Plan Moves III Revisa las ofertas y toda la información del Plan Moves III para la compra de tu coche nuevo

Los mejores coches con sonido más deportivo

Por inercia, se suele asociar a una carrocería deportiva una mecánica potente y, por ello, una producción sonora excitante. Deportivos o no, hay coches cuyo motor y sistema de gases genera una melodía que emociona a los más aférrimos y puede llegar a molestar, todo sea dicho de paso, a los detractores de los motores térmicos.

A pesar de que el mercado, tanto el de los vehículos más mundanos pero, sobre todo, el de los deportivos y superdeportivos, muestra un porfolio cuya potencia parece superar en potencia a cada generación o modelo, no todos ellos logran emocionar por igual.

Configura tu coche

Incluso, la adopción de medidas contra la contaminación ha llegado a proponer soluciones para luchar contra la contaminación acústica y, algunos deportivos, cuentan con un sistema que restringe los decibelios, según por donde se circule, o da rienda suelta a su banda sonora, por ejemplo, cuando se participa en un evento cerrado como puede ser un día de tandas.

Abarth 595

El hermano gamberro del coqueto Fiat 500, aquel que toma el apellido del ilustre preparador Carlo Abarth como marca, propone en su catalogo un único modelo, el 595, del cual existen cerca de hasta 20 variantes diferentes con un mismo nexo común: en cualquiera de sus configuraciones el Abarth 595 es el coche coche pequeño deportivo con mejor sonido del mercado. Incluso con el escape de serie, ya que, si se opta por equipar el que el especialista Akrapovic ofrece como opcional, entonces el sonido de este coche resulta aún más excitante.

Hyundai i30 N

El Hyundai i30 N no será uno de los más potentes ni de los más rápidos pero, entre los coches compactos deportivos del momento, es el que mejor suena. Cuando se libera de las ataduras que las restricciones ambientales invitan a reducir, el sonido del motor 2.0 T-GDI pone de manifiesto que el desarrollo del mismo por parte del departamento N de Hyundai es por y para justificar que el entorno natural donde este coches ha crecido y para el que ha nacido es el circuito del que toma nombre y denominación: Nürburgring.

Ford Mustang

Anunciado el cese de la venta de los Ford Mustang en cualquiera de sus configuraciones que no sea la que porta el brutal motor de 5.0 litros en configuración V8, ahora solo queda rendirse a los pies de cualquiera de estos caballos de poderío desbocado y cuyo relincho lleva a provocar congoja. Su reminiscencia de muscle car americano se demuestra cuando, al hundir el pie derecho, tanto en vacío como en movimiento, el motor quema gasolina y el escape hace sonar un estruendoso y delicioso sonido mecánico solamente disponible en coches al más puro estilo “Made in USA”.

Audi R8

Tanto en su versión coupé como Spyder, incluso, sin recurrir al Audi R8 Performance, las configuraciones más básicas del más deportivo de los Audi disponibles a la venta, suena de maravilla. Su motor V10 ejecuta una sinfonía bronca, abrupta, intimidatoria, sobre todo, cuando las marchas decaen. En ascenso, el motor se vuelve estridente pero inmensamente excitante que solo puede pedirse no dejar de ejercer presión sobre el acelerador y que el coche siga consumiendo esa gasolina que es fuente de melodía mecánica.

Jaguar F-Type

Si bien es cierto que el Jaguar F-Type con el motor V6 es un excelente y cómodo deportivo para el día a día, las versiones que equipan el propulsor V8 son otro cantar, literalmente. Mientras que el ronroneo del 6 cilindros en V puede llegar a ser agudo y un tanto incisivo, en contrapunto, el tosco ascenso de vueltas del también propulsor cuyos 8 cilindros se colocan en disposición de V produce un sonido rudo, cavernoso y sumamente emocionante.

Mercedes-AMG GT

Las leyes anticontaminación han obligado a los fabricantes a olvidarse de enormes y poderosos motores atmosféricos por otros de menor volumen turboalimentados. Es el caso de AMG que, como división deportiva y de competición de Mercedes, tuvo que desistir en el uso de los brutales bloques 6.3 litros por los de 4. Este paso también ha hecho decaer en cierto modo la sonoridad de sus modelos aunque, algunos, como el Mercedes-AMG GT Black Series aún guardan ese estruendosa seña de identidad de la edición Black Series que mantiene la ilusión y provoca un chute de endorfinas a quienes reciben las vibraciones del sonido de su motor en pleno apogeo.

Suscríbete al Newsletter Editorial de carwow introduciendo tu email a continuación para recibir actualizaciones con nuestros últimos vídeos, opiniones, noticias y publicaciones de blog.

Podrás darte de baja de estos emails cuando quieras. Una vez te suscribas, estás consintiendo los Términos y Condiciones así como accediendo a nuestra Política de Privacidad.