Comparativa SUV híbridos ECO: Toyota RAV4 vs Ford Kuga Híbrido

El segmento de los SUV-C recibe un nuevo competidor híbrido autorrecargable, el Ford Kuga HEV. Por eso hoy le enfrentamos con la auténtica referencia de la categoría, el Toyota RAV4. Dos modelos con etiqueta ECO y clara vocación familiar pero que son muy distintos a nivel técnico.

El principal factor que nos hace enfrentar a estos dos modelos es sin duda su sistema híbrido autorrecargable, que además de ofrecer unos consumos más bajos permiten que los dos modelos obtengan la etiqueta ECO de la DGT con las ventajas fiscales y de circulación que ello supone.

Las diferencias empiezan por las versiones disponibles de ambos modelos, ya que mientras el Toyota RAV4 se comercializa exclusivamente como coche híbrido, el Ford Kuga ofrece una extensa gama con motorizaciones diésel y gasolina puras, con microhibridación e incluso híbridas enchufables.

Precio

Hoy nos centramos únicamente en las variantes híbridas autorrecargables del Ford Kuga, que tienen un precio de partida de 33.900 euros para la versión Titanium FHEV (Full Hybrid Electric Vehicle).

El Toyota RAV4 tiene un precio algo más elevado para su versión de acceso, denominada 220H Business, que parte desde los 35.050 euros con un equipamiento de serie algo más discreto. Este apartado por tanto, lo gana el recién llegado Ford Kuga Híbrido.

Te recomendamos que entres a nuestro configurador para ver qué precio te ofrecen nuestros concesionarios para ambos modelos. El ahorro medio en el Toyota RAV4 está en los 5.756 euros mientras que el del Ford Kuga Híbrido es de 4.946 euros.

Ir al configurador

Sistema híbrido

La configuración mecánica del Toyota RAV4 es bastante conocida. Se ofrece un motor de gasolina de ciclo Atkinson que se combina con otro propulsor eléctrico y entre ambos ofrecen una potencia combinada de 218CV. Opcionalmente se puede optar por un segundo motor para el eje trasero de escasa potencia, lo que convierte al RAV4 en un 4×4.

El Ford Kuga híbrido parece calcar el esquema con un motor gasolina de 2,5 litros que también funciona bajo el ciclo Atkinson para optimizar su consumo. También se asocia a un motor eléctrico, pero este está alimentado por una batería de iones de litio y no de níquel como en el Toyota RAV4. La potencia combinada es de 190 CV.

Sobre el papel el Toyota RAV4 consume menos, ya que sus emisiones de CO2 por kilómetro son de 102 gramos por los 118 del Ford Kuga Híbrido. Por tanto es posible afirmar que el Toyota RAV4 consumirá algo menos, aunque ambos deben ofrecer medias de consumo alrededor de los 5 o 6 litros cada 100 kilómetros.

Ambos pueden poca distancia en modo 100% eléctrico, ya que sus baterías no son de una gran capacidad y están diseñadas para conseguir mantener un nivel de carga constante gracias a la recuperación de energía en las frenadas y apoyar así al motor de combustión.

Dimensiones y capacidad interior

Nos encontramos ante dos coches notablemente grandes, 4,6 metros de longitud para el Toyota RAV4 y 4,61 m para el Ford Kuga. Esto son unos 30 centímetros extra en comparación con un Seat Ateca, por ejemplo.

El Toyota RAV4 consigue sin embargo ofrecer un mejor maletero con un cubicaje de 580 litros. El Ford Kuga híbrido se conforma con 411 litros, una cifra algo escasa para este segmento. Esto se debe a la colocación de las baterías bajo el piso del maletero, lo que le resta bastante capacidad.

En el habitáculo nos encontramos con dos coches amplios y correctos tanto en las plazas delanteras y traseras. El sistema de infoenrtetenimiento del Toyota RAV4 es quizás algo más básico, pero ahora también es compatible con Android Auto y Apple CarPlay lo que reduce las distancias notablemente.

Ir al configurador