Días carwow: Especial verano Coches en oferta y con entrega inmediata hasta el 30 de junio

Cómo ahorrar electricidad en un coche eléctrico

La autonomía de un vehículo eléctrico, como el de uno con motor térmico, depende de diversos factores que afectan al gasto de la fuente energética principal. Conociéndolos y sabiendo cómo afectan, es posible ahorrar energía en un coche eléctrico y aumentar el rango de alcance a partir de una sola carga.

Conducir un coche eléctrico tiene similitudes con hacerlo en uno con motor diésel o gasolina pero también diferencias. Por objetivo y naturaleza, todos los automóviles muestran puntos en común pero también en discordia. Igual que no se debería conducir de la misma forma un coche diésel que uno gasolina pero es posible que un conductor que maneje un coche diésel haga lo propio en uno gasolina y a la inversa, con los coches eléctricos ocurre algo similar.

Configura tu coche eléctrico o híbrido enchufable

Entre los motivos fundamentales que diferencia, incluso, el comportamiento de un mismo coche según quién lo conduzca, está, de una parte, el tipo o estilo de conducción pero también el contexto en que se lleve a cabo la actividad.

Tanto para quienes quieren iniciarse en la movilidad eléctrica como para quienes ya están inmersos o, simplemente, quieren saber algunos consejos para ahorrar electricidad en el uso de los coches eléctricos pero también en los coches híbridos enchufables, recopilamos los más esenciales y determinantes.

Programar las horas de carga de la batería

Además de que es recomendable recargar el coche siempre y cuando no esté en uso, debido a que el funcionamiento óptimo de las baterías se lleva a cabo entre unos umbrales de temperatura concretos, tanto cargar el acumulador como, sobre todo, emprender el viaje poco después de haber finalizado el proceso de recarga del condensador supondrá invertir menos energía en que el propio sistema llegue a la temperatura ideal para que funcione de manera óptima.

Por eso es conveniente que, si se tiene la certeza de la hora a la que se va a tomar el coche, es conveniente que la recarga de la batería haya finalizado un rato antes, entre unos minutos y una hora antes de que se inicie la marcha.

Proteger el coche de temperaturas extremas

Tanto el calor pero, sobre todo el frío, afecta al rendimiento de las baterías. Por eso, además de cargar el condensador del coche antes de usarlo aprovechando la temperatura generada en el proceso, es conveniente que el vehículo sea preservado, en la manera de lo posible, de marcas muy calurosas pero también muy frías.

Utilizar un garaje pero también, por ejemplo, resguardar o cobijar el vehículo durante su estacionamiento, no solo previene del desgaste exterior y deterioro del coche sino que mejorará tanto el funcionamiento de los sistemas del automóvil, incluido el de acumulación de energía eléctrica.

Ofertas de coches
Modelo Precio sin descuento carwow
SEAT León ST e-Hybrid 35.580 € Comparar ofertas
smart EQ fortwo 24.450 € Comparar ofertas
Fiat 500 Eléctrico 24.900 € Comparar ofertas
Renault ZOE 32.051 € Comparar ofertas
Volkswagen ID.3 32.245 € Comparar ofertas

Climatizar el coche antes de usarlo

Enlazando con el anterior apartado, tanto por el hecho de pasar un mal trago a bordo de un coche expuesto al sol en épocas estivales como a la dureza de las heladas nocturnas invernales, las temperaturas por debajo o por encima de las templadas, alrededor de unos 22 grados, en el habitáculo, no solo afectan físicamente al conductor sino al sistema eléctrico del vehículo.

Como hemos anunciado, tanto el motor como el acumulador eléctricos dependen de unas temperaturas para funcionar de manera óptima pero el conductor y los pasajeros también.

Para evitar desperdiciar energía o invertirla cuando el vehículo está en funcionamiento y/o ajeno a su recarga eléctrica, preacondicionar el habitáculo implementará tanto la calidad de a bordo como el ahorro de energía eléctrica en un coche eléctrico.

Conducir de forma eficiente

Es muy obvio, pero también contundente. Cuanto más brusco se sea en el manejo de un coche, eléctrico o no, más energía se consumirá pero también perderá.

La suavidad en el uso, sobre todo del acelerador así como el uso de tanto la desaceleración hasta y siempre y cuando sea necesario la detención, de manera paulatina y gradual, favorecerá el ahorro energético em un EV.

De hecho, en los coches eléctricos, muchos de ellos pueden graduarse el sistema de frenado regenerativo que permite reincorporar la energía invertida como energía readmitida. El uso de estos equipos junto con el modo ECO o bien con una conducción economizadora en la aplicación de electricidad, ahorrará energía y favorecerá aumentar la autonomía del coche eléctrico.

No utilizar el coche eléctrico como batería auxiliar

Los coches de nuevo cuño incorporan soluciones para la recarga de dispositivos electrónicos de menor volumen y capacidad. De hecho, es uno de los alicientes entre los equipamientos más avanzados disponer de ellos. Pero en un coche eléctrico, invertir la electricidad en algo que no sea en circular o en los sistemas del propio automóvil supondrá reducir la autonomía del coche eléctrico.

Salvo que sea de obligatoria necesidad, no es recomendable cargar el teléfono móvil, conectar dispositivos como ordenadores portátiles o tabletas o cualquier otro electrodoméstico o utensilio que “robe” electricidad al coche.

Suscríbete al Newsletter Editorial de carwow introduciendo tu email a continuación para recibir actualizaciones con nuestros últimos vídeos, opiniones, noticias y publicaciones de blog.

Podrás darte de baja de estos emails cuando quieras. Una vez te suscribas, estás consintiendo los Términos y Condiciones así como accediendo a nuestra Política de Privacidad.