Peugeot 2008 vs Opel Mokka, ¿qué diferencia a estos SUV?

El segmento de los SUV-B o SUV urbanos es uno de los más demandados actualmente. Por eso hoy comparamos dos de los últimos modelos en llegar a la categoría, el Peugeot 2008 y el Opel Mokka. Ambos comparten muchos elementos puesto que pertenecen al mismo grupo, PSA. Sin embargo, también hay diferencias que nos pueden ayudar a decantarnos por uno de los dos.

Mecánicamente son modelos muy similares ya que ambos comparten propulsores diésel y gasolina, aunque es cierto que el Peugeot ofrece una versión más potente tanto en diésel como en gasolina, algo que no ocurre en el modelo alemán. Probablemente se deba a los intereses del grupo de colocar a la marca francesa en una posición algo más destacada.

Lo mismo ocurre con la versión eléctrica, ambos modelos la ofrecen bajo el nombre de Mokka-e y e-2008. En ambos casos la batería tiene una capacidad de 50 kWh y un motor de 136 CV de potencia. Sin embargo, el Opel Mokka-e se desmarca ligeramente ya que su autonomía es ligeramente superior con 320 kilómetros homologados por los 310 Km del Peugeot e-2008.

El motivo de esta diferencia es el tamaño ligeramente más pequeño del Opel Mokka, que alcanza los 4,15 metros de largo por los 4,30 m del Peugeot 2008. La altura en cambio es mayor en el Mokka, que supera por 10 centímetros el 1,55 m del Peugeot 2008.

Esto hace que lleguemos a la primera diferencia significativa entre nuestros dos modelos, ya que el Opel Mokka paga su menor tamaño con un maletero ligeramente menos capaz, que se conforma con 350 litros por los 434 l del Peugeot 2008. Para el modelo francés esta cifra supone una notable mejoría respecto a su predecesor, mientras que el Opel Mokka pierde unos poco significativos seis litros.

Estéticamente los dos modelos también difieren notablemente, no tenemos la sensación, como sí ocurre en otros modelos que comparten plataforma, de estar ante dos coches idénticos. Además de los grupos ópticos el resto del conjunto permite diferenciar claramente los dos modelos. En ambo casos se ofrecen pinturas bitono en los acabados más altos y las versiones eléctricas se diferencian por sus calandras frontales.

En el habitáculo encontramos de nuevo diferencias notables, creemos que este apartado es el que más peso puede tener a la hora de la decisión de compra entre el Peugeot 2008 y el Opel Mokka. Sin duda el modelo francés es más tecnológico, ya que ofrece una instrumentación digital con efectos tridimensionales y su característico ‘i-cockpit’ con un volante pequeño que queda por debajo de la instrumentación.

El Opel Mokka por su parte apuesta por una disposición más tradicional, aunque también puede contar con una completa instrumentación digital de 12 pulgadas. A diferencia del Peugeot cuenta con mandos físicos dedicados para la climatización, por lo que no es necesario pasar por la pantalla táctil para ajustar la temperatura, algo que nos parece realmente acertado además de seguro.

Por último llegamos al precio, donde el Opel Mokka de nuevo sale favorecido, aunque por muy poco. El modelo alemán arranca desde los 21.000 euros, mientras que el Peugeot 2008 sube ligeramente hasta los 21.600 euros. Sin embargo, en nuestro configurador podrás recibir ofertas con descuentos de 3.800 euros de media para todas las versiones.

Ir al configurador