¿Dónde y cómo se recargan los coches eléctricos?

Así se recargan los eléctricos

El sector del automóvil está viviendo una de las trasformaciones más importantes y rápidas de la industria de los últimos años. Desde que la Unión Europea aprobara la norma que obliga a una media de emisiones de 95 gramos de CO2 en 2020, el sector está en plena transformación.

Una lucha para revertir el cambio climático en la que los coches eléctricos juegan un papel clave. Sin embargo, al ser una tecnología completamente nueva -hablamos de los coches que son propulsados únicamente por motores eléctricos y se recargan a través de la red eléctrica- es necesario un esfuerzo adicional por parte del usuario para comprender cómo funcionan estos nuevos vehículos.

Por este motivo desde carwow queremos realizar una labor divulgativa para que podamos aclarar todas tus dudas en este sentido. Por ejemplo aquí puedes encontrar información sobre:

Qué es un coche eléctrico y cómo funciona
Cuántos coches eléctricos circulan por España
Qué coches eléctricos están a la venta en 2020
Qué ayudas tiene un coche eléctrico
Qué ventajas y desventajas tiene un coche eléctrico
Cuáles son los coches eléctricos más baratos
Qué eléctricos tienen más autonomía

Sin embargo, el principal problema de estos coches es que, a pesar de su autonomía, antes o después tendrás que conectarlo a la corriente. Así que, nuestro objetivo hoy es descubrirte el enigma que esta situación esconde, para ello, vamos a darte la respuesta a dónde y cómo se hace.

Puntos de carga públicos y privados

Uno de los aspectos que hay que tener claro en un coche eléctrico es que necesita recargarse a la red para que funcione. Es decir, un coche eléctrico no genera por sí mismo la electricidad sino que la toma del exterior, la almacena y luego la utiliza. Por ello, sin un usuario no tiene posibilidad de cargar el coche, es mejor que no opte por un eléctrico. Esto es importante porque es necesario tener un cargador o bien en casa o bien en el trabajo. Utilizar un cargador público no es tan aconsejable, ya que suele tener un precio más elevado.

En cuanto al número de cargadores en España, según los últimos datos publicados por ACEA (la asociación europea de constructores) existen en España cerca de 5.209 puntos de recarga, una cifra algo alejada del total de puntos de recarga de Europa: 143.589. Como decimos, no obstante, estos cargadores públicos están pensados para circunstancias algo excepcionales, no para el día a día, puesto que el precio del kilovatio es elevado. Recordamos en este sentido que la ventaja de la carga del coche eléctrico es principalmente por la noche, en horas valle donde no hay demanda de electricidad.

Hablamos de cargadores situados en las vías de comunicación interurbanas, carreteras fuera de ciudad con mucho tráfico, la tendencia es concentrarse en áreas denominadas “hubs de recarga”, lugares donde se agrupan varios dispositivos. En este sentido, son varias las empresas que están llevando a cabo proyectos: Iberdrola, Repsol, Endesa…

También existe la posibilidad de realizar cargas en sitios como centros comerciales, donde algunos de ellos cuentan con una serie de plazas de aparcamiento, posiblemente pintadas de color verde, en las que hay unos aparatos con luces de colores y una serie de cables enrollados.

Estas plazas son también puntos de recarga públicos y, normalmente, son gratuitos durante un límite de tiempo. En el entorno público también podemos encontrarnos puntos de carga en aparcamientos públicos, hoteles o en la misma calle.

Cómo se carga el coche eléctrico

Ahora que ya sabes dónde pueden estar los puntos de recarga, solo te falta saber cómo se carga un coche eléctrico.

Pues bien, lo más útil sería cargar el coche en nuestro garaje, para ello necesitamos realizar una instalación eléctrica, esto incluye la instalación de una toma de tipo wallbox, que es un aparato específico para cargar el coche, ya que utilizar un enchufe convencional no es lo más adecuado, ni lo más rápido.

El precio del wallbox suele rondar los 500 euros, sin tener en cuenta la instalación, que puede rondar una cifra similar. Aquí debemos decidir si queremos elegir una empresa nosotros o instalarlo con la compañía que nos facilite el concesionario.

