le resta algo de capacidad, mantiene unos correctos 434 litros de cubicaje.

Esta variante híbrida además de obtener la etiqueta CERO de la DGT promete unos consumos y unas emisiones más bajas, lo que repercute positivamente tanto en el bolsillo del conductor como en el medio ambiente. Hablamos de medias en torno a los 40 gramos de CO2 por kilómetro.

El Renault Mégane E-Tech Plugin cuenta con tres modos de conducción adicionales que permiten administrar mejor su naturaleza eléctrica, el ‘Pure’ permite circular únicamente en modo eléctrico, ‘MySense’ hace una gestión automática de todos los propulsores, mientras que el ‘Sport’ habilita toda la potencia mecánica del conjunto.

Esta motorización emplea la caja de cambios automática EDC de doble embrague y siete relaciones, de esta manera consigue combinar la acción conjunta tanto del motor térmico como de los dos propulsores eléctricos. Cada uno de estos motores se ubica en un eje, por lo que el Mégane E-Tech Plugin es un coche con tracción total cuando funciona con electricidad.

Gama mecánica y asistentes a la conducción

El resto de la gama mecánica se mantiene sin grandes novedades con un motor gasolina de cuatro cilindros y 1,3 litros de cubicaje que se ofrece con potencias de 100, 115, 140 y 160 CV. Se espera que a lo largo de 2020 se incorpore un nuevo motor de un litro tricilíndrico con una potencia de 120 CV.

En ciclo diésel hay dos opciones de 95 y 115 CV sobre el propulsor 1.5 dCi de la marca gala, al igual que en las versiones gasolina la opción más potente puede contar con cambio automático EDC de doble embrague y siete velocidades.

Por suerte y para alegría de los amantes de lo deportivo se mantienen las dos versiones R.S dentro de la gama del Renault Mégane. Emplean el mismo propulsor gasolina de 1,8 litros turboalimentado que ahora ofrece 300 CV.

Las diferencias entre las versiones Sport y Cup del Renault Mégane R.S siguen siendo las mismas, una configuración de suspensiones más agresiva y un diferencial delantero autoblocante Torsen para la ‘Cup’, lo que le permite ser más eficaz en circuito pero algo menos cómoda en desplazamientos rutinarios.

Como novedad en el apartado de las asistencias al conductor se añade un asistente de conducción semiautónomo de nivel 2 que permite que el vehículo tome el control del acelerador y el freno en atascos, lo que facilita notablemente la conducción en grandes ciudades.

Se mantienen otras asistencias ya disponibles como la frenada automática de emergencia, la alerta de fatiga, control del ángulo muerto, alerta de salida de carril, etc.

Cambios estéticos y en el interior

De un primer vistazo resulta difícil diferenciar las novedades exteriores que se han incorporado en el Renault Mégane 2020, ya que se limitan principalmente a unas nuevas ópticas delanteras y traseras que cambian la firma lumínica del modelo, también cambian ligeramente las formas del paragolpes y la calandra frontal.

En el interior, sin embargo, sí encontramos notables cambios que habilitan al Renault Mégane para seguir compitiendo en las mismas condiciones que los nuevos modelos llegados al segmento, como las nuevas generaciones del Volkswagen Golf y el Seat León.

Si nos asomamos al puesto de conducción apreciamos un notable cambio en la instrumentación, en las versiones más altas puede ser completamente digital al utilizar un panel muy llamativo de 10,2 pulgadas.

Lo mismo ocurre con el panel táctil del sistema de infoentretenimiento, que renueva su sistema operativo para ofrecer ahora una imagen más acorde con los niveles de la competencia. De serie contamos con una pantalla de siete pulgadas, pero conforme subimos los niveles de acabado nos acabamos encontrando con un notable panel de nueve pulgadas, ambos son compatibles con Android Auto y Apple Car Play.

A consecuencia del nuevo panel táctil, que mantiene su curiosa orientación vertical, el resto de elementos de la consola central también cambian, como es el caso de los mandos de climatización. Por suerte se mantienen físicos e independientes del panel táctil, lo que ayuda a su manejo durante la conducción.

Con todas estas novedades, algunas más profundas que otras, el Renault Mégane de cuarta generación afronta la segunda mitad de su vida comercial con muchos argumentos para seguir siendo una opción muy recomendable en el segmento de los compactos, te recomendamos que eches un ojo a nuestras ofertas para encontrar el mejor precio para este nuevo vehículo francés.

SEAT León

Un compacto de los que marcan la diferencia
9/10
20.000 € - 31.680 €
PVP
Leer opinión Comparar ofertas

Renault Megane

Un toque premium con prestaciones inteligentes
8/10
20.675 € - 46.700 €
PVP
Leer opinión Comparar ofertas