Días carwow: Especial verano Coches en oferta y con entrega inmediata hasta el 30 de junio

Mantenimiento Ford Mustang Mach-E

El Ford Mustang Mach-E es un SUV 100% eléctrico con un diseño estilizado y claramente con un toque deportivo. Debido a la larga historia que Ford tiene detrás de su Mustang, la marca norteamericana ha querido apostar por este estilo de coche y propulsión, con el objetivo de conseguir un deportivo eléctrico. Para ello, está disponible en tres versiones diferentes. La primera con un motor de 269 CV, batería de 68 kWh y 440 km de autonomía. La segunda con un motor de 294 CV, batería de 88 kWh y autonomía de 610 km. Esta versión es la que ofrece el mayor rango de autonomía y es un récord del sector de los SUVs eléctricos. Por último, la más prestacional, es la de 351 CV con la misma batería de 88 kWh y una autonomía de 540 km.

Configura aquí tu Ford Mustang Mach-E

Coste de mantenimiento reducidos

Gracias a que incorporan menos piezas móviles y una batería de Ford con garantía de 8 años, los modelos eléctricos de Ford y más en concreto este Mustang Mach-E, permiten a sus propietarios ahorrar más de un 50% en mantenimiento en 5 años / 100.000 km en comparación con los modelos de combustión tanto de gasolina como de diésel.

Las menores emisiones, el menor gasto de combustible/electricidad o las ventajas de aparcamiento en grandes ciudades son algunas de las principales virtudes de un coche eléctrico frente a uno de combustión. Ford, en su web oficial, nos enseña claramente la diferencia de costes entre modelos y el ahorro de un eléctrico. Pero es que, además a nivel mecánico, son coches más baratos de mantener porque tienen muchos menos elementos sometidos a desgaste y, en general, muchas menos piezas. No tiene correa de distribución, bujías o filtros de aire, elementos que tantos euros nos cuestan en modelos con varios años de vida y bastantes kilómetros encima.

Menor desgaste de frenos y neumáticos

Otros dos aspectos importantes a la hora de hablar del mantenimiento de un coche eléctrico son los neumáticos y los frenos. Los frenos y neumáticos tienen un desgaste mucho menor en un vehículo eléctrico debido a que la conducción, en principio, es mucho más suave y lineal que la de uno de gasolina o diésel. La frenada regenerativa del coche eléctrico ayuda a que los frenos tengan más vida útil y por tanto tardemos más en tener que cambiarlos.

Configura aquí tu Ford Mustang Mach-E

A modo de advertencia, hay que destacar lo altamente peligroso que es tocar cualquier componente eléctrico del coche. El sistema trabaja con un voltaje muy alto y se puede sufrir una descarga. Por tanto, es importante que solo personal cualificado haga el mantenimiento requerido.

Suscríbete al Newsletter Editorial de carwow introduciendo tu email a continuación para recibir actualizaciones con nuestros últimos vídeos, opiniones, noticias y publicaciones de blog.

Podrás darte de baja de estos emails cuando quieras. Una vez te suscribas, estás consintiendo los Términos y Condiciones así como accediendo a nuestra Política de Privacidad.