Una vez hemos decidido con quién, debemos avisar a la comunidad de vecinos, si la tenemos. Un escrito al presidente y al administrador bastará, ya que no podrá oponerse en ningún momento.

Independientemente de esto, el momento escogido para cargarlo es durante la noche, ya que son las horas con menor demanda de energía y el precio de la recarga es menor. Aunque existen otras muchas opciones y oferta en el mercado.

Ya casi sabemos cómo se carga un coche eléctrico, pero no te vayas, hemos dejado la parte más entretenida para el final.

Qué tipos de recarga y cargadores existen

Todo esto dependerá de las características del vehículo. A raíz de ello decidiremos la potencia del punto de recarga y el tipo de conectar. Así como si queremos un punto en propiedad o alquiler.

A la hora de decidir entre las opciones de instalación, una posibilidad es aprovechar el contador particular de la vivienda, pero primero habrá que comprobar si la potencia que tenemos contratada es suficiente para proporcionar la energía a nuestro vehículo.

La potencia inicial para un coche eléctrico -2,3 kW- suele ser muy baja para recargar un vehículo de estas características. De esta manera, un compacto eléctrico de tamaño medio nos puede llevar cerca de 16 horas cargarlo, una cantidad de tiempo demasiado elevada. Esta potencia suele darse con una toma doméstica.

En el caso de que se opte por una toma de tipo wallbox la potencia de carga puede subir hasta los 9,2 kW, si bien habrá que comprobar por medio de especialistas si nuestra instalación puede con esta potencia. Y no solo eso sino también si rentabilizaremos esa capacidad energética, ya que el recibo de la luz puede ser mucho más elevado.

Otra de las opciones es optar por instalar un nuevo contador para el punto de recarga desde el cuadro general de contador. Eso sí, esto implica un alta de nuevo suministro con la distribuidora.

Por último, también podríamos aprovechar el contador de los servicios del aparcamiento comunitario para el suministro eléctrico

Al igual que ocurre con los Smartphone, también existen diferentes tipos de conectores en el vehículo y en la infraestructura. Los más extendidos son el Mennekes y Yazaki para carga básica, y el CCS combo y Chademo para carga rápida.

El Mennekes es el conector estándar en Europa, mientras que el Ykazi es más habitual en Japón. Y entre los de carga rápido, el CCS Combo es el estándar europeo para carga rápida y el Chademo, está más implantado en Asia y EE.UU.

Las ventajas en España

Aunque cargar el coche fuera de nuestro garaje en España todavía es una aventura, cada vez existen más puntos de carga públicos, como te decíamos, aquellos que se encuentran en centros comerciales, hoteles, aparcamientos públicos…

Además, muchas de las empresas en las que trabajamos están cada vez más dispuestas a contribuir en la instalación puntos de recarga en sus plazas de garaje y apoyar así la lucha contra el cambio climático, a la vez que reducen sus externalidades.

Por estos motivos, y ahora que ya sabemos dónde y cómo podemos recargar el coche eléctrico, este tipo de vehículos puede ser una buena apuesta de futuro. Sobre todo porque cuentan con bastantes ventajas frente a los de combustión.

Por ejemplo, están exentos del pago del impuesto de matriculación y en muchos ayuntamientos se benefician de un descuento en el impuesto de circulación, no están afectados por las restricciones de circulación y, algunas ITV, ofrecen tarifas más económicas. Además, en las grandes ciudades también pueden aparcar de manera gratuita en la calle y circular por el carril Bus-VAO.

En España, la venta de estos vehículos cada vez es mayor, pero los dos modelos más vendidos son, actualmente: el Renault Zoe, que cuenta con 300 kilómetros de autonomía y una capacidad de 41 kilovatios hora, y el Nissan Leaf, que cuenta con 285 kilómetros de autonomía y una capacidad de 40 kilovatios hora.

Peugeot e-2008

Una nueva forma de vivir un coche eléctrico
8/10
36.600 € - 42.850 €
PVP
Leer opinión Comparar ofertas

Renault ZOE

El coche eléctrico perfecto para la ciudad
8/10
25.800 € - 35.700 €
PVP
Leer opinión Comparar ofertas

Peugeot e-208

La versión totalmente eléctrica del clásico modelo 208
9/10
32.100 € - 37.400 €
PVP
Leer opinión Comparar ofertas