¿Quieres vender tu coche? Mejor precio garantizado

Precio y opinión del Cupra León Híbrido Enchufable

Las versiones híbridas enchufables del CUPRA León te permiten cubrir la mayoría de los desplazamientos diarios sin gastar un solo litro de carburante, así como acceder sin restricciones a los centros de las ciudades. Todas tienen un buen rendimiento dinámico y una conducción agradable. El punto negativo, su menor capacidad de maletero.

Cupra León Híbrido Enchufable: ¿Sobre qué te gustaría leer ahora?

Información general

El CUPRA León es un turismo que en formato berlina de 5 puertas mide 4,40 m de longitud y con la carrocería familiar (Sportstourer) llega a los 4,66 m. El habitáculo no tiene un diseño particularmente llamativo, pero está bien construido y los ocupantes disponen de un buen espacio para las piernas y la cabeza. La pérdida de maletero con respecto a las versiones no híbridas es sensible. Está a la venta desde 40.620 €.

El Léon híbrido enchufable, o León e-Hybrid en el lenguaje de CUPRA, se puede elegir con 204 o 245 CV. En cualquiera de los casos, la autonomía siempre está en el entorno de los 60 km. A todos los León e-Hybrid les corresponde el distintivo 0 Emisiones, es decir, el mismo de un vehículo 100 % eléctrico. 

Solo hay dos alternativas en el mercado con este tipo de sistema de propulsión y una puesta a punto deportiva, que estén en el mismo rango de precio: Volkswagen Golf GTE y Skoda Octavia RS iV. Éstos, además, comparten la mayoría de elementos mecánicos con el CUPRA. Otras alternativas similares pero menos picantes son el Peugeot 308 Hybrid, Mercedes A 250 e y el Audi A3 45 TFSIe.

Qué motores tiene el CUPRA León

Hay dos niveles de potencia, 204 y 245 CV. La trasmisión es idéntica en ambos casos: una automática de doble embrague y seis relaciones (DSG). Tampoco hay diferencias en cuanto al sistema de tracción, siempre en las ruedas delanteras.

La versión de 204 CV es la que tiene la mayor autonomía eléctrica WLTP, 61 km, tanto con la carrocería berlina de 5p como con la Sportstourer. Los León e-Hybrid de 245 CV tienen una autonomía de 59 km (5p) y 58 km (Sportstourer).

Prueba de conducción y consumo

Conducción

Los CUPRA León e-Hybrid inician la marcha en modo eléctrico siempre que haya suficiente carga en la batería. Ir a trabajar, a recoger a los niños, a hacer la compra… todas esas actividades rutinarias se pueden hacer en silencio, sin vibraciones y sin quemar nada de gasolina. Si en algún momento la batería se agota, las sensaciones de conducción no empeoran de forma drástica, pues el motor de gasolina 1.4 TSI que llevan todos los León e-Hybrid es suave y produce poco ruido. Prácticamente pasa desapercibido. 

El sistema DCC (Dynamic Chasssis Control) permite hacer un ajuste muy fino de las características de la suspensión, pues tiene hasta 15 posiciones de firmeza para que el conductor elija a voluntad. Se nota la diferencia entre el modo más confortable y el más firme. En el más blando es un coche magnífico para viajar. No solo por cómo se traga los baches, sino también por el buen aislamiento acústico del habitáculo y por el correcto funcionamiento de elementos de confort, como el climatizador.

Pero no hay que olvidar que esto es un CUPRA y que siempre se espera un toque deportivo de los modelos de esta marca. El León e-Hybrid está bien puesto a punto para que ir rápido por un puerto de montaña sea pan comido. Es estable, preciso y ágil. Un deportivo muy eficaz, quizás demasiado. Se lo pone todo muy fácil al conductor y quizás aquellos que estén deseando un vehículo de reacciones más intensas, se sientan defraudados. El peso extra del sistema híbrido, sin duda, juega en su contra. Los frenos, no obstante, son potentes y resisten bien el trato exigente.

También hemos podido probar el CUPRA León PHEV de 245 CV con el nuevo acabado VZ CUP, disponible desde julio de 2022 y el más deportivo disponible. Además de los añadidos estéticos (como faldones laterales y el spoiler trasero de carbono), los elementos que incorpora que mejoran su dinámica son los frenos delanteros Brembo (con pinzas de cuatro pistones y discos de 370x32 mm), que están anclados a una nueva "mangueta sport" que da un mayor ángulo de caída negativa, que pasa de -1º a -1,39º, una suspensión que rebaja su altura en 25 mm y los asientos de tipo "bucket" (provenientes del Formentor), que están colocados en una posición más baja y también mejoran el centro de gravedad.

El resultado se nota y se vuelve un coche más incisivo, con una mejor entrada en curva y un mayor agarre lateral, pero manteniendo un nivel de confort que alto para el día a día. Un compromiso muy destacable teniendo en cuenta la agilidad que ofrece su chasis. Los frenos aguantan que los exprimas, incluso en tramos en bajada, sin dar síntomas de fatiga en ningún momento. El pedal no te ofrece desconfianza en ningún momento y notas que no pierden la mordida. Sin duda, es un acabado imprescindible para los más entusiastas.

Consumo y emisiones

El consumo medio homologado de los León e-Hybrid de 204 CV es de 1,2 l/100 km y el de los León e-Hybrid de 245 CV, de 1,3 l/100 km (el tipo de carrocería no influye en este caso). Estas son cifras de homologación, que en la práctica no se van a alcanzar, excepto en ocasiones muy particulares.

La batería tiene una capacidad de bruta de 13,0 kWh, de los cuales 10,4 kWh son utilizables. Solo se puede cargar con corriente alterna, a un máximo de 3,7 kW (no hay posibilidad de pedir un cargador de 7,2 kW). A esa potencia, se necesitan algo menos de cuatro horas para pasar del 0 al 100 %.

Lo normal es que con una carga completa de la batería se puedan hacer unos 40 o 50 km. Depende del estilo de conducción, del tipo de carretera por el que se circule y de si hacemos uso de sistemas como la climatización. Si nuestros desplazamientos diarios no sobrepasan esa frontera, el León e-Hybrid resultará un coche muy conveniente, tanto desde el punto de vista económico como del de agrado de uso.

 Una vez nos quedamos sin carga en la batería para que el motor eléctrico pueda mover por sí mismo el coche, entrará en funcionamiento el motor de combustión y comenzaremos a gastar gasolina. Lo bueno es que es un motor de poca cilindrada bastante eficiente, por lo que el consumo de carburante no será excesivo. Conseguir quedarse en cifras de unos 7,0 l/100 km o menos no debería ser un problema a poco que las condiciones sean mínimamente favorables.

Prestaciones

Con 204 o 245 CV, cualquier León e-Hybrid anda sobrado de aceleración. CUPRA dice que en el peor de los casos hace el 0 a 100 km/h en 7,7 s (Sportstourer de 204 CV) y, en el mejor, en 6,7 s (Berlina 5p de 245 CV). La velocidad máxima es de 220 o 225 km/h según la versión.

En modo 100 % eléctrico es claramente más lento que cuando funciona con los dos motores a pleno pulmón, pero la aceleración que da el motor eléctrico de 116 CV y 330 Nm permite moverse con racionalidad en prácticamente cualquier circunstancia.

Ayudas a la conducción

Los CUPRA León  PHEV van equipados con los mismos sistemas de ayuda a la conducción que cualquier otro León y que le dan al coche un nivel dos de conducción autónoma.

De serie

  • Alerta cambio involuntario de carril
  • Asistente de frenada de emergencia Front Assist
  • Asistente de luces de cruce/carretera
  • Control de crucero

Opcional

  • Asistente de mantenimiento de carril Lane Assist
  • Reconocimiento de señales de tráfico
  • Cámara de visión de 360º
  • Control de crucero adaptativo

Opinión del CUPRA León

Para quien tenga un punto de recarga en casa (aspecto de vital importancia), un eléctrico enchufable es una solución para aquellos que todavía no se atreven a dar el paso al 100 % eléctrico. El León e-Hybrid combina lo mejor de los dos mundos: una movilidad urbana totalmente desprovista de ruido y vibraciones y una capacidad para realizar viajes largos sin sufrir las penurias y las limitaciones que todavía tienen los eléctricos en esas circunstancias.

 Dejando a un lado el sistema propulsor, el León e-Hybrid es un coche de conducción confortable y agradable, con una dinámica en curva muy eficaz. Quizás no sea la mejor opción para los entusiastas de la conducción, pero sin duda lo será para aquellos que les gusta sentir la seguridad de un coche que va pegado al asfalto.