Plan Moves III Ofertas e información del Plan Moves III para comprar tu coche nuevo

Comparativa: Mazda CX-30 vs Mazda CX-5 vs Mazda Mazda3

Hay constructores que se ciñen a una imagen, a una línea de diseño que marcan el aspecto de todos sus modelos. En la fotografía que encabeza esta comparativa con el Mazda CX-30, Mazda CX-5 y el Mazda Mazda3 queda a las claras que estos tres coches muestran algo más que unos rasgos comunes pero ¿solo en cuanto a su apariencia?

Dimensiones exteriores

Estos tres automóviles se presentan como vehículos con unas dimensiones de entre poco casi 4,4 y los más de 4,5 metros de largo.

Partiendo de esta referencia, el nuevo CX-30 mide 4.395 mm de largo, 1.795 mm de ancho y 1.540 de alto con una batalla de 2.655 mm. El CX-5 fija el largo en 4.550 mm, ancho 1.840, alto 1.675 con una distancia entre ejes de 2.700 mm en mientras que el Mazda3 mide 4.460 mm de largo, 1.795 mm de ancho y 1.435 de alto con una batalla de 2.725 mm.

Configura tu coche

Medidas interiores y habitabilidad

Estos coches se venden homologados para dar cabida a un máximo de 5 ocupantes con una acceso al habitáculo a partir de sus también 5 puertas.

Configura tu Mazda CX-30

A partir de la retórica y épica japonesa, la filosofía Jinba Ittai marca fuertemente los productos de Mazda. Una poesía que enlaza los tiempos medievales de un país cuya máxima es siempre el honor. A partir de aquí, las líneas maestras del diseño Kodo hacen el resto para con, sobre todo, el interior de los actuales modelos del catálogo de Mazda.

Mazda3

Ese nexo común hace que, aunque adaptado a su arquitectura, el lenguaje utilizado en las cabinas, tanto del CX-30, CX-5 y del Mazda3 compartan y transmitan un paquete de sensaciones común. Ante todo, el del detallismo que ha sido aplicado a cualquier elemento dispuesto en su interior.

Luego, como indicábamos, a partir de las dimensiones exteriores y, sobre todo, de la distancia entre ejes, sobre todo en el CX-5 y en el Mazda3, el espacio que se dispone es generoso y relajante. El uso de materiales de calidad junto con el esmero en su diseño e instalación, hacen que viajar en estos coches sea una delicia.

Quizás la configuración que de la que peor podría salir uno de estos coches es cuando la banqueta trasera de un Mazda3 quedara ocupada por 3 adultos y, dada la caída del techo, las cabezas de los mismos quedarían más próximas a la cúpula.

Mazda3

Igualmente, la posición de conducción más altiva resulta la del empoderado CX-5, un SUV de poderosa presencia que, desde el interior y desde las posiciones delanteras, parecen querer dominar la vista que tienen ante sí.

Por su parte, además del lujoso interior del Mazda3, su posición de conducción, junto con el dinamismo que imprime la suma del chasis y del motor, hacen de su conducción, por posición desde tal rol, y su comportamiento, el más deportivo de los tres sin que este coche llegue aspirar a serlo.

Configura tu Mazda CX-5

Maletero

El maletero de mayor capacidad de esta comparativa entre modelos de Mazda es el del CX-5 que, con 477 litros, un volumen no demasiado elevado pero que aprovecha la buena disposición de su espacio, da cabida a varios bultos de considerable tamaño como podría ser una maleta de grandes dimensiones o dos de tamaño intermedio.

El CX-30, con una capacidad de carga de 430 litros, igualmente resulta práctico a pesar de reducir su espacio mientras que el maletero del Mazda3, que cubica 358, igualmente es útil para transportar varios bultos de volumen intermedio.

Maletero CX-30

Configura tu Mazda Mazda3

Motores

En cuanto a las versiones disponibles, los propulsores que pueden animar a cada modelo son los siguen:

Mazda CX-30

  • Gasolina 2.0 Skyactiv-G de 116 CV Etiqueta ECO
  • Gasolina 2.0 Skyactiv-X de 180 CV Etiqueta ECO
  • Gasolina 2.0 e-Skyactiv-X de 186 CV Etiqueta ECO
  • Diésel 1.8 Skyactiv-D de 122 CV Etiqueta C

Mazda CX-5

  • Gasolina 2.0 Skyactiv-G de 165 CV Etiqueta C
  • Gasolina 2.5 Skyactiv-G de 194 CV Etiqueta C
  • Diésel 2.2 Skyactiv-D de 150 CV Etiqueta C

Mazda Mazda3

  • Gasolina 2.0 Skyactiv-G de 122 CV Etiqueta ECO
  • Gasolina 2.0 e-Skyactiv-X de 186 CV Etiqueta ECO
  • Diésel 1.8 Skyactiv-D de 116 CV Etiqueta C

Consumos

En cuanto al gasto en carburante, el Mazda CX-30 con el motor diésel de 116 CV es el más comedido de todos los propulsores de este modelo: 5,1 litros de gasóleo consumido cada 100 kilómetros recorridos, mientras que entre los propulsores de gasolina, el de menor consumo es el de 186 CV con 5,7 L/100 km.

El Mazda CX-5 que equipa el motor diésel de 150 CV es el más moderado de su modelo con un consumo medio de 5,6 L/100 km. El motor de gasolina más ahorrador es el de 165 CV con 6,7 litros consumidos por cada centenar de kilómetros circulados.

El Mazda Mazda3 de motor diésel requiere 5 L/100 km. El motor de gasolina que menos consume es el de 186 CV con 5,2 L/100 km.

Precios

Según los precios que presentamos, puedes configurar tu Mazda CX-30 desde 28.476 euros y disfrutar de un ahorro medio de 4.226 euros. Es posible configurar tu Mazda CX-5 desde 29.700 €, con una media de ahorro de 5.125 euros gracias a utilizar el configurador de carwow, y también hacer lo propio al configurar tu Mazda Mazda3 desde 25.145€, con una media de ahorro de casi 4.000 euros.

Conclusión

Como indicábamos al inicio, se trata de tres automóviles que parten desde un punto común, tres conceptos, en sí mismos, muy diferentes pero inexorablemente unidos por la filosofía de marca. Esto hace que decidir entre el Mazda3, CX-30 o el CX-5 pueda ser un acto pasional.

En cuanto al capítulo mecánico, la oferta y variedad de motores del CX-5, que luce en exclusiva, independientemente del motor, etiqueta C, mientras que el CX-30 y el Mazda3 suman la ECO, deja en una posición comprometida a quienes quieran un SUV de Mazda con el distintivo azul y verde. En ese caso, deberían optar por el CX-30, un vehículo que no es sino un cruce sobre un todocamino y un compacto.

Y si de coches compactos se trata, no cabe duda de que el Mazda3 es uno de los mejores del momento, su equilibrio entre calidad y precio junto con su disfrute durante la conducción es difícilmente alcanzable, ni dentro ni fuera de la marca.

Sea como fuere, la elección entre cualquiera de estos tres Mazda, incluso a partir del precio, puede ser totalmente emocional, lejos de encontrar razones objetivas como pudiera ser el precio final o el etiquetado, la estética o la funcionalidad pudieran decantar la balanza para un comprador más afín a un modelo que a los otros dos.

Suscríbete al Newsletter Editorial de carwow introduciendo tu email a continuación para recibir actualizaciones con nuestros últimos vídeos, opiniones, noticias y publicaciones de blog.

Podrás darte de baja de estos emails cuando quieras. Una vez te suscribas, estás consintiendo los Términos y Condiciones así como accediendo a nuestra Política de Privacidad.