Comparativa de compactos eléctricos de origen francés: Renault Mégane E-TECH Electric vs Citroën ë-C4

8 de septiembre de 2021 de

Renault ha presentado su nuevo Mégane E-TECH Electric en el IAA Mobility 2021. Se trata de un automóvil compacto y 100% eléctrico con la carrocería ligeramente sobreelevada, de forma que se aproxima más a un SUV que a un turismo convencional. Su principal competidor también es francés, el Citroën ë-C4, motivo por el que los enfrentamos en esta comparativa. El Citroën se comercializa desde febrero de 2021, mientras que el Renault llegará a los concesionarios en marzo de 2022. No obstante, este ya admite reservas online con una señal reembolsable de 100 euros.

Medidas y habitabilidad

El Renault Megane E-TECH Electric está construido sobre la plataforma CMF-EV que también usan algunos modelos eléctricos de Nissan. Su longitud es de 4,21 metros, su anchura de 1,78 metros y su altura de 1,50 metros, por lo que es 15 cm más corto, 2 cm más estrecho y 3 cm más bajo que el ë-C4, fabricado con la plataforma e-CMP del grupo PSA que se emplea en otros modelos como el Peugeot e-2008. A cambio, el Renault tiene una distancia entre ejes de 2,70 metros por los 2,67 que ofrece el Citroën, lo que resulta en un mayor espacio longitudinal para las piernas de los ocupantes traseros (ambos modelos tienen 5 puertas y 5 plazas). La forma del techo que presentan tanto el Mégane E-TECH Electric como el ë-C4 no los hace recomendables para que viajen personas de gran estatura en las plazas posteriores.

En cuanto al espacio de carga (sólo detrás), el nuevo producto de Renault ofrece una capacidad mínima de 440 litros. El maletero de su competidor dispone de 380 litros, por lo que es 60 litros más pequeño. Esto equivale a poder transportar una maleta de cabina o “de mano” menos en el Citroën. En cualquier caso, son volúmenes notables para esta categoría de turismos. Los respaldos de los asientos traseros son abatibles en los dos coches.

Motor y prestaciones

El Mégane E-TECH Electric se comercializa en dos versiones, tanto por nivel de potencia como por rango de autonomía. La de acceso, denominada EV40, tiene un motor eléctrico síncrono en el eje delantero que rinde 131 CV de potencia máxima (hasta 250 Nm de par) y una batería de 40 kWh de capacidad neta que permite recorrer 300 km entre cargas según ciclo de homologación WLTP. La más prestacional, llamada EV60, también tiene un motor eléctrico síncrono en el eje delantero, pero en este caso entrega un máximo 218 CV (300 Nm). Su batería también es más grande, pues tiene 60 kWh útiles, lo cual posibilita circular durante 470 km con una sola carga al 100% con base en el ciclo WLTP.

A su vez, cada una de las dos versiones, se puede escoger con un sistema de recarga diferente. En los EV40, el acumulador energético sólo se puede recargar mediante corriente alterna a 7,4 o 22 kW. Para los EV60, la batería puede recuperar su energía con corriente continua a 130 kW o con corriente alterna a las mismas potencias opcionales que en el EV40. Sobre sus prestaciones, sólo se ha comunicado que el más potente acelera de 0 a 100 km/h en 7,4 segundos y que su velocidad punta está limitada electrónicamente a 160 km/h.

Configura aquí tu Renault Mégane y ahorra 7.000 euros

El ë-C4 se vende en una única versión. Cuenta con un motor delantero síncrono de 136 CV de potencia máxima y hasta 260 Nm de par que se alimenta mediante una batería de 50 kWh de capacidad bruta (unos 46 kWh aprovechables), de forma que su autonomía WLTP homologada es de 350 km, aunque en la práctica siempre es menos (alrededor de un 20% inferior). Este acumulador energético se puede recargar a 100 kW en corriente continua o a 11 kW en alterna. La velocidad punta está limitada a 150 km/h y el “sprint” de 0 a 100 km/h se logra en 9,7 segundos, que es un tiempo similar al que podría conseguir el Mégane E-TECH Electric EV40.

Equipamiento

Al margen del equipamiento que comparten los dos automóviles por el hecho de ser eléctricos de nueva generación, como la frenada regenerativa, la refrigeración líquida para la batería o el cargador embarcado para corriente alterna, este Renault y este Citroën se diferencian en algunos aspectos por su dotación tecnológica. El primero se ofrece en tres acabados: Equilibrio, Techno e Iconic. El segundo en otros tres: Feel, Feel Pack y Shine.

El Mégane E-TECH Electric tiene dos pantallas, una de 12,3 pulgadas que hace de cuadro de instrumentos y otra de 9,3 pulgadas (en disposición horizontal) o de 12 pulgadas (en disposición vertical) para el sistema de infoentretenimiento, que quedan unidas visualmente entre sí. La información que se visualizan en cada momento se puede organizar en diferentes diseños. Son compatibles inalámbricamente con Apple CarPlay y Android Auto, en combinación del cual se integran otras funciones de Google como sus mapas y un asistente virtual. Los huecos portaobjetos son generosos, tiene cuatro modos de conducción y la tapicería de serie es de tela reciclada (Renault asegura que, al final de su vida útil, se podrá reciclar el 95 % del coche).

Configura aquí tu Renault ZOE y ahorra 3.000 euros

Otros aspectos que cabe destacar de este modelo son los tiradores de las puertas enrasados, una gama de seis pinturas para la carrocería con la posibilidad de elegir el techo en un color de contraste, llantas de 18 y 20 pulgadas de diámetro, faros full-LED con función antideslumbrante y todos los asistentes a la conducción que cabría esperar en un segmento como el de los turismos compactos. Puede recibir actualizaciones remotas.

En el ë-C4 hay tres perfiles de conducción que limitan la potencia máxima a 82, 109 o 136 CV respectivamente. Los amortiguadores de serie vienen con unos topes hidráulicos que lo hacen especialmente confortable. Elementos como las luces full-LED, las pantallas para el cuadro de mandos y el sistema multimedia, el climatizador automático de dos zonas, el freno de estacionamiento eléctrico y las llantas de 18 pulgadas son estándar para el acabado más básico. En los más altos se opta a cámara trasera, navegador integrado y Head-up Display (Feel Pack) o la alerta de vehículos en el ángulo muerto y el reconocimiento de señales de tráfico (Shine), aunque la mayoría de ayudas a la conducción vienen de serie. La carrocería se puede pintar en siete colores distintos.

Precio

Para el Renault Mégane E-TECH Electric todavía no se han anunciado precios oficiales para España, algo que se conocerá a principios del año que viene, cuando dé comienzo su comercialización. Debido a sus menores prestaciones, la versión EV40 de este coche debería ser algo más económico que el Citroën ë-C4, cuyo precio de partida es de 35.270 euros antes de descuentos y ayudas (recordemos que se puede acoger al Plan MOVES III). La versión EV60 del Renault será más cara, pues es tecnológicamente muy superior.

Configura aquí tu Citroën ë-C4 y ahorra 4.000 euros

Suscríbete al Newsletter Editorial de carwow introduciendo tu email a continuación para recibir actualizaciones con nuestros últimos vídeos, opiniones, noticias y publicaciones de blog.

Podrás darte de baja de estos emails cuando quieras. Una vez te suscribas, estás consintiendo los Términos y Condiciones así como accediendo a nuestra Política de Privacidad.

Citroën C4

Un coche confortable y bien terminado.
7/10
20.620 € - 28.620 €
PVP
Leer opinión Comparar ofertas

Renault Megane

Un toque premium con prestaciones inteligentes
8/10
26.209 € - 46.732 €
PVP
Leer opinión Comparar ofertas