¿Quieres vender tu coche? Mejor precio garantizado

Comparativa entre el Peugeot 5008 y el Citroën C5 Aircross

21 de diciembre de 2022 de

El mercado SUV sigue creciendo, sobre todo en los segmentos inferiores. Los Peugeot 5008 y Citroën C5 Aircross se sitúan como dos de los modelos más vendidos dentro de su categoría. Con un origen típicamente francés, cada uno de ellos apuesta por ofrecer un punto de vista diferente. Durante esta comparativa vamos a sacarte de dudas sobre cuál es la compra más recomendable.

Precios

Lo primero y más importante es el tema del precio. Aunque Peugeot y Citroën son marcas generalistas con precios populares y asequibles a todos los públicos. En este enfrentamiento en particular el C5 Aircross gana en el apartado del coste con una factura mínima de 25.987 euros si lo configuras a través de carwow. El Peugeot 5008 es ligeramente más caro con un precio de salida de 32.942 euros. Estos precios son cerrados e inferiores a los de tarifa oficial porque tienen aplicados los descuentos reales de concesionario, y están basados en resultados actuales ofrecidos a clientes de nuestra plataforma, sin compromiso. A través de carwow puedes recibir ofertas en tu correo electrónico directamente de concesionarios cercanos a tu domicilio, concertar una cita con un comercial y agendar una fecha de prueba o cerrar la compra del modelo que te guste.

Peugeot 5008 desde 32.942 €     Citroën C5 Aicross esde 25.987 € 

Dimensiones exteriores

La diferencia se debe principalmente a que el 5008 se ubica en una categoría superior por tamaño. Mientras que el C5 Aircross es considerado como un C-SUV, el Peugeot se adentra en el segmento superior, el D-SUV. La diferencia principal se debe a una distancia entre ejes mayor y a un voladizo trasero de mayores proporciones.

Citroën C5 Aircross Peugeot 5008
Largo 4,5 metros 4,64 metros
Ancho 1,84 metros 1,84 metros
Alto 1.65 metros 1,65 metros
Distancia entre ejes 2,73 metros 2,84 metros
Peso 1.490 kilogramos 1.504 kilogramos

Medidas interiores y habitabilidad

Como puedes imaginar, el mayor tamaño del Peugeot 5008 le da una clara ventaja a la hora de hablar del espacio interior. Con una capacidad máxima para siete pasajeros, las dos plazas adicionales se consiguen gracias a dos asientos ocultos bajo el suelo del maletero. Asientos pensados principalmente para niños por su difícil acceso y su poco espacio. Por su parte, el Citroën C5 Aircross ofrece un máximo de cinco plazas en dos filas de asientos. En ambos casos los ocupantes posteriores disfrutan de mucho espacio para las piernas y para la cabeza. También cuentan con hasta tres fijaciones ISOFIX para los sistemas de retención infantiles.

Equipamiento

A la hora de hablar de tecnología hay que tener en cuenta que el C5 Aircross ha recibido una profunda actualización recientemente, lo que le permite ofrecer sistemas más avanzados. Sin embargo, el 5008 no se queda atrás gracias a una oferta de equipamiento muy completa repartida en tres niveles de acabado: Active Pack, Allure Pack y GT. En la lista de elementos podemos destacar algunos tan interesantes como: faros Full LED, tapicería de cuero Nappa, cámara de visión nocturna, asientos delanteros con masaje, instrumentación digital, sistema multimedia con panel táctil de 10 pulgadas y numerosos asistentes a la conducción.

El Citroën C5 Aircross se ofrece en cuatro niveles de equipamiento, lo que permite al cliente una mayor personalización del coche: Shine Pack, C Series, Feel Pack y Feel son los acabados disponibles. El equipamiento base es bueno, aunque se queda corto en algunos aspectos. Dentro de la larga lista de elementos sí que merece la pena destacar algunos como: faros de LED, acceso y arranque sin llave, portón eléctrico, climatizador automático, instrumentación digital con pantalla de 12 pulgadas, sistema multimedia con pantalla táctil de 10 pulgadas, navegador, conectividad inalámbrica para dispositivos móviles y un completo equipo de ayudas a la conducción y asistentes de seguridad.

Maletero

Con un enfoque claramente familiar, ambos modelos ofrecen maleteros de grandes proporciones, aunque una vez más el 5008 saca pecho por su mayor tamaño. El maletero del Peugeot 5008 anuncia un volumen mínimo de 780 litros, ampliables a 1.940 litros si abatimos por completo la segunda fila de asientos. Con las dos plazas adicionales desplegadas el baúl se anula casi por completo. El maletero del Citroën C5 Aircross es sensiblemente más pequeño, ofreciendo un volumen mínimo de 580 litros. La ventaja es que cuenta con una segunda fila de asientos con ajuste longitudinal que permite ampliar la capacidad de carga en función de las necesidades. El volumen máximo es de 1.630 litros y una vez más se consigue al abatir por completo la segunda fila de asientos.

Motores y prestaciones

El Peugeot 5008 lleva más años en el mercado y eso se nota no sólo en la oferta de equipamiento, también en la gama mecánica. El mercado demanda soluciones de bajo impacto ambiental, y el gran SUV de Peugeot no es capaz de ofrecerlas. La gama se apoya en versiones térmicas con motores diésel de cuatro cilindros y bloques tricilíndricos de gasolina. Con una potencia de 130 caballos, toda la gama homologa la etiqueta C de la DGT, ya que no hay rastro alguno de electrificación.

Por su parte, el Citroën C5 Aircross ofrece una gama más completa: diésel, gasolina e híbridos enchufables. La potencia varía entre los 130 y los 225 caballos. Los híbridos enchufables consiguen homologar hasta 64 kilómetros de autonomía eléctrica. Gracias a ello obtienen la etiqueta CERO de la DGT, lo que resulta especialmente ventajoso para una movilidad urbana. Al igual que en el 5008, la oferta incluye cajas de cambio manuales de seis velocidades o automáticas de ocho marchas. Ninguno de los dos modelos ofrece tracción total, pero sí sistemas electrónicos de gestión del par.

Consumos

En este apartado no se puede decir que haya un claro ganador porque ambos destacan por sus buenos datos de consumo. La ventaja parcial se la lleva el C5 Aircross gracias a sus versiones híbridas enchufables, aunque hay que tener en cuenta que los datos de consumo pueden variar mucho en función del nivel de carga de la batería. Los diésel también ofrecen un excelente registro, pudiendo mostrar medias en torno a los 5,6 litros a los 100 kilómetros. El 5008 ofrece consumos muy ajustados si tenemos en cuenta su tamaño. Las versiones diésel son las más recomendables ya que logran cifras de gasto medio en torno a los 6 litros por cada 100 kilómetros recorridos.

Conclusión, ¿cuál me compro?

Pues como no hay un ganador claro podemos decir que no hay decisión mala en esta comparativa. El Peugeot 5008 es la compra más recomendada si necesitas un SUV con mucho maletero o con dos plazas adicionales. Recuerda que esas plazas extra son principalmente para niños o adultos en recorridos cortos. El Citroën C5 Aircross es una compra más equilibrada. Su menor tamaño le permite ser más práctico en el día a día sin perder mucha capacidad de carga. El precio también juega a su favor, al igual que una oferta mecánica que incluye opciones electrificadas